El vi­rus di­si­mu­la la gran de­fo­res­ta­ción

Listin Diario - - Internatio­nal Weekly -

yRÍO DE JA­NEI­RO — Des­de que asu­mió el car­go, el pre­si­den­te Jair Bol­so­na­ro de Bra­sil ha per­mi­ti­do una ma­yor des­truc­ción de la sel­va ama­zó­ni­ca.

Aho­ra, el coronaviru­s ha ace­le­ra­do esa des­truc­ción.

Los ma­de­re­ros ile­ga­les, los mi­ne­ros y los aca­pa­ra­do­res de tie­rras han des­pe­ja­do im­pu­ne­men­te vas­tas zo­nas del Ama­zo­nas en los úl­ti­mos me­ses, a me­di­da que la pan­de­mia ha obs­ta­cu­li­za­do los es­fuer­zos de apli­ca­ción de la ley.

Es ca­si se­gu­ro que esas áreas, re­cien­te­men­te des­pe­ja­das, da­rán pa­so a una se­rie de in­cen­dios aún más ge­ne­ra­li­za­dos y de­vas­ta­do­res, que los que pro­vo­ca­ron la in­dig­na­ción mun­dial el año pa­sa­do.

Las con­se­cuen­cias de la pan­de­mia han exa­cer­ba­do la de­gra­da­ción eco­ló­gi­ca pues­ta en mar­cha por las po­lí­ti­cas gu­ber­na­men­ta­les de Bol­so­na­ro, que fa­vo­re­ce la ex­pan­sión del desa­rro­llo co­mer­cial en la Ama­zo­nia y con­si­de­ra las re­gu­la­cio­nes am­bien­ta­les, co­mo un obs­tácu­lo al cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co.

Se es­ti­ma que se ta­la­ron 1.200 ki­ló­me­tros cua­dra­dos de la cu­bier­ta de ár­bo­les de la Ama­zo­nia de enero a abril, un au­men­to del 55 por cien­to, con res­pec­to al mis­mo pe­rio­do del año pa­sa­do, se­gún el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de In­ves­ti­ga­ción Es­pa­cial de Bra­sil, una agen­cia gu­ber­na­men­tal. El año pa­sa­do, la de­fo­res­ta­ción en la Ama­zo­nia ha­bía al­can­za­do ni­ve­les que no se ha­bían vis­tos des­de 2008.

Al mis­mo tiem­po, el coronaviru­s ha co­bra­do más de 36.000 vi­das en Bra­sil, que aho­ra re­gis­tra el ma­yor nú­me­ro dia­rio de muer­tes en el mundo. Tam­bién ha do­mi­na­do los ti­tu­la­res y los de­ba­tes po­lí­ti­cos en los úl­ti­mos me­ses, eclip­san­do el au­men­to de los da­ños en la sel­va tro­pi­cal.

Ri­car­do Sa­lles, mi­nis­tro del Me­dio Am­bien­te, que apo­ya la fle­xi­bi­li­za­ción de la re­gu­la­ción am­bien­tal, por par­te de Bol­so­na­ro, in­di­có a fi­na­les de abril que veía la pan­de­mia co­mo una opor­tu­ni­dad para re­du­cir las res­tric­cio­nes, mien­tras que la aten­ción se cen­tra­ba en otra par­te.

“Te­ne­mos que ha­cer un es­fuer­zo aquí du­ran­te es­te pe­rio­do de cal­ma, en tér­mi­nos de co­ber­tu­ra de pren­sa por­que la gen­te so­lo ha­bla del Covid”, in­di­có du­ran­te una reunión de ga­bi­ne­te del 22 de abril.

Los co­men­ta­rios hi­cie­ron que los fis­ca­les fe­de­ra­les pi­die­ran una in­ves­ti­ga­ción.

Las ac­cio­nes de cum­pli­mien­to, por par­te de la prin­ci­pal agen­cia de pro­tec­ción am­bien­tal del país, el Ins­ti­tu­to Bra­si­le­ño del Me­dio Am­bien­te y de los Re­cur­sos Na­tu­ra­les Re­no­va­bles, o Iba­ma, ca­ye­ron drás­ti­ca­men­te du­ran­te 2019, el pri­mer año de Bol­so­na­ro en el car­go, se­gún un do­cu­men­to de la agen­cia.

Los fun­cio­na­rios gu­ber­na­men­ta­les y ac­ti­vis­tas am­bien­ta­les afir­man que el au­men­to en la de­fo­res­ta­ción es­tá im­pul­sa­do por un sen­ti­mien­to pre­va­le­cien­te en­tre los ma­de­re­ros y mi­ne­ros ile­ga­les de que de­rri­bar la sel­va tro­pi­cal con­lle­va un ries­go mí­ni­mo de cas­ti­go y pro­du­ce una re­com­pen­sa sig­ni­fi­ca­ti­va. El go­bierno de Bol­so­na­ro des­pi­dió a tres fun­cio­na­rios de Iba­ma en abril, des­pués de que la agen­cia lle­vó a ca­bo un gran ope­ra­ti­vo con­tra los mi­ne­ros ile­ga­les.

Apro­xi­ma­da­men­te el 50 por cien­to de la cu­bier­ta de ár­bo­les per­di­da, du­ran­te los pri­me­ros cua­tro me­ses de es­te año, es­ta­ba en te­rre­nos pú­bli­cos, se­gún Ipam Ama­zô­nia, una or­ga­ni­za­ción de in­ves­ti­ga­ción am­bien­tal. “Veo que el opor­tu­nis­mo ali­men­ta la ile­ga­li­dad, ya que la gen­te se apro­ve­cha de la fra­gi­li­dad del mo­men­to que vi­vi­mos, tan­to po­lí­ti­ca co­mo eco­nó­mi­ca­men­te. Es­ta cri­sis del coronaviru­s se es­tá con­vir­tien­do tam­bién” en una cri­sis am­bien­tal”, co­men­tó Ane Alen­car, di­rec­to­ra de Cien­cias de Ipam Ama­zô­nia.

Des­pués de que el go­bierno de Bra­sil fue cri­ti­ca­do por los in­cen­dios el año pa­sa­do, Bol­so­na­ro des­ple­gó las fuer­zas ar­ma­das para apa­gar­los y evi­tar que se pro­du­je­ran nue­va­men­te. Eso de­jó gran par­te de la tie­rra, que fue des­pe­ja­da en 2019, lis­ta para ser que­ma­da es­te año. En ma­yo, el go­bierno de Bol­so­na­ro en­vió unos cuan­tos mi­les de sol­da­dos a la Ama­zo­nia y les en­car­gó pre­ve­nir de­li­tos am­bien­ta­les du­ran­te 30 días.

En un co­mu­ni­ca­do por co­rreo elec­tró­ni­co, el mi­nis­te­rio de De­fen­sa in­for­mó que ha­bía de­di­ca­do 3.800 in­te­gran­tes del ser­vi­cio, 11 avio­nes, 11 bar­cos y 180 vehícu­los a apo­yar la mi­sión. La ope­ra­ción, in­di­có, “de­mues­tra cla­ra­men­te la fir­me de­ter­mi­na­ción de Bra­sil de pre­ser­var y de­fen­der el Ama­zo­nas”.

Los ac­ti­vis­tas am­bien­ta­les di­cen que agradecen cual­quier in­cre­men­to en la apli­ca­ción de la ley, pe­ro la ma­yo­ría ve la ope­ra­ción mi­li­tar co­mo una tác­ti­ca de re­la­cio­nes pú­bli­cas, que no cam­bia­rá la tra­yec­to­ria de la de­fo­res­ta­ción, ni con­du­ci­rá a un cas­ti­go de las per­so­nas cla­ve que im­pul­san la des­truc­ción.

Adriano Ka­ri­pu­na, un lí­der in­dí­ge­na en el es­ta­do de Ron­dô­nia, se­ña­lo que su co­mu­ni­dad se sien­te ca­da vez más vul­ne­ra­ble. “Lan­zan una gran ope­ra­ción, pe­ro es so­lo para po­ner­la en las no­ti­cias”, di­jo. “En realidad nun­ca arrestan a na­die”.

Mi­ne­ros y ma­de­re­ros arrui­nan el bos­que con im­pu­ni­dad.

FO­TO­GRA­FÍAS POR VIC­TOR MORIYAMA PARA THE NEW YORK TI­MES

En lo que va del año, la des­truc­ción de la cu­bier­ta ar­bó­rea de la Ama­zo­nia ha au­men­ta­do 55 por cien­to, com­pa­ra­do con 2019. Agen­tes am­bien­ta­les en el río Par­do el año pa­sa­do, y una que­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.