Abo­li­ción cláu­su­la de re­ser­va y la agen­cia li­bre, ha­cia li­be­rar Lidom

Diario Libre (Republica Dominicana) - - Deportes Noticias Opinión Revista - Bien­ve­ni­do Ro­jas

SD. En el pró­xi­mo tor­neo de béisbol oto­ño invernal po­dría­mos tran­si­tar el ca­mino de la li­ber­tad de tra­ba­jo pa­ra los pe­lo­te­ros con la se­pul­tu­ra de la cláu­su­la de re­ser­va y el de­re­cho a la agen­cia li­bre, mé­to­dos es­cla­vis­tas que aún aho­gan la re­la­ción obre­ro-pa­tro­nal en el béisbol.

Si la Fe­de­ra­ción de Pe­lo­te­ros, ba­jo la pre­si­den­cia de Erick Al­mon­te lo­gra es­te im­por­tan­te pa­so, se vi­vi­rá una pri­ma­ve­ra de en­sue­ño y de res­pe­to, una épo­ca do­ra­da pa­ra es­te pa­sa­tiem­po.

Nel­son Li­riano y Joa­quín An­dú­jar fue­ron víc­ti­mas de la cláu­su­la de re­ser­va por el Es­co­gi­do y el Li­cey y un gran nú­me­ro de beis­bo­lis­tas que ha­rían bien lar­ga es­ta vio­la­ción al de­re­cho in­di­vi­dual.

¿Có­mo se vi­vió es­te pro­ce­so en las Gran­des Li­gas?

El 7 de oc­tu­bre de 1969, los Car­de­na­les de San Luis y los Fi­lis de Fi­la­del­fia acor­da­ron rea­li­zar un cam­bio que in­vo­lu­cra­ría a sie­te ju­ga­do­res, del equi­po de San Luis, Curt Flood y del equi­po de Fi­la­del­fia, Dick Allen eran las pie­dras an­gu­la­res de es­ta transac­ción.

Flood no acep­tó ser cam­bia­do a Fi­la­del­fia, él sen­tía que en esa ciu­dad no eran bien re­ci­bi­dos los ju­ga­do­res afro­ame­ri­ca­nos.

Lo más im­por­tan­te, él sen­tía que de­be­ría te­ner el de­re­cho a de­ci­dir en dón­de que­ría ju­gar béisbol. En un prin­ci­pio, Curt es­ta­ba pre­pa­ra­do pa­ra el re­ti­ro en lu­gar de acep­tar el cam­bio. Tiem­po des­pués, en lu­gar del re­ti­ro, de­ci­dió pe­lear.

El 24 de di­ciem­bre, Flood en­vió una car­ta al Co­mi­sio­na­do de las Gran­des Li­gas, Bo­wie Kuhn, de­li­nean­do su po­si­ción. “Des­pués de do­ce años en las Gran­des Li­gas,” es­cri­bió Flood, “No sien­to que soy una pie­za de pro­pie­dad pa­ra ser com­pra­da y ven­di­da sin con­si­de­rar mis de­seos. Creo que cual­quier sis­te­ma que pro­du­ce esos re­sul­ta­dos, vio­la mis de­re­chos bá­si­cos co­mo ciu­da­dano y es in­con­sis­ten­te con las le­yes de los Es­ta­dos Uni­dos y de los Es­ta­dos So­be­ra­nos.”

Curt Flood es­pe­ra­ba ju­gar en la tem­po­ra­da ve­ni­de­ra, pe­ro que­ría el de­re­cho de con­si­de­rar ofer­tas de otros equi­pos.

El he­cho de que los ju­ga­do­res sin­tie­ran que es­ta­ban sien­do tra­ta­dos co­mo una pro­pie­dad no era nue­vo y te­nía ya una lar­ga his­to­ria.

Ha­cien­do eco en los sentimient­os de un sin nú­me­ro de ju­ga­do­res en dé­ca­das pa­sa­das, Flood creía que la cláu­su­la de re­ser­va del béisbol, la cual efec­ti­va­men­te li­ga­ba a un ju­ga­dor a un equi­po a per­pe­tui­dad, era una vio­la­ción a los de­re­chos bá­si­cos del ju­ga­dor y le ne­ga­ba la opor­tu­ni­dad de con­tro­lar su pro­pia ca­rre­ra.

La res­pues­ta de Kuhn pa­ra Flood, rei­te­ra­ba lo que los Co­mi­sio­na­dos y los due­ños de equi­pos ha­bían es­ta­do di­cien­do por dé­ca­das: Pa­ra tér­mi­nos de su con­tra­to, los de­re­chos eran con­tro­la­dos por los equi­pos y por lo tan­to, él es­ta­ba obli­ga­do a ju­gar con los Fi­lis.

Flood re­cu­rrió a su abo­ga­do y des­pués a Mar­vin Mi­ller, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de la Aso­cia­ción de Ju­ga­do­res de Li­gas Ma­yo­res y les di­jo que que­ría de­man­dar al béisbol de Li­gas Ma­yo­res. No se­ría la pri­me­ra vez que el béisbol fue­ra lle­va­do a las Cor­tes so­bre es­te te­ma.

En 1922, la Su­pre­ma Cor­te de los Es­ta­dos Uni­dos, es­cu­chó un ca­so traí­do por la Li­ga Fe­de­ral desafian­do al mo­no­po­lio del béisbol de Li­gas Ma­yo­res. ●

Joa­quín An­dú­jar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.