Eu­ro­pa pier­de vo­ces his­tó­ri­cas

Listin Diario - - Internatio­nal Weekly - Por JA­SON HOROWITZ

RO­MA — Du­ran­te años, Gil­do Ne­gri vi­si­tó las es­cue­las para com­par­tir sus his­to­rias so­bre có­mo hi­zo es­ta­llar puen­tes y cor­tó ca­bles eléc­tri­cos para sa­bo­tear a los na­zis y fas­cis­tas, du­ran­te la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial. En enero, el hom­bre de 89 años hi­zo otra vi­si­ta, de­jan­do su re­si­den­cia de an­cia­nos, en las afue­ras de Mi­lán, para ayu­dar a los es­tu­dian­tes a plan­tar ár­bo­les, en ho­nor a los ita­lia­nos de­por­ta­dos a los cam­pos de con­cen­tra­ción.

Pe­ro a fi­na­les de fe­bre­ro, cuan­do el pri­mer brote de coronaviru­s en Eu­ro­pa se pro­pa­gó en la re­si­den­cia de Ne­gri, tam­bién lo in­fec­tó.

En el en­cie­rro, se des­ani­mó por­que se per­de­ría los des­fi­les ha­bi­tua­les y los dis­cur­sos pú­bli­cos del Día de la Li­be­ra­ción de Ita­lia, más gran­dio­so es­te año por con­me­mo­rar el 75 aniver­sa­rio. Pe­ro el vi­rus can­ce­ló las con­me­mo­ra­cio­nes del 25 de abril. Ne­gri mu­rió esa no­che.

“La me­mo­ria se es­tá des­va­ne­cien­do y el coronaviru­s es­tá ace­le­ran­do es­te pro­ce­so”, ase­gu­ró Ri­ta Mag­na­ni, que tra­ba­jó con Ne­gri en la sec­ción local de la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Par­ti­sa­nos Ita­lia­nos. “Es­ta­mos per­dien­do a las per­so­nas que pue­den con­tar­nos en pri­me­ra per­so­na lo que su­ce­dió”.

El tiem­po y sus es­tra­gos ya han cer­ce­na­do las vi­das y han bo­rra­do los re­cuer­dos de una ge­ne­ra­ción que vio de cer­ca las ideo­lo­gías y los crí­me­nes, que con­vir­tie­ron a Eu­ro­pa en un cam­po de la muer­te.

El vi­rus, que es tan mor­tal en las per­so­nas mayores, ha ace­le­ra­do la par­ti­da de es­tos úl­ti­mos tes­ti­gos, ade­más de obli­gar la can­ce­la­ción de las con­me­mo­ra­cio­nes del aniver­sa­rio, que ofre­cían una úl­ti­ma opor­tu­ni­dad de con­tar sus his­to­rias

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.