¿Por qué los es­te­roi­des (an­ti­in­fla­ma­to­rios) ha­cen au­men­tar de pe­so?

Diario Libre (Republica Dominicana) - - Planeta - Pa­ra co­mu­ni­car­se con la Dra. Eri­ka Pé­rez La­ra, nu­trió­lo­ga clí­ni­ca, es­cri­ba a eri­ka­pe­rez­nu­tri­cion@gmail.com Ins­ta­gram: @dra.eri­ka­pe­rezl

Los cor­ti­coes­te­roi­des o cor­ti­coi­des (ej. cor­ti­so­na, de­xa­me­ta­so­na, hi­dro­cor­ti­so­na, bu­de­so­ni­da, etc.) son ver­sio­nes sintéticas de hor­mo­nas es­te­roi­deas (por eso co­mún­men­te se les lla­ma es­te­roi­des) uti­li­za­das prin­ci­pal­men­te pa­ra tra­tar con­di­cio­nes in­fla­ma­to­rias co­mo el lu­pus, as­ma, en­fer­me­da­des in­fla­ma­to­rias in­tes­ti­na­les (ej. en­fer­me­dad de Ch­ron), ar­tri­tis, al­te­ra­cio­nes der­ma­to­ló­gi­cas y mu­chas otras.

De­be­mos sa­ber que los cor­ti­coi­des tie­nen va­rias vías de ad­mi­nis­tra­ción (ej. tó­pi­ca, in­ha­la­da, na­sal, ocu­lar, in­tra­ar­ti­cu­lar, oral y en­do­ve­no­sa) ha­cien­do su uso ex­ten­si­vo en múl­ti­ples en­fer­me­da­des lo­ca­les y sis­té­mi­cas, con más de 40 mi­llo­nes de usua­rios en las es­ta­dís­ti­cas de Es­ta­dos Uni­dos (Sa­vas, 2017).

Den­tro de los prin­ci­pa­les efec­tos ad­ver­sos del uso de es­tos me­di­ca­men­tos es­tá el au­men­to de pe­so, que se­rá di­rec­ta­men­te pro­por­cio­nal a la do­sis y tiem­po de uso de los fár­ma­cos.

¿A qué se atri­bu­ye?

No po­de­mos es­ti­mar cuan­to pe­so ga­na­rá, pe­ro es sa­bi­do que los pa­cien­tes con so­bre­pe­so u obe­si­dad tie­nen ma­yor ta­sa de au­men­to.

De for­ma pun­tual se su­gie­re que los efec­tos en el pe­so son por:

• Au­men­to de ape­ti­to.

• Re­ten­ción de lí­qui­dos

• Cambios en el de­pó­si­to de gra­sa. Es por es­ta ra­zón que po­de­mos no­tar cambios en la ca­ra, cue­llo y ab­do­men, a pe­sar de man­te­ner el mis­mo pe­so, por la re­dis­tri­bu­ción de la gra­sa en el cuer­po. (Fields, 2019)

¿Qué po­de­mos ha­cer pa­ra con­tra­rres­tar es­tos efec­tos?

No con­ta­mos con una die­ta que blo­quee los efec­tos de es­tos me­di­ca­men­tos, pe­ro si te­ne­mos re­co­men­da­cio­nes que re­sul­tan de gran uti­li­dad:

• Pre­fie­ra ali­men­tos ri­cos en fibra, de di­ges­tión len­ta co­mo los ce­rea­les in­te­gra­les.

• Con­su­mo dia­rio de fru­tas y ver­du­ras, pues puede abun­dar en su con­su­mo y ‘lle­nar­se’ tan­to co­mo quie­ra, sin el efec­to de ex­ce­so de ca­lo­rías.

• In­clu­ya fuen­tes de pro­teí­na ani­mal o ve­ge­tal en ca­da co­mi­da (ej. que­sos, yo­gurt, pes­ca­dos, car­nes, le­gu­mi­no­sas).

• Man­tén­ga­se ac­ti­vo, pues rea­li­zar ejer­ci­cios con­tri­bu­ye a man­te­ner un gas­to de ener­gía y tie­ne efec­tos po­si­ti­vos en el es­ta­do de áni­mo

• In­gie­ra de 2 a 2.5 li­tros de agua al día pa­ra cu­brir sus re­que­ri­mien­tos de hi­dra­ta­ción.

Es im­por­tan­te re­sal­tar, que los efec­tos de au­men­to de pe­so van a des­apa­re­cer una vez se sus­pen­da el uso de los me­di­ca­men­tos, lo cual no de­be ocu­rrir de for­ma abrup­ta pues po­drían pro­du­cir­se efec­tos fa­ta­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.