Es­tu­dian­tes del co­le­gio La Salle rea­li­zan prác­ti­cas de re­dac­ción pe­rio­dís­ti­ca

El Tiempo - - PORTADA - Re­dac­ción El Tiem­po

HIGÜEY. Con el pro­pó­si­to de cum­plir con los con­te­ni­dos cu­rri­cu­la­res de la asig­na­tu­ra Len­gua Es­pa­ño­la, el pro­fe­sor de la Es­cue­la Juan XXIII de la Salle, Blas Ma­rre­ro, ex­pli­có que pla­ni­fi­can las cla­ses in­te­gra­das con otras áreas del sa­ber, don­de si­mu­la­ron la sa­la de re­dac­ción de pe­rio­dis­mo, en el cual los es­tu­dian­tes cuen­tan con ho­ras de prác­ti­cas y con las es­tra­te­gias ne­ce­sa­rias pa­ra rea­li­zar los tra­ba­jos.

Ade­más, di­jo que es­to les per­mi­te a los alum­nos te­ner do­mi­nio y ma­ne­jo de la or­to­gra­fía y con la re­dac­ción ex­po­nen por es­cri­to sus ideas. En­tre los úl­ti­mos tra­ba­jos rea­li­za­dos es­tán el ar­tícu­lo de opi­nión co­mo tex­to fun­cio­nal y la no­ve­la co­mo tex­to li­te­ra­rio.

Ca­da es­tu­dian­te tu­vo la opor­tu­ni­dad de pre­sen­tar, en el mes de abril en la “Fe­ria Es­co­lar 2018”, una se­rie de pro­duc­cio­nes rea­li­za­das du­ran­te to­do el pe­río­do es­co­lar.

Co­mo prue­ba de es­ta ini­cia­ti­va, el co­le­gio en­vió a es­ta re­dac­ción un ar­tícu­lo es­cri­to por la es­tu­dian­te Laury Ma­riel Te­rre­ro Uri­be, del cuar­to ni­vel del ba­chi­lle­ra­to, que re­pro­du­ci­mos a con­ti­nua­ción.

El de­por­te co­mo es­ti­lo de vi­da

Por Laury Ma­riel Te­rre­ro

Si es­ta­ble­ces el de­por­te en tu vi­da, ex­pe­ri­men­tas sen­sa­cio­nes de mu­cha ener­gía, el cam­bio y el be­ne­fi­cio ha­cia tu per­so­na”. Se­gún la Real Aca­de­mia Es­pa­ño­la de la Len­gua, el de­por­te es una ac­ti­vi­dad fí­si­ca, ejer­ci­da co­mo un jue­go o com­pe­ti­ción, tam­bién en una se­gun­da acep­ción co­mo re­crea­ción, pa­sa­tiem­po, pla­cer y di­ver­sión.

Se con­si­de­ra co­mo un es­ti­lo, al­go que tú es­co­ges pa­ra ha­cer dia­ria­men­te, po­ner­lo en prác­ti­ca y me­jo­rar tu vi­da. Al ini­ciar la prác­ti­ca de un de­por­te es un po­co di­fí­cil co­mo al ini­cio de to­do pe­ro es­to no sig­ni­fi­ca que se­rá así siem­pre.

Se pue­de de­cir que el de­por­te es un tiem­po pa­ra for­ta­le­cer no so­lo los múscu­los, sino, tam­bién, las bue­nas re­la­cio­nes, pues cuan­do prac­ti­cas con al­guien com­par­ten sus gus­tos, ha­blan de al­gún te­ma en co­mún y, al mis­mo tiem­po, ha­cen lo que les gus­ta. ¿Por qué es bueno prac­ti­car ,un de­por­te? Cuan­do prac­ti­cas li­be­ras tu men­te de aque­llo que te es­tre­sa y te ayu­da a te­ner una vi­da más sa­lu­da­ble. Con es­to no afir­mo que no ten­drás gra­sa, sino que que­mas una bue­na can­ti­dad de ca­lo­rías y tu cuer­po se man­tie­ne es­ta­ble.

Uno de los ma­yo­res be­ne­fi­cios que te ofre­ce el de­por­te es una bue­na ap­ti­tud fí­si­ca y, del mis­mo mo­do, te man­tie­ne ac­ti­vo y ale­gre. Por ex­pe­rien­cia per­so­nal cuan­do prac­ti­co atle­tis­mo en la es­cue­la, al fi­nal del día re­sul­ta re­la­jan­te, a pe­sar de que lle­go tar­de a ca­sa, pe­ro eso no me im­pi­de dis­fru­tar de ese mo­men­to que me apa­sio­na; a ve­ces re­sul­ta di­fí­cil por­que due­le un po­co el en­tre­na­mien­to an­te­rior, pe­ro cuan­do em­pie­zas, li­be­ras tu men­te y to­do flu­ye.

Del mis­mo mo­do te ayu­da psi­co­ló­gi­ca­men­te ya que te mo­ti­va ser me­jor y de igual ma­ne­ra te en­se­ña cuá­les son sus lí­mi­tes y te ayu­da a su­pe­rar­los. A de­más te en­se­ña lo que es la ver­da­de­ra sa­tis­fac­ción cuan­do cum­ples con los di­fe­ren­tes ejer­ci­cios que te asig­nan, ese gus­to de que yo pue­do a pe­sar de to­do.

Laury Ma­riel Te­rre­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.