De­cae la au­to­ri­dad mo­ral de EUA

Listin Diario - - Internatio­nal Weekly - Por LA­RA JAKES y ED­WARD WONG

WAS­HING­TON — Los di­plo­má­ti­cos es­ta­dou­ni­den­ses es­tán lu­chan­do con la for­ma de exi­gir los de­re­chos hu­ma­nos, la de­mo­cra­cia y el es­ta­do de de­re­cho en el ex­tran­je­ro, en­tre crí­ti­cas so­bre la res­pues­ta con­tun­den­te del go­bierno de Trump a las ma­ni­fes­ta­cio­nes en el país.

En con­ver­sa­cio­nes pri­va­das y pu­bli­ca­cio­nes en re­des so­cia­les, los di­plo­má­ti­cos de ca­rre­ra en el De­par­ta­men­to de Es­ta­do y la Agen­cia de los Es­ta­dos Uni­dos para el Desa­rro­llo In­ter­na­cio­nal han ex­pre­sa­do su in­dig­na­ción, tras el ase­si­na­to de Geor­ge Floyd a manos de la po­li­cía en Mi­neá­po­lis, Mi­ne­so­ta, y el im­pul­so del pre­si­den­te Trump para en­viar al ejér­ci­to a so­fo­car las ma­ni­fes­ta­cio­nes.

Afir­man que la vio­len­cia ha so­ca­va­do sus crí­ti­cas a los au­tó­cra­tas ex­tran­je­ros y ha co­lo­ca­do en te­la de jui­cio la au­to­ri­dad mo­ral, que Es­ta­dos Uni­dos in­ten­ta pro­yec­tar, a me­di­da que pro­mue­ve la de­mo­cra­cia y las li­ber­ta­des ci­vi­les en to­do el mundo.

“Co­mo di­plo­má­ti­cos es­ta­dou­ni­den­ses, es nues­tro tra­ba­jo ex­pli­car Es­ta­dos Uni­dos al mundo”, es­cri­bió Eric Ru­bin, ex

En­tre las zo­zo­bras, mu­chas crí­ti­cas no son vá­li­das.

em­ba­ja­dor en Bul­ga­ria, en una car­ta, el 3 de ju­nio, al sin­di­ca­to de ofi­cia­les del Ser­vi­cio Ex­te­rior de Es­ta­dos Uni­dos que di­ri­ge. “Siem­pre he­mos se­ña­la­do a nues­tra his­to­ria co­mo dig­na de emu­lar­se. Se nos ha re­cor­da­do con fuer­za que to­da­vía te­ne­mos un lar­go ca­mino por re­co­rrer co­mo na­ción”, aña­dió.

Los di­plo­má­ti­cos en las mi­sio­nes es­ta­dou­ni­den­ses es­tán ob­ser­van­do ma­ni­fes­ta­cio­nes por los de­re­chos hu­ma­nos di­ri­gi­das a Es­ta­dos Uni­dos, no a lí­de­res opre­so­res de otros paí­ses. Cien­tos de per­so­nas pro­tes­ta­ron en la Em­ba­ja­da de los Es­ta­dos Uni­dos en Londres para exi­gir igual­dad racial en los Es­ta­dos Uni­dos. Ma­ni­fes­ta­cio­nes si­mi­la­res ocu­rrie­ron en Pa­rís, Ber­lín y Co­pen­ha­gue.

En un co­mu­ni­ca­do, el De­par­ta­men­to de Es­ta­do re­co­no­ció la exis­ten­cia de desafíos, pe­ro sos­tu­vo que Es­ta­dos Uni­dos es­tá de­di­ca­do a la li­ber­tad de ex­pre­sión y de reunión y el es­ta­do de de­re­cho. “Los go­bier­nos que to­man en se­rio los de­re­chos hu­ma­nos son trans­pa­ren­tes y dan la bien­ve­ni­da a con­ver­sa­cio­nes so­bre có­mo abor­dar las preo­cu­pa­cio­nes y ha­cer me­jo­ras”, di­ce el co­mu­ni­ca­do.

Los fun­cio­na­rios ac­tua­les ha­bla­ron bajo la con­di­ción de ano­ni­ma­to por te­mor a re­pre­sa­lias. En el úl­ti­mo año, el se­cre­ta­rio de Es­ta­do, Mi­ke Pom­peo pre­sio­nó a Trump para que des­pi­die­ra al ins­pec­tor ge­ne­ral de la agen­cia y se ne­gó a res­pal­dar a los fun­cio­na­rios del Ser­vi­cio Ex­te­rior que fue­ron ata­ca­dos por Trump por el te­ma de Ucra­nia.

“Aho­ra, por su­pues­to, to­do el mundo pue­de ver que a mu­chos es­ta­dou­ni­den­ses se les ha ne­ga­do sis­te­má­ti­ca­men­te la jus­ti­cia”, in­di­có Da­na Shell Smith, ex em­ba­ja­do­ra en Qa­tar. “Co­mo re­sul­ta­do, nues­tra di­plo­ma­cia pública de­be­ría adop­tar más hu­mil­dad de la que ha te­ni­do en el pa­sa­do”. Agre­gó que los di­plo­má­ti­cos po­drían apro­ve­char la idea “de que los es­ta­dou­ni­den­ses es­ta­mos uti­li­zan­do nues­tras vo­ces para exi­gir cam­bios, y eso es al­go que no po­dría ocu­rrir en tan­tos paí­ses don­de he ser­vi­do”.

El diputado Tom Ma­li­nows­ki, de­mó­cra­ta de Nue­va Jer­sey, que se desem­pe­ñó co­mo sub­se­cre­ta­rio de Es­ta­do en el go­bierno de Oba­ma, di­jo que “el uso del ejér­ci­to para dis­per­sar vio­len­ta­men­te a los ma­ni­fes­tan­tes pa­cí­fi­cos, fren­te a la Casa Blan­ca, fue el ma­yor re­ga­lo, que po­si­ble­men­te po­dría­mos ha­ber­le da­do a Pu­tin o Xi Ji­nping y a cual­quier otro dic­ta­dor en el mundo, que se de­lei­ta en ar­gu­men­tar que el go­bierno de Es­ta­dos Uni­dos, no es di­fe­ren­te al de ellos.

“La ma­yo­ría de los dic­ta­do­res so­fis­ti­ca­dos no ar­gu­men­tan que son án­ge­les”, co­men­tó. “Sos­tie­nen que Es­ta­dos Uni­dos es san­tu­rrón e hi­pó­cri­ta por­que ha­ce­mos lo mis­mo que ellos”.

El De­par­ta­men­to de Es­ta­do tiene una ofi­ci­na para pro­mo­ver los de­re­chos hu­ma­nos. Ca­da año pu­bli­ca una eva­lua­ción de los com­pro­mi­sos de las na­cio­nes con las li­ber­ta­des ci­vi­les, las li­ber­ta­des y el es­ta­do de de­re­cho. No eva­lúa a Es­ta­dos Uni­dos, pe­ro el Fon­do para la Paz de­ter­mi­nó que 29 paí­ses eran más es­ta­bles que Es­ta­dos Uni­dos, en tér­mi­nos de fuer­zas de se­gu­ri­dad, de­re­chos hu­ma­nos, es­ta­bi­li­dad del go­bierno, que­jas de la so­cie­dad y otras me­di­das.

“Los es­ta­dou­ni­den­ses ya no pue­den es­con­der­se de­trás de una vi­sión del ex­cep­cio­na­lis­mo es­ta­dou­ni­den­se”, es­cri­bie­ron sie­te ex fun­cio­na­rios de ca­rre­ra de la Agen­cia de los Es­ta­dos Uni­dos para el Desa­rro­llo In­ter­na­cio­nal, en una car­ta pu­bli­ca­da re­cien­te­men­te en Me­dium. “Es­ta si­tua­ción es fran­ca­men­te de­vas­ta­do­ra para la di­plo­ma­cia es­ta­dou­ni­den­se”, afir­mó Brett Bruen, ex di­plo­má­ti­co de ca­rre­ra y di­rec­tor de com­pro­mi­so glo­bal en el Con­se­jo de Se­gu­ri­dad Na­cio­nal del pre­si­den­te Ba­rack Oba­ma.

MATT DUNHAM/AS­SO­CIA­TED PRESS

El uso de la fuer­za en EUA mer­ma su de­fen­sa de los de­re­chos hu­ma­nos. Una pro­tes­ta en Londres.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.