In­hi­bi­ción, re­cu­sa­ción e in­ha­bi­li­ta­ción de jue­ces

El Tiempo - - ESPEJO DE EL TIEMPO - Lie­mier Laba G.

Así co­mo los Jue­ces es­tán so­me­ti­dos a los ri­go­res de la in­hi­bi­ción, la re­cu­sa­ción o la in­ha­bi­li­ta­ción, en cual­quier ju­ris­dic­ción, tam­bién lo es­tán en la Ju­ris­dic­ción In­mo­bi­lia­ria.

Es­te te­ma se tra­ta en los ar­tícu­los 34 y 35, de La Ley de Re­gis­tro In­mo­bi­lia­rio, y en el 378 y si­guien­tes del Có­di­go de Pro­ce­di­mien­to Ci­vil.

Es­tos tres con­cep­tos pue­den crear la ne­ce­si­dad de que el Juez so­me­ti­do a uno de ellos sea sus­ti­tui­do en el co­no­ci­mien­to y fa­llo del ex­pe­dien­te de que se tra­ta.

Es bueno re­cor­dar que la in­hi­bi­ción es un de­re­cho del Juez; La re­cu­sa­ción, de las par­tes. Mien­tras que la in­ha­bi­li­ta­ción es una cir­cuns­tan­cia que im­pi­de al Juez co­no­cer del asun­to.

La in­hi­bi­ción pue­de ser plan­tea­da por el Juez en cual­quier es­ta­do de cau­sa, tam­bién las par­tes o cual­quie­ra de ellas pue­de pe­dir­le al juez su in­hi­bi­ción. Pe­ro es el Juez quien de­ci­de si se in­hi­be o no fren­te a la so­li­ci­tud o la ra­zón que el mis­mo ten­ga.

En tan­to que la re­cu­sa­ción es plan­tea­da por una de las par­tes co­mo una ob­je­ción le­gal con­tra el Juez pa­ra que se abs­ten­ga de co­no­cer del ca­so.

Me pa­re­ce im­por­tan­te ci­tar el ar­tícu­lo 34 de la ley de Re­gis­tro In­mo­bi­lia­ria que di­ce: Las cau­sas que de acuer­do al de­re­cho co­mún pue­den dar mo­ti­vo a la in­hi­bi­ción o a la re­cu­sa­ción de un Juez, se apli­can igual­men­te a los jue­ces de la Ju­ris­dic­ción In­mo­bi­lia­ria. Ya ha­bía­mos di­cho que, en el de­re­cho co­mún, el 378 del Có­di­go Ci­vil tra­ta el te­ma.

Con res­pec­to a la In­ha­bi­li­ta­ción, el ar­tícu­lo 35 de la Ley 1085, se en­car­ga de tra­tar su pro­ce­di­mien­to, men­cio­nan­do al­gu­nas de sus cau­sas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.