Vuel­ta a cla­ses en tiem­po de co­ro­na­vi­rus, ¿qué te preo­cu­pa?

Si te inquieta có­mo se in­te­gra­rán tus hi­jos al nue­vo año es­co­lar en ple­na pan­de­mia, la pe­dia­tra ge­ne­ral Ma­ría Ga­brie­la Cá­ce­res tie­ne al­gu­nas res­pues­tas a tus in­te­rro­gan­tes pa­ra un re­torno sa­lu­da­ble y se­gu­ro al co­le­gio

Diario Libre (Republica Dominicana) - - Noticias Planeta - Dra. M. Ga­brie­la Cá­ce­res

SANTO DO­MIN­GO. Lo pri­me­ro y más im­por­tan­te, es que de­be­mos sa­ber que “to­do pue­de cam­biar más ade­lan­te, in­clu­so es­tos con­se­jos, ya que es­ta­mos vi­vien­do tiem­pos ex­tra­or­di­na­rios de cons­tan­tes cam­bios, en es­pe­cial en la me­di­ci­na”. Así que las in­for­ma­cio­nes que la @dra­gaby­ca­ce­res brin­da se ba­san en evi­den­cias mé­di­cas y cien­tí­fi­cas que co­no­ce­mos has­ta el día de hoy, es­pe­cí­fi­ca­men­te en pe­dia­tría. Es­tas son sus res­pues­tas a las du­das que preo­cu­pan a pa­dres y pro­fe­so­res.

¿Cuál es el rol de los ni­ños al trans­mi­tir el vi­rus?

Al es­tar ni­ños y ado­les­cen­tes en con­fi­na­mien­to no ha si­do fá­cil ob­te­ner da­tos; aho­ra bien, to­do apun­ta a que los ni­ños son los me­nos afec­ta­dos mun­dial­men­te con el CO­VID-19. En cuan­to a su rol al trans­mi­tir­lo, con­tra­rio a nues­tro co­no­ci­mien­to bá­si­co de los vi­rus res­pi­ra­to­rios que se trans­mi­ten por dro­plets (go­tas), au­men­ta la evi­den­cia -en to­do el mun­do- de que los ni­ños no son los “su­per sprea­ders” o vec­to­res principale­s que pen­sá­ba­mos de es­te vi­rus al día de hoy, y no son res­pon­sa­bles de una al­ta trans­mi­sión del vi­rus.

Es más, nun­ca ha si­do 100% se­gu­ro man­dar a los ni­ños a la es­cue­la. Siem­pre han exis­ti­do po­si­bi­li­da­des de con­traer en­fer­me­da­des in­fec­cio­sas, ha ha­bi­do ries­go de re­sul­tar le­sio­na­dos o co­rrer ries­go su sa­lud men­tal con el bull­ying. Es­tos ries­gos es­tán y se­gui­rán es­tan­do pre­sen­tes, lo im­por­tan­te es po­der ma­ne­jar­los con in­te­li­gen­cia y buen juicio a fin de mitigar su im­pac­to en nues­tros hi­jos y mi­ni­mi­zar el ries­go. ¿Por qué de­ben abrir los co­le­gios?

Aun­que no soy edu­ca­do­ra ni ma­ne­jo la lo­gís­ti­ca y ope­ra­cio­nes de es­tos, creo que lo pri­me­ro que de­ben ha­cer to­dos los co­le­gios pú­bli­cos y pri­va­dos es ini­ciar la pre­pa­ra­ción del pro­to­co­lo y plan de im­ple­men­ta­ción a fin de ase­gu­rar un re­torno se­gu­ro al co­le­gio pa­ra el cre­ci­mien­to men­tal, emo­cio­nal y fí­si­co que ne­ce­si­tan nues­tros ni­ños des­pués de es­ta pan­de­mia, y que sean lo su­fi­cien­te­men­te al­can­za­bles pa­ra que pue­dan ser cum­pli­dos.

Tras una de las fa­ses más im­por­tan­tes de es­te pro­ce­so: apla­nar la cur­va, pre­pa­rar el es­ce­na­rio que es­ta­mos vi­vien­do y apren­der so­bre el CO­VID-19, aho­ra ha lle­ga­do el mo­men­to de mo­ver­nos men­tal­men­te y de for­ma prác­ti­ca al si­guien­te pa­so de es­ta pan­de­mia: de­be­mos cam­biar nues­tro com­por­ta­mien­to. ¿Có­mo? Acep­tan­do e in­terio­ri­zan­do que es­te vi­rus se que­da­rá con no­so­tros por un tiem­po lar­go, y asu­mir que no se eli­mi­na­rá el ries­go de ser in­fec­ta­dos.

De­be­mos de­jar de vi­vir con mie­do al CO­VID-19 y se­guir ade­lan­te con al­gu­nas ac­ti­vi­da­des de nues­tras vi­das, y te­ner siem­pre pre­sen­te que hay mu­chas me­di­das pa­ra mitigar el con­ta­gio.

Te­nien­do en cuen­ta có­mo la pan­de­mia ha im­pac­ta­do la sa­lud men­tal y fí­si­ca, es­pe­cial­men­te de ni­ños y ado­les­cen­tes, creo fir­me­men­te que una de las co­sas más im­por­tan­tes que de­be­mos plan­tear­nos es abrir las es­cue­las en agos­to-sep­tiem­bre pró­xi­mo.

El im­pac­to en el com­por­ta­mien­to y desa­rro­llo de los ni­ños al no ir a la es­cue­la, ni es­tar con sus ami­gos ni pro­fe­so­res es al­go que a mí y a mu­chos de mis co­le­gas nos qui­ta el sue­ño.

¿Qué me­di­das hay que to­mar cuan­do abran los co­le­gios?

Al­gu­nas de la me­di­das que po­de­mos po­ner en prác­ti­ca, en­ten­dien­do siem­pre que no po­de­mos eli­mi­nar to­tal­men­te el ries­go de con­ta­gio son: mas­ca­ri­llas; dis­tan­cia­mien­to so­cial (que se re­la­cio­nen siem­pre con sus mis­mos com­pa­ñe­ros pa­ra re­du­cir el ni­vel de con­ta­gio a otros en el co­le­gio); más lavamanos e hi­gie­ne per­so­nal (muy im­por­tan­te); evi­tar que es­tu­dian­tes y pro­fe­so­res en­fer­mos va­yan a la es­cue­la; que los pro­fe­so­res man­ten­gan siem­pre dis­tan­cia­mien­to con los ni­ños con mas­ca­ri­llas to­do el tiem­po, el fa­ces­hield y las pro­tec­cio­nes es­ta­ble­ci­das pa­ra los doc­to­res; prio­ri­zar la ven­ti­la­ción por­que ayu­da a re­du­cir el asen­ta­mien­to de las go­tas res­pi­ra­to­rias ex­pul­sa­das, aun­que en lu­ga­res con mu­cha den­si­dad de per­so­nas la ven­ti­la­ción po­dría ser un ma­yor con­duc­tor mo­di­fi­ca­do de trans­mi­sión; el uso de los ter­mó­me­tros en es­tos tiem­pos no es de mi pre­fe­ren­cia, ya que a los ni­ños les sue­le su­bir o ba­jar la fie­bre en un ‘de­rre­pen­te’; y crear un “Co­mi­té pa­ra Sa­lud y Buen vi­vir” (“Health and Well-being Com­mit­tee”) pa­ra dar se­gui­mien­to con el acom­pa­ña­mien­to de pe­dia­tras y pro­fe­sio­na­les de la sa­lud; y que los ni­ños re­ci­ban su cui­da­do mé­di­co de ru­ti­na con su pe­dia­tra y no se atra­sen con sus va­cu­nas. ●

SHUTTERSTO­CK

De­je­mos de vi­vir con mie­do al CO­VID-19 y si­ga­mos con las ac­ti­vi­da­des de nues­tras vi­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.