Os­val­do Vir­gil en el béis­bol bo­ri­cua

Listin Diario - - EL DEPORTE - PU­BLI­CA LOS SÁ­BA­DOS Pa­ra co­mu­ni­car­se con el au­tor meg­krantz@hot­mail.com MA­RIO EMI­LIO GUE­RRE­RO

So­bre la ca­rre­ra de Os­val­do Vir­gil en el béis­bol de Puer­to Ri­co se tie­nen muy po­cos de­ta­lles en nues­tro país. A tra­vés del ve­te­rano pe­rio­dis­ta bo­ri­cua Rey Co­lón, pu­de con­se­guir los nú­me­ros de Vir­gil con los In­dios de Ma­ya­güez, es­ta­dís­ti­cas que a su vez le pro­por­cio­nó su com­pa­trio­ta el his­to­ria­dor Jor­ge Co­lón Del­ga­do.

Su de­but

Vir­gil de­bu­tó en la pe­lo­ta puer­to­rri­que­ña en la cam­pa­ña 1952-53, cuan­do to­da­vía en Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na se ju­ga­ba en los me­ses de ve­rano. En esa pri­me­ra tem­po­ra­da ba­teó .171, al co­nec­tar 14 hits en 82 tur­nos, in­clu­yen­do un do­ble y un tri­ple, re­mol­có 3 ca­rre­ras y anotó 5. En la si­guien­te es­ta­ción vio muy po­ca ac­ción y en 28 vi­si­tas al pla­to tu­vo pro­me­dio de .143. En su ter­ce­ra es­ta­ción, ju­gan­do ya co­mo re­gu­lar, me­jo­ró no­ta­ble­men­te sus re­gis­tros, ter­mi­nan­do la se­rie re­glar con ave­ra­ge de .286, fru­to de 75 im­pa­ra­bles en 262 opor­tu­ni­da­des ofen­si­vas, en­tre ellos 8 do­bles, 5 tri­ples y 2 cua­dran­gu­la­res, pro­du­jo 20 vuel­tas y anotó 25 ve­ces.

En RD

En la cam­pa­ña 1955-56, vino a ju­gar con los Leo­nes del Escogido en el béis­bol do­mi­ni­cano, que por pri­me­ra vez ce­le­bra­ba su tor­neo de oc­tu­bre a enero y no coin­ci­día con la tem­po­ra­da es­ti­val de los Es­ta­dos Uni­dos. En esa tem­po­ra­da, Vir­gil ape­nas par­ti­ci­pó en 6 par­ti­dos, ter­mi­nan­do con pro­me­dio de .500, al dis­pa­rar 11 in­dis­cu­ti­bles en 22 tur­nos, con­tán­do­se en­tre sus ba­ta­zos de hit un do­ble y un cua­dran­gu­lar, re­mol­có 7 ca­rre­ras y anotó dos.

Cam­pa­ña bri­llan­te

Pe­ro, en su se­gun­da in­cur­sión en la pe­lo­ta crio­lla, en la es­ta­ción 1956-57, re­gis­tró una bri­llan­te labor, en­ca­be­zan­do los prin­ci­pa­les en­ca­si­lla­dos ofen­si­vos de la li­ga y que­dán­do­se tan só­lo a un jon­rón de lo­grar la Tri­ple Co­ro­na. Fue pri­me­ro en ba­teo con pro­me­dio (.312), hits co­nec­ta­dos (58) y ca­rre­ras em­pu­ja­das (32), así co­mo co-líder en do­bles (9) y ba­ses ro­ba­das (5). Ade­más, fi­na­li­zó se­gun­do en cua­dran­gu­la­res con 3, es­col­tan­do por la mí­ni­ma al nor­te­ame­ri­cano Danny Kravitz, quien se al­zó con el li­de­ra­to de es­te de­par­ta­men­to. En el as­pec­to de­fen­si­vo, dio cá­te­dras co­mo ter­ce­ra ba­se del equi­po ro­jo. Con el Escogido ju­gó du­ran­te las pró­xi­mas 4 tem­po­ra­das has­ta 1960 y des­pués de una au­sen­cia de 7 años, re­gre­só al béis­bol do­mi­ni­cano pa­ra una bre­ve ac­tua­ción con las Águi­las, en el tor­neo 1967-68. Su re­ti­ro de­fi­ni­ti­vo se pro­du­jo con el con­jun­to ci­bae­ño en la es­ta­ción 1970-71, en que par­ti­ci­pó en só­lo un en­cuen­tro.

Re­gre­so a PR

En esos años ale­ja­do del béis­bol do­mi­ni­cano, Vir­gil re­gre­só a la pe­lo­ta puer­to­rri­que­ña y vis­tien­do el uni­for­me de Ma­ya­güez, su equi­po de siem­pre, com­pi­tió en otras 9 cam­pa­ñas, aun­que en al­gu­nas de ellas de ma­ne­ra bre­ve. En esa nue­va eta­pa en Bo­rin­quén, ago­tó bue­nas ac­tua­cio­nes, co­mo en el tor­neo 1961-62, en que ba­teó .275, tras co­nec­tar 70 hits en 255 tur­nos, in­clu­yen­do 6 jon­ro­nes, dos tri­ples y 9 do­bles, con 39 ca­rre­ras em­pu­ja­das y 28 ano­ta­das. Des­pués que no ju­gó en la si­guien­te es­ta­ción, en la cam­pa­ña 1963-64 re­tor­nó ba­tean­do .271 (288-78), con 18 do­bles (líder), un tri­ple, 6 cua­dran­gu­la­res, 34 vuel­tas ano­ta­das y 37 pro­du­ci­das.

Bue­nos nú­me­ros

En 1964-65, nue­va­men­te com­pi­ló ex­ce­len­tes nú­me­ros, fi­na­li­zan­do con ave­ra­ge de .295 (285-84), 10 do­bles, 2 tri­ples, 5 jon­ro­nes, 22 ca­rre­ras re­mol­ca­das y 40 ano­ta­das. Lo mis­mo su­ce­dió en la es­ta­ción 1965-66, en que su pro­me­dio fue de .267 (268-59), co­nec­tó 11 do­bles, 3 tri­ples y 5 cua­dran­gu­la­res, im­pul­só 28 vuel­tas y pi­só el pla­to en 36 oca­sio­nes.

El fi­nal

En su úl­ti­ma es­ta­ción co­mo re­gu­lar, en el cam­peo­na­to 1966-67, su pro­me­dio fue de .272 (224-61), con 9 do­bles, un jon­rón, 18 ca­rre­ras ano­ta­das y 8 pro­du­ci­das. En las si­guien­tes 3 tem­po­ra­das ju­gó es­po­rá­di­ca­men­te.

Fi­gu­ra re­le­van­te

A gran­des ras­gos esa fue la ca­rre­ra de Os­val­do Vir­gil en el béis­bol bo­ri­cua, don­de es con­si­de­ra­do una fi­gu­ra re­le­van­te, prin­ci­pal­men­te en la fran­qui­cia de los In­dios de Ma­ya­güez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.