PO­LÍ­TI­CA

Listin Diario - - L2 - LUISANNA CA­RRAS­CO

Ga­bi De­san­gles desató la fu­ria de sus se­gui­do­res que ad­ver­san a Gon­za­lo Cas­ti­llo. La co­mu ni­ca­do­ra pro­mo­vió la can­di­da­tu­ra del can­di­da­to del Par­ti­do de la Li­be­ra­ción Do­mi­ni­ca­na y tu­vo que sa­lir a de­fen­der­se de los ata­ques.

Co­mo ella, fi­gu­ras do­mi­ni­ca­nas del es­pec­tácu­lo es­tán de­fi­nien­do en es­tos días sus can­di­da­tos. En esas de­ci­sio­nes re­ci­ben res­pal­do y crí­ti­cas. A me­nos de un mes pa­ra las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les y con­gre­sua­les, va­rios co­mu­ni­ca­do­res y ar­tis­tas han de­ci­di­do pro­nun­ciar abier­ta­men­te sus sim­pa­tías por al­gu­nos de los can­di­da­tos o par­ti­dos po­lí­ti­cos del país.

En el ca­so de De­san­gles, la pre­sen­ta­do­ra del pro­gra­ma me­ri­diano de los sá­ba­dos “Va­le por tres” (Te­le­sis­te­ma 11) brin­dó su apo­yo pú­bli­co a una ini­cia­ti­va de Gon­za­lo Cas­ti­llo.

Se­gún la co­mu­ni­ca­do­ra, Gon­za­lo le brin­da soluciones y es­pe­ran­zas a los em­pren­de­do­res de cla­se me­dia y se preo­cu­pa por los mi­cro em­pre­sa­rios. “Cuan­do re­ci­bí es­ta lla­ma­da an­tes de co­no­cer que ‘Es­cú­cha­nos’ era de Gon­za­lo Cas­ti­llo, ya sa­bía que que­ría par­ti­ci­par. Era to­do lo que le exi­gía co­mo ciu­da­da­na a cual­quier po­lí­ti­co, una pla­ta­for­ma don­de nos es­cu­cha­ran. Que se preo­cu­pa­ran por los obs­tácu­los de sec­to­res pro­duc­ti­vos de cla­se me­dia al­ta em­pren­de­do­ra”. So­bre el te­ma abun­dó: “To­do es­to des­de un es­pa­cio ca­ra a ca­ra, apo­lí­ti­co y anó­ni­mo don­de se pue­de ser sin­ce­ro sin ser juz­ga­do. Ser mo­de­ra­do­ra de Es­cú­cha­nos y pre­sen­ciar las dis­cu­sio­nes de esas vo­ces ac­ti­vas den­tro de ca­da sec­tor ha si­do muy en­ri­que­ce­dor pa­ra mí. Creo que es un ejer­ci­cio de de­mo­cra­cia res­pon­sa­ble y que de­be­ría que­dar­se con no­so­tros” .

De­san­gles se de­fien­de

Tras el anun­cio de su apo­yo a la pla­ta­for­ma “Es­cú­cha­nos”, co­men­za­ron los ata­ques de los “ha­ters” y ayer ella tu­vo que sa­lir al fren­te fren­te a los men­sa­jes que ella ca­li­fi­có de mal­tra­to, agre­sión y dis­cri­mi­na­ción.

“Sé que yo le he da­do un per­mi­so a la gen­te de acer­car­se a mi vi­da y de creer que me co­no­cen des­de siem­pre, pe­ro eso, el usar la bo­ca pa­ra he­rir a otros eso no tie­ne jus­ti­fi­ca­ción, ni con­mi­go ni con na­die”.

La co­mu­ni­ca­do­ra ar­gu­men­tó que tra­ba­jar pa­ra un po­lí­ti­co no tie­ne na­da de ma­lo: “Yo pres­té mi ta­len­to, así co­mo lo ha­go en la te­le­vi­sión, en la ra­dio, en tea­tro y en el ci­ne, así co­mo lo he he­cho pa­ra mu­chí­si­mas mar­cas, yo soy co­mu­ni­ca­do­ra, de eso vi­vo, de eso es que man­ten­go mi ca­sa, con eso es que es­toy cons­tru­yen­do mis sue­ños jun­to a mi pa­re­ja”.

Wa­son, el pri­me­ro

El pri­me­ro en al­bo­ro­tar las re­des so­cia­les con su de­ci­sión fue Wa­son Bra­zo­ban, quien posteo en su cuen­ta de Ins­ta­gram las ra­zo­nes de su pre­fe­ren­cia po­lí­ti­ca ha­cia el PLD y el da­ni­lis­mo, pues el ar­tis­ta con­si­de­ra que los años que tie­ne Da­ni­lo Me­di­na en el po­der han si­do los me­jo­res, mis­ma ra­zón por la que le otor­ga su apo­yo a Gon­za­lo Cas­ti­llo, ya que sa­be que es­ta­rá en la mis­ma di­rec­ción.

“Mu­chos me pre­gun­tan por qué tu in­cli­na­ción ha­cia el da­ni­lis­mo? Pues por­que pa­ra mí ha si­do el me­jor go­bierno des­de los 12 años de Ba­la­guer has­ta hoy. In­ves­ti­guen. No es fa­na­tis­mo, no ten­go bo­te­lla, es que in­ves­ti­go an­tes de vo­tar”, es

LAS ELEC­CIO­NES PRE­SI­DEN­CIA­LES SE­RÁN EL PRÓ­XI­MO 5 DE JU­LIO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.