No ase­gu­rar el desas­tre cli­má­ti­co

Diario Expreso - - Opinión - Pro­ject Syn­di­ca­te

El mes pa­sa­do el Reino Uni­do dis­fru­tó por pri­me­ra vez des­pués del ini­cio de la Re­vo­lu­ción In­dus­trial de un día com­ple­to sin ne­ce­si­dad de usar ener­gía de car­bón. Esa es una no­ti­cia no­ta­ble y una se­ñal del por­ve­nir: el car­bón es­tá ce­dien­do el pa­so a for­mas más lim­pias de ener­gía. Y esa sus­ti­tu­ción ocu­rri­rá más rá­pi­do siem­pre y cuan­do la enor­me y po­de­ro­sa in­dus­tria de los se­gu­ros pon­ga de su par­te los es­fuer­zos ne­ce­sa­rios. Henry Ford, mi­ran­do el ho­ri­zon­te de la ciu­dad de Nue­va York, di­jo: “Sin se­gu­ros, no ha­bría ras­ca­cie­los. Nin­gún in­ver­sio­nis­ta fi­nan­cia­ría edi­fi­cios que a cau­sa de una co­li­lla de ci­ga­rri­llo po­drían quemarse has­ta que­dar re­du­ci­dos a so­lo ce­ni­zas en el sue­lo”. A tra­vés de su ca­pa­ci­dad pa­ra mi­ni­mi­zar el ries­go ex­ten­dién­do­lo a lo lar­go de am­plias car­te­ras, las em­pre­sas ase­gu­ra­do­ras han per­mi­ti­do que se lle­ven a ca­bo ac­ti­vi­da­des de al­to ries­go du­ran­te si­glos. Y eso tam­bién es cier­to con res­pec­to a las ac­ti­vi­da­des que con­tri­bu­yen al ma­yor ries­go que exis­te en to­da la his­to­ria de la hu­ma­ni­dad: el ca­len­ta­mien­to glo­bal. Si bien los re­pre­sen­tan­tes de la in­dus­tria de los se­gu­ros de­cla­ran su in­ten­ción y pa­sión por con­tro­lar el cam­bio cli­má­ti­co y por ga­ran­ti­zar que es­te sea un pla­ne­ta ha­bi­ta­ble, en las ha­bi­ta­cio­nes tra­se­ras de sus ofi­ci­nas sus agen­tes aún es­tán muy ocu­pa­dos tra­ba­jan­do pa­ra ha­cer fun­cio­nar su ma­gia fi­nan­cie­ra con el ob­je­ti­vo de pres­tar ser­vi­cios de sus­crip­ción pa­ra nue­vos pro­yec­tos, co­mo cen­tra­les eléc­tri­cas de car­bón, pla­ta­for­mas pe­tro­lí­fe­ras, pro­yec­tos de are­nas de al­qui­trán, tu­be­rías pa­ra gas y otros pro­yec­tos con­ta­mi­nan­tes. Las com­pa­ñías ase­gu­ra­do­ras han crea­do y man­te­ni­do un vínculo en la for­ma de un círcu­lo vi­cio­so, me­dian­te el cual fa­ci­li­tan pro­yec­tos que cau­san el ca­len­ta­mien­to glo­bal mien­tras que si­mul­tá­nea­men­te pro­por­cio­nan se­gu­ros con­tra el im­pac­to ad­ver­so que tie­nen es­tos pro­yec­tos en el cli­ma. Gra­cias, en gran par­te, a que de ma­ne­ra tem­pra­na to­ma­ron con­cien­cia de la ne­ce­si­dad de abor­dar el cam­bio cli­má­ti­co, el pac­to faus­tiano de la in­dus­tria ase­gu­ra­do­ra ha evi­ta­do has­ta aho­ra el es­cru­ti­nio de los gru­pos de pre­sión. Sin em­bar­go, es­to es­tá a pun­to de cam­biar. A fi­nes del mes pa­sa­do, la gi­gan­te ase­gu­ra­do­ra fran­ce­sa AXA anun­ció que de­ja­rá de pres­tar ser­vi­cios de sus­crip­ción a las em­pre­sas que ge­ne­ren más del 50 % de su fac­tu­ra­ción a par­tir de ac­ti­vi­da­des re­la­cio­na­das con el car­bón. Ese cam­bio se ba­sa en la de­ci­sión an­te­rior de AXA de re­ti­rar sus in­ver­sio­nes de ta­les em­pre­sas. Es­te es un pa­so cla­ve pa­ra que el car­bón sea un ele­men­to no ase­gu­ra­ble. El se­gu­ro, al fin y al ca­bo, se ba­sa en la idea de que el fu­tu­ro se ase­me­je en al­go al pa­sa­do, ha­cien­do que di­cho fu­tu­ro sea pre­de­ci­ble. Pe­ro si se­gui­mos ca­len­tan­do el pla­ne­ta, esa su­po­si­ción des­apa­re­ce. Ya las com­pa­ñías ase­gu­ra­do­ras de pro­pie­da­des in­mo­bi­lia­rias en las cos­tas es­tán le­van­tan­do las ma­nos an­te la di­fi­cul­tad de ave­ri­guar a qué al­tu­ra se ele­va­rá el mar y cuán fuer­te so­pla­rán las fu­tu­ras tor­men­tas. Por ra­zo­nes morales y eco­nó­mi­cas, ha lle­ga­do el mo­men­to de que otros si­gan el ejem­plo de AXA y re­co­noz­can que los com­bus­ti­bles fó­si­les no son ase­gu­ra­bles. Pa­ra es­tas com­pa­ñías -y pa­ra el res­to de no­so­tros- el me­jor se­gu­ro es man­te­ner los com­bus­ti­bles fó­si­les en el lu­gar don­de na­tu­ral­men­te es­tán: den­tro de la tie­rra.

Atra­vés­de su­ca­pa­ci­dad pa­ra mi­ni­mi­zar el ries­go ex­ten­dién­do­lo a lo lar­go de am­plias car­te­ras, la­sem­pre­sas ase­gu­ra­do­ras han per­mi­ti­do que se lle­ven a ca­bo ac­ti­vi­da­des de al­to ries­go ’.

ADRIÁN PEÑAHERRERA / EX­PRE­SO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.