¿Có­mo se­rá la vuel­ta a cla­ses pa­ra los ni­ños?

● El ma­yor re­to se­rá man­te­ner la dis­tan­cia de los com­pa­ñe­ros ● A al­gu­nos les cos­ta­rá readap­tar­se a los há­bi­tos an­te­rio­res

Diario Libre (Republica Dominicana) - - N A Planeta - Lau­ra Or­tiz

SD. Lue­go de que el Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción anun­cia­ra la reaper­tu­ra es­co­lar pa­ra el pró­xi­mo 24 de agos­to, más de uno ha em­pe­za­do a pre­gun­tar­se có­mo se­rá pa­ra los ni­ños el re­gre­so a las institucio­nes aca­dé­mi­cas des­pués de va­rios me­ses con­fi­na­dos. La reali­dad es que no hay una res­pues­ta acer­ta­da pa­ra des­pe­jar esa du­da, pues así co­mo ha­brá mu­chos ni­ños en­tu­sias­ma­dos con sa­lir de ca­sa y de­seo­sos de ver de nue­vo a sus maes­tros y com­pa­ñe­ros, tam­bién es­ta­rán los que ya se ha­yan acos­tum­bra­do a es­tar en ca­sa y les cues­te un po­co más vol­ver a los há­bi­tos an­te­rio­res.

Así lo con­ci­be el psi­có­lo­go clí­ni­co Cé­sar Fer­nán­dez, quien acla­ra que la ma­yo­ría de los ni­ños tien­de a adap­tar­se con bas­tan­te fa­ci­li­dad a los cam­bios. Y es pre­ci­sa­men­te esa ca­pa­ci­dad de adap­ta­ción lo que pue­de ha­cer el pro­ce­so de re­in­te­gra­ción mu­cho más fá­cil y lle­va­de­ro. “Si re­ci­ben las ins­truc­cio­nes ade­cua­das y se les ex­pli­ca con cla­ri­dad la nue­va for­ma de ma­ne­jar­se en la es­cue­la, es pro­ba­ble que se adap­ten con ra­pi­dez al sis­te­ma di­se­ña­do por la ins­ti­tu­ción pa­ra su re­gre­so”, di­ce.

El experto y co­fun­da­dor de Pra­xis Psi­co­lo­gía In­te­gral ase­ve­ra que orien­tar a los pe­que­ños so­bre las re­glas de la “nue­va nor­ma­li­dad” es un tra­ba­jo que les com­pe­te tan­to a los pa­dres co­mo a los maes­tros. “De­ben es­tar aten­tos pa­ra re­for­zar de ma­ne­ra po­si­ti­va a los ni­ños cuan­do cum­plan con di­chas re­glas, y pa­ra co­rre­gir­los des­de el amor cuan­do no las cum­plan”, di­ce. A eso aña­de que hay que te­ner pre­sen­te que es­to es un pro­ce­so de apren­di­za­je que re­quie­re tiem­po y mu­cha pa­cien­cia.

Pa­ra ha­cer de la hi­gie­ne una prác­ti­ca nor­mal en los es­pa­cios edu­ca­ti­vos, el pro­fe­sio­nal de la salud men­tal acon­se­ja ela­bo­rar un es­que­ma en el que se con­tem­plen mo­men­tos es­pe­cí­fi­cos pa­ra el aseo. Es­to por­que, se­gún ase­gu­ra, cuan­do se in­clu­ye en la agen­da un mo­men­to pa­ra de­sin­fec­tar las ma­nos a las mis­mas ho­ras to­dos los días, es más fá­cil que el ni­ño ter­mi­ne ha­cién­do­lo por há­bi­to o por­que es lo que to­ca en el ho­ra­rio es­ta­ble­ci­do. “Si el mo­men­to de de­sin­fec­ción de ma­nos se rea­li­za guia­do por un adul­to, es mu­cho más se­gu­ro que se se­gui­rá el pro­ce­so ade­cua­do. En es­te sen­ti­do, apos­ta­mos a la or­ga­ni­za­ción y dis­ci­pli­na, más que a la res­pon­sa­bi­li­dad in­di­vi­dual de ca­da ni­ño”.

Dis­tan­cia­mien­to

Uno de los ma­yo­res re­tos pa­ra los pe­que­ños tras el re­gre­so a cla­ses se­rá com­par­tir con sus com­pa­ñe­ros man­te­nien­do la dis­tan­cia su­ge­ri­da. Pa­ra ma­ne­jar­lo, Fer­nán­dez re­co­mien­da a

las institucio­nes que des­de aho­ra va­yan pen­san­do en actividade­s re­crea­ti­vas que les per­mi­tan in­ter­ac­tuar y man­te­ner la dis­tan­cia al mis­mo tiem­po. “No po­de­mos te­ner a los ni­ños ais­la­dos, ya que es­to es con­tra­pro­du­cen­te pa­ra su desa­rro­llo in­te­gral, pe­ro po­de­mos en­con­trar nue­vas for­mas pa­ra que in­ter­ac­túen res­pe­tan­do cier­ta dis­tan­cia so­cial”, acla­ra el es­pe­cia­lis­ta.

El mis­mo agre­ga que aho­ra más que nun­ca se ne­ce­si­ta­rá del apo­yo de los psi­có­lo­gos es­co­la­res co­mo guias pa­ra ela­bo­rar un es­que­ma que per­mi­ta cum­plir con las me­di­das opor­tu­nas de pre­ven­ción sin que­bran­tar el de­re­cho que tie­nen los ni­ños de jue­gar y com­par­tir.

Cons­cien­te de que el re­gre­so a cla­ses pro­vo­ca­rá an­sie­dad en mu­chos pa­dres, el psi­có­lo­go ex­hor­ta apro­ve­char el tiem­po res­tan­te an­tes de que se ini­cie el año es­co­lar pa­ra con­ver­sar con sus hi­jos so­bre la im­por­tan­cia de cui­dar­se, ha­cién­do­les en­ten­der que pue­den te­ner con­trol de es­ta si­tua­ción y que pue­den con­tri­buir a que su en­torno sea me­jor. “Hay que in­cen­ti­var­los a que sean mo­de­lo a se­guir pa­ra los de­más y que ayu­den re­cor­dán­do­les a sus com­pa­ñe­ros lo que tie­nen que ha­cer”, con­clu­ye. ●

“Ayu­de­mos a los ni­ños a co­nec­tar con la idea de res­pon­sa­bi­li­dad ciu­da­da­na más que con el mie­do o te­mor al con­ta­gio”

Cé­sar Fer­nán­dez

Psi­có­lo­go

SHUT­TERS­TOCK

La reaper­tu­ra es­co­lar es­tá pre­vis­ta pa­ra el 24 de agos­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.