Pe­ri­pe­cias de un via­je­ro fre­cuen­te

El Caribe - - Internacionales - CAR­LOS NI­NA GÓ­MEZ car­los­ni­na­go­mez@yahoo.com

Las Ve­gas, Ne­va­da (EE.UU.).Miguel de Cer­van­tes Saa­ve­dra, quien dio vi­da a nues­tro ri­co idio­ma cas­te­llano, nos de­jó es­ta la­pi­da­ria fra­se: “El que an­da mu­cho y lee mu­cho, ve mu­cho y sa­be mu­cho”. Voy a pa­ra­fra­sear al in­mor­tal Cer­van­tes Saa­ve­dra: Quien viaja con fre­cuen­cia al ex­tran­je­ro -y se con­vier­te en un via­je­ro fre­cuen­te- lo­gra acu­mu­lar co­no­ci­mien­tos y apren­de mu­cho de esas ex­pe­rien­cias.

Ad­quie­re co­no­ci­mien­tos que so­lo lle­gan has­ta quie­nes rea­li­zan con fre­cuen- cia via­jes en avio­nes, ya sea en ca­li­dad de tu­ris­tas o en la­bor co­mer­cial.

Es la ex­pe­rien­cia que de ser ata­ca­do por se­rias di­fi­cul­ta­des, “es­pe­cia­les” irre­gu­la­ri­da­des que pre­sen­tan las cir­cuns­tan­cias. ¡Las cir­cuns­tan­cias que nun­ca fal­tan!

Las ci­ta­das líneas las es­cri­bo por­que yo, que soy via­je­ro fre­cuen­te, fui afec­ta­do por la si­tua­ción que na­rro.

Las re­fie­ro: 1) Te­nía en agen­da via­jar a Las Ve­gas, con es­ca­la en la ciu­dad de Mia­mi, pa­ra cu­brir entrenamientos y ló­gi­ca­men­te la pe­lea que es­te sá­ba­do ce­le­bra­rán Saúl “Ca­ne­lo” Ál­va­rez y Gen­nady Go­lov­kin.

2). Co­mo en­via­do es­pe­cial por el­Ca­ri­be y el ca­nal CDN Sports Max, te­nía que cum­plir con mi res­pon­sa­bi­li­dad pro­fe­sio­nal.

3). Te­nía bo­le­to pa­ra via­jar el 11 de es­te mes, pe­ro 24 ho­ras an­tes de mi via­je, por la fu­ria del hu­ra­cán Ir­ma, el via­je fue can­ce­la­do.

4). En Ame­ri­can Airlines me in­for­ma­ron que ha­bía si­do cam­bia­do pa­ra vo­lar el mis­mo día, pe­ro en la no­che, tar- de, pa­ra ama­ne­cer en Mia­mi. Y al día si­guien­te to­mar un vue­lo en la ma­dru­ga­da pa­ra Da­llas, Te­xas, que se­ría la es­ca­la pa­ra lle­gar a Las Ve­gas.

5.-Co­mo via­je­ro de ex­pe­rien­cia, lla­mé de nue­vo a Ame­ri­can pa­ra con­fir­mar mi via­je. ¡Oh sor­pre­sa! Me in­for­ma­ron que tam­bién ese vue­lo ha­bía si­do can­ce­la­do… ¡y can­ce­la­dos to­dos los vue­los a Mia­mi has­ta el vier­nes, 15 de sep­tiem­bre!

6). Mi ca­be­za no aguan­ta­ba pro­ble­mas. Ca­si de­ci­do no ha­cer el via­je y de­vol­ver­les al pe­rió­di­co y a Frank Ca­mi­lo, di­rect or de CDN Sports, l os viá­ti­cos. Pe­ro re­fle­xio­né. Hi­ce un úl­ti­mo es­fuer­zo.

7.- Mi ex­pe­rien­cia de via­je­ro fre­cuen­te fun­cio­nó bien. Ya cuan­do creía que el via­je no se da­ría, lo­gré con­se­guir una re­ser­va con Del­ta, pa­ra via­jar des­de Pun­ta Ca­na, con es­ca­la en la ciu­dad de Atlanta, con dor­mi­da en el pi­so de su ae­ro­puer­to.

Al día si­guien­te, en la ma­dru­ga­da, to­mé otro vue­lo pa­ra con­cre­tar mi des­tino fi­nal y de esa ma­ne­ra cum­plir con mi tra­ba­jo.

Y des­de en­ton­ces, aquí es­toy: En Las Ve­gas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.