N

Diario Expreso - - Guayaquil - RO­NALD G. SO­RIA so­riar@gra­na­sa.com.ec

o siem­pre el sue­ño de te­ner ca­sa se cumple de la for­ma en la que las per­so­nas as­pi­ran. Sin em­bar­go, ca­da fa­mi­lia se aco­mo­da y se acos­tum­bra a ese es­pa­cio vital que fi­nal­men­te resulta ser su ho­gar.

Eso es lo que su­ce­de con los Fi­gue­roa, una fa­mi­lia tí­pi­ca de Gua­ya­quil que con­cre­tó su as­pi­ra­ción de la ma­ne­ra en que pu­do. Ubi­ca­da en el nú­me­ro 2119 de Aya­cu­cho y Tul­cán, aque­lla vi­vien­da resulta una es­pe­cie de me­tá­fo­ra ur­ba­na de dos plan­tas: es­tá, pe­ro no es­tá.

La fa­mi­lia tie­ne el ser­vi­cio de agua po­ta­ble, ener­gía eléc­tri­ca, pe­ro el Mu­ni­ci­pio no les co­bra im­pues­to por­que se­gún las or­de­nan­zas ac­tua­les que re­gu­lan la cons­truc­ción de nuevas edi­fi­ca­cio­nes, una ca­sa pue­de ser con­si­de­ra­da ca­sa cuan­do su­pere como mí­ni­mo los seis me­tros de fren­te. Si no lo tie­ne, no exis­te. Un pa­rá­me­tro en el que que­da de­bien­do la edi­fi­ca­ción de los Fi­gue­roa, pues por suer­te ellos la mon­ta­ron cuan­do esa or­de­nan­za no exis­tía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.