¿Có­mo tu ali­men­ta­ción te pre­dis­po­ne al con­ta­gio por CO­VID-19?

Diario Libre (Republica Dominicana) - - Noticias Planeta - Dra. Eri­ka Pé­rez La­ra Pa­ra co­mu­ni­car­se con la Dra. Eri­ka Pé­rez La­ra, nu­trió­lo­ga clí­ni­ca, es­cri­ba a eri­ka­pe­rez­nu­tri­cion@gmail.com Ins­ta­gram: @dra.eri­ka­pe­rezl

Lue­go de tres me­ses en con­fi­na­mien­to se han re­fle­ja­do los principale­s efec­tos se­cun­da­rios en el pe­so cor­po­ral y des­con­trol en los re­sul­ta­dos de aná­li­sis de san­gre. Si bien es en­ten­di­ble que nos en­con­tra­mos en un pe­rio­do de in­cer­ti­dum­bre, no es jus­ti­fi­ca­ble que nos des­cui­de­mos de una ma­ne­ra tal, que nos ha­ga­mos per­fi­les vul­ne­ra­bles a in­fec­cio­nes por vi­rus y otras en­fer­me­da­des.

Es nues­tra res­pon­sa­bi­li­dad to­mar es­ta si­tua­ción de for­ma cons­cien­te y or­ga­ni­zar la nue­va es­tra­te­gia que con­ser­ve un es­ti­lo de vi­da sa­lu­da­ble. En con­sul­ta he­mos po­di­do evi­den­ciar au­men­to de pe­so de has­ta 15 y 20 li­bras en 3 me­ses, así co­mo re­sul­ta­dos en aná­li­sis de san­gre don­de debutan nue­vos pa­cien­tes con dia­be­tes y des­con­trol en el per­fil de co­les­te­rol. Las ra­zo­nes por las que es­to ocu­rre las po­de­mos re­co­no­cer fá­cil­men­te, lo atri­bui­mos a la inac­ti­vi­dad fí­si­ca, a la in­ges­ta de gra­sas, hi­dra­tos de car­bono re­fi­na­dos y dul­ces, al con­su­mo re­gu­lar de al­cohol, di­fi­cul­tad pa­ra co­ci­nar los ali­men­tos y mu­chas otras.

Pe­ro más que en­ten­der la cau­sa, de­be­mos co­no­cer las con­se­cuen­cias y las im­pli­ca­cio­nes que es­ta ca­de­na de even­tos es­tá arras­tran­do:

1. El con­su­mo ele­va­do de gra­sas sa­tu­ra­das (ej. pa­rri­lla­das, fri­tu­ras) pue­de lle­var a la al­te­ra­ción en la res­pues­ta es­pe­ra­da por nues­tro sis­te­ma in­mu­no­ló­gi­co. Po­drían in­du­cir un es­ta­do li­po­tó­xi­co y ac­ti­var al­go lla­ma­do sis­te­ma in­mu­ne “in­na­to” que se re­fie­re a la ac­ti­va­ción de vías de in­fla­ma­ción co­mo res­pues­ta al con­su­mo de es­tos ali­men­tos, lo cual en al­gu­nos es­tu­dios se apre­cia a ni­vel del te­ji­do pul­mo­nar lo cual re­sul­ta re­le­van­te en una in­fec­ción de vías res­pi­ra­to­rias co­mo el CO­VID-19 (Butler, 2020).

2. Con los ali­men­tos ri­cos en azú­car, se ha ob­ser­va­do un in­cre­men­to en los lla­ma­dos ‘antojos’, prin­ci­pal­men­te en mu­je­res, re­la­cio­na­dos con un efec­to an­ti-es­trés por la si­tua­ción de pan­de­mia y su efec­to de li­be­ra­ción de se­ro­to­ni­nas a ni­vel ce­re­bral, un neu­ro­trans­mi­sor re­la­cio­na­do con nues­tro es­ta­do de áni­mo.

3. Ade­más, la fal­ta de sue­ño ya sea de nue­va apa­ri­ción o em­peo­ra­mien­to de un pa­trón pre­via­men­te al­te­ra­do, in­du­ce ma­yor es­ta­do de es­trés y al­te­ra­ción en el es­ta­do de áni­mo. Es­to tam­bién es­ti­mu­la el ma­yor con­su­mo de azú­car.

Tan­to el con­su­mo de gra­sas sa­tu­ra­das co­mo de azú­car se vin­cu­lan a la obe­si­dad y la dia­be­tes, dos fac­to­res de ries­go que au­men­tan la ta­sa de com­pli­ca­cio­nes por CO­VID-19.

No con­si­de­re es­te pe­rio­do co­mo una eta­pa en la que es­tá “per­mi­ti­da” una ali­men­ta­ción po­co sa­lu­da­ble, por­que aun­que to­dos nos en­con­tra­mos en una si­tua­ción di­fí­cil, aque­llos que ac­túan di­fe­ren­te uti­li­zan­do es­tra­te­gias de con­trol de pe­so y man­te­nien­do há­bi­tos sa­lu­da­bles, son los que tie­nen me­jor pro­nós­ti­co en ca­so de con­ta­gio. ●

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.