Gon­za­lo y Mar­ga­ri­ta, un go­bierno de so­li­da­ri­dad y amor por los de­más

El Caribe - - Las Presidenci­ales Y Congresual­es 2020 -

EURI CA­BRAL

La cam­pa­ña elec­to­ral es­tá lle­gan­do a su mo­men­to cul­mi­nan­te. El pró­xi­mo do­min­go la po­bla­ción do­mi­ni­ca­na acu­di­rá a las ur­nas, en una si­tua­ción muy es­pe­cial, pa­ra es­co­ger el pró­xi­mo pre­si­den­te de la Re­pu­bli­ca, y los dipu­tados y se­na­do­res que for­ma­rán par­te del con­gre­so en los pró­xi­mos cua­tro años.

El go­bierno que asu­ma el con­trol del es­ta­do do­mi­ni­cano el pró­xi­mo 16 de agos­to tie­ne gran­des y com­pli­ca­dos re­tos eco­nó­mi­cos, so­cia­les y po­lí­ti­cos. Fru­to del co­ro­na­vi­rus la so­cie­dad do­mi­ni­ca­na y el mun­do han cam­bia­do de ma­ne­ra ra­di­cal. Y los re­tos de hoy día son muy di­fe­ren­tes a los que tra­di­cio­nal­men­te he­mos te­ni­do. El pri­mer re­to es re­lan­zar la eco­no­mía y po­ner­la a fun­cio­nar de ma­ne­ra nor­mal lo más rá­pi­da­men­te po­si­ble. Y el otro gran re­to es man­te­ner la so­li­da­ri­dad con las gran­des mayorías, pro­fun­di­zar los pla­nes de ayu­da so­cial, au­men­tar los in­gre­sos de las ca­pas más ba­jas de la po­bla­ción, au­xi­liar a quie­nes no tie­nen tra­ba­jo for­mal y adop­tar me­di­das de cor­te so­cial que pue­dan com­pen­sar los efec­tos de la cri­sis.

Pa­ra al­can­zar esas me­tas el país ne­ce­si­ta un pre­si­den­te con ca­pa­ci­dad ge­ren­cial. Un pre­si­den­te que sea so­li­da­rio. Que es­té cer­ca de la gen­te. Que sea hu­mil­de. Que sepa prac­ti­car la so­li­da­ri­dad con los de­más de ma­ne­ra sin­ce­ra y per­ma­nen­te. Y ese pre­si­den­te de­be es­tar acom­pa­ña­do, en la bo­le­ta pre­si­den­cial, por una per­so­na que tam­bién ten­ga una gran sen­si­bi­li­dad so­cial, una prác­ti­ca per­ma­nen­te de so­li­da­ri­dad y amor por los de­más.

El can­di­da­to que reúne to­das esas con­di­cio­nes es, sin lu­gar a du­das, Gon­za­lo Cas­ti­llo. Y pa­ra con­so­li­dar la rea­li­za­ción de un go­bierno lleno de so­li­da­ri­dad y de amor por la po­bla­ción, se ha­ce acom­pa­ñar de la doc­to­ra Mar­ga­ri­ta Ce­de­ño, una mu­jer que ha de­mos­tra­do du­ran­te sus años co­mo fun­cio­na­ria, que es un víncu­lo muy es­pe­cial y muy efec­ti­vo con los sec­to­res más em­po­bre­ci­dos y mar­gi­na­dos.

Dos ejem­plos de so­li­da­ri­dad

Gon­za­lo y Mar­ga­ri­ta son la ga­ran­tía de la im­ple­men­ta­ción de un con­jun­to de po­lí­ti­cas pú­bli­cas y me­di­das con­cre­tas, que va­yan a ser­vir de apo­yo y ayu­da a las gran­des mayorías de la na­ción. Am­bos, él co­mo Mi­nis­tro de Obras Pú­bli­cas, y ella co­mo Pri­me­ra Da­ma y Vi­ce­pre­si­den­ta de la Re­pú­bli­ca, han de­mos­tra­do en la prác­ti­ca y con he­chos, que se preo­cu­pan por la gen­te y que su co­ra­zón es­tá lleno de so­li­da­ri­dad y amor por el pró­ji­mo.

Gon­za­lo Cas­ti­llo fue una sor­pre­sa gra­ta y muy po­si­ti­va co­mo Mi­nis­tro de Obras Pú­bli­cas. Da­ni­lo sor­pren­dió al país en el 2012, cuan­do lo de­sig­nó en esa fun­ción sin ser in­ge­nie­ro. Y Gon­za­lo lle­nó las ex­pec­ta­ti­vas y la su­peró con cre­ces. Con­vir­tió ese mi­nis­te­rio, que es muy téc­ni­co y le­jano de la gen­te, en una ins­ti­tu­ción de ser­vi­cios y de ayu­da a la po­bla­ción en to­dos los ór­de­nes. Los di­ver­sos pro­yec­tos que im­ple­men­tó, es­pe­cial­men­te el de asis­ten­cia vial en to­das las ca­rre­te­ras del país, le hi­cie­ron me­re­ce­dor de una bien ga­na­da repu­tación co­mo un ge­ren­te efec­ti­vo y un hom­bre con una gran ca­pa­ci­dad de brin­dar ayu­da y so­li­da­ri­dad.

Mar­ga­ri­ta Ce­de­ño se ha con­ver­ti­do en si­nó­ni­mo de la ayu­da a la po­bla­ción más po­bre y una mu­jer lle­na de amor por los sec­to­res ex­clui­dos so­cial­men­te. En el ac­tual go­bierno ha si­do un so­por­te fun­da­men­tal pa­ra la im­ple­men­ta­ción de una se­rie de pro­yec­tos so­cia­les, en­tre los cua­les se des­ta­ca “Pro­gre­san­do con So­li­da­ri­dad”, que han mos­tra­do el ros­tro hu­mano de las dos ges­tio­nes de Da­ni­lo Me­di­na. En la ac­tual cri­sis del co­ro­na­vi­rus, el ga­bi­ne­te so­cial que di­ri­ge Mar­ga­ri­ta, ha si­do cla­ve pa­ra im­ple­men­tar pro­gra­mas de ayu­da a la po­bla­ción más gol­pea­da por es­ta si­tua­ción.

Un go­bierno de ayu­da y de amor Gon­za­lo y Mar­ga­ri­ta han asu­mi­do un com­pro­mi­so pa­ra con­ti­nuar am­plian­do las po­lí­ti­cas so­cia­les de Da­ni­lo y po­der im­pac­tar a to­da la po­bla­ción. Ellos dos son la ga­ran­tía per­fec­ta de un go­bierno so­li­da­rio y lleno de amor por los de­más.

En su plan de go­bierno Gon­za­lo y Mar­ga­ri­ta plan­tean que man­ten­drán las tar­je­tas de so­li­da­ri­dad y se am­plia­rán; se am­plia­rá el pro­gra­ma “Pro­gre­san­do con So­li­da­ri­dad”; se ex­ten­de­rán los pla­nes de se­gu­ri­dad so­cial pa­ra las tra­ba­ja­do­ras do­més­ti­cas, las es­ti­lis­tas, las co­ci­ne­ras y las mu­je­res que tra­ba­jan de for­ma in­de­pen­dien­te, se im­ple­men­ta­rán pro­gra­mas es­pe­cia­les pa­ra que adul­tos de más de 50 años pue­dan ac­ce­der al tra­ba­jo y se crea­rán es­pa­cios pa­ra los jó­ve­nes em­pren­de­do­res, ga­ran­ti­zán­do­le de for­ma gra­tui­ta es­pa­cio fí­si­co, fa­ci­li­da­des de ofi­ci­na y apor­te de ca­pi­tal ini­cial pa­ra el desa­rro­llo de sus pro­yec­tos.

Otras me­di­das de cor­te so­cial que ellos ofre­cen es la im­ple­men­ta­ción de las pa­san­tías pa­ga­das pa­ra los jó­ve­nes, crear un pro­gra­ma lla­ma­do “Ho­ga­res en Lí­nea” que da­rá in­ter­net gra­tui­to a 50 mil ho­ga­res en ex­tre­ma po­bre­za; ga­ran­ti­zar el pa­sa­je gra­tui­to pa­ra los es­tu­dian­tes en la Omsa, Me­tro y Te­le­fé­ri­co; crear un bono di­gi­tal pa­ra que el ac­ce­so a in­ter­net sea un de­re­cho de to­dos y un pro­gra­ma es­pe­cial de apo­yo so­cial y eco­nó­mi­co a los jó­ve­nes des­em­plea­dos, en­tre mu­chas otras me­di­das.

Co­mo se ve, Gon­za­lo y Mar­ga­ri­ta son la me­jor ga­ran­tía de un go­bierno so­li­da­rio y lleno de amor por los de­más, que re­cu­pe­re la eco­no­mía y que ga­ran­ti­ce la tran­qui­li­dad y la paz. Las otras ofer­tas po­lí­ti­cas son un ver­da­de­ro ries­go y una in­cer­ti­dum­bre.

F.E.

Gon­za­lo y Mar­ga­ri­ta con­for­man la bo­le­ta pre­si­den­cial del PLD.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.