PAIS pre­sio­na a las cor­tes

Diario Expreso - - Actualidad - RO­BER­TO AGUILAR agui­larr@granasa.com.ec QUI­TO

Los co­rreís­tas quie­ren en­viar men­sa­jes a la Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal Un nue­vo sub­gru­po le na­ció a PAIS y lo im­pi­dió Los hal­co­nes co­se­cha­ron 52 votos

So­bre las di­vi­sio­nes en el in­te­rior de PAIS na­da es­tá es­cri­to. Co­rreís­tas y mo­re­nis­tas fir­man ma­ni­fies­tos por se­pa­ra­do pe­ro en cual­quier mo­men­to se unen, unos sí, otros no, pa­ra cui­dar ra­bos de pa­ja o pa­ra tra­tar de ejer­cer pre­sio­nes in­de­bi­das so­bre otros po­de­res del Es­ta­do. Lo pri­me­ro ocu­rrió el lu­nes, en el CAL, y les fue bien: im­pi­die­ron el jui­cio po­lí­ti­co con­tra su com­pa­ñe­ro de ban­ca­da Au­gus­to Espinosa. Lo se­gun­do ocu­rrió ayer, en la se­sión ple­na­ria, y fra­ca­sa­ron: un nue­vo sub­gru­po (o sub sub gru­po, co­mo se mi­re), el de los alia­dos mo­re­nis­tas, les aguó la fies­ta. Aho­ra PAIS se mul­ti­pli­ca co­mo las ame­bas: por bi­par­ti­ción.

La idea era de Pa­bel Mu­ñoz, hal­cón de los du­ros: “Pro­yec­to de re­so­lu­ción so­bre la pre­gun­ta nú­me­ro 3 de la pro­pues­ta de con­sul­ta po­pu­lar”. La pre­gun­ta ter­ce­ra es aque­lla que se re­fie­re a la ce­sión de fun­cio­nes de los in­te­gran­tes del Con­se­jo de Par­ti­ci­pa­ción Ciu­da­da­na, que el co­rreís­mo en­cuen­tra in­cons­ti­tu­cio­nal. El pro­yec­to de re­so­lu­ción de Mu­ñoz re­cha­za­ba las pre­ten­sio­nes del pre­si­den­te Le­nín Mo­reno, reivin­di­ca­ba las com­pe­ten­cias fis­ca­li­za­do­ras de la Asam­blea (aun­que no fue­ra sino pa­ra im­pe­dir fis­ca­li­za­cio­nes, co­mo ocu­rrió la vís­pe­ra) y ex­hor­ta­ba a la Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal a cum­plir con la Cons­ti­tu­ción, que es co­mo ex­hor­tar al go­bierno a que go­bier­ne.

Al otro ex­tre­mo del he­mi­ci­clo, Fa­bri­cio Vi­lla­mar (CREO) re­co­gió el guan­te: una vez instalada la se­sión pi­dió un cam­bio en el or­den del día pa­ra su­pri­mir ese pun­to, que era el úl­ti­mo en la agen­da. “No es ob­je­ti­vo ni opor­tuno ni con­ve­nien­te”, di­jo. “Es una in­ter­fe­ren­cia de un po­der del Es­ta­do en otro. Hay que de­jar que la Cor­te re­suel­va sin pre­sio­nes”.

El sub sub gru­po de los alia­dos mo­re­nis­tas (sie­te le­gis­la­do­res en to­tal, in­clu­yen­do a su lí­der, Daniel Men­do­za) fue­ron sen­si­bles a es­te ar­gu­men­to. La pro­pues­ta de cam­bio del or­den del día de Vi­lla­mar era una me­di­ción de fuer­zas y ellos de­ci­die­ron unir las su­yas a la opo­si­ción pro­pia­men­te di­cha: en lu­gar de vo­tar No, co­mo el res­to de su blo­que, se abs­tu­vie­ron.

Fi­nal­men­te, la pro­pues­ta de Vi­lla­mar no co­se­chó los apo­yos su­fi­cien­tes pa­ra ga­nar, pe­ro sí pa­ra de­mos­trar que los co­rreís­tas tam­po­co po­drían ha­cer­lo: 55 votos por el Sí, 52 por el No y sie­te abs­ten­cio­nes equi­va­len a un em­pa­te a ce­ro. Na­die al­can­zó la mi­tad más uno. El or­den del día que­dó co­mo es­ta­ba pe­ro era cla­ro que el pro­yec­to de Mu­ñoz no se­ría apro­ba­do.

“Pro­yec­to de re­so­lu­ción pa­ra la re­pa­ra­ción histórica de la pro­vin­cia de Es­me­ral­das”. En el ves- tí­bu­lo de in­gre­so hu­bo ma­rim­ba (el es­pec­ta­cu­lar gru­po de cá­ma­ra del Mu­ni­ci­pio) y bai­le a car­go de la be­llí­si­ma rei­na pro­vin­cial del tu­ris­mo y su cor­te de dio­sas de ébano. En el sa­lón del Pleno, cla­ses de his­to­ria a car­go de un es­pe­cia­lis­ta en la ma­te­ria, dis­cur­so del al­cal­de Le­nin La­ra, el hom­bre que re­ci­bió más de 300 mil dó­la­res pa­ra do­tar de agua po­ta­ble a la ciu­dad y no lo hi­zo. Es­me­ral­das se mue­re de sed y de enfermedades re­la­cio­na­das con la con­ta­mi­na­ción pro­ce­den­te de la re­fi­ne­ría pe­ro, al me­nos, ha si­do his­tó­ri­ca­men­te reivin­di­ca­da. Que no se que­jen.

El de­ba­te so­bre re­so­lu­cio­nes va­cuas con­ti­nuó con una pro­pues­ta de Es­te­ban Al­bor­noz. El hom­bre que evi­ta to­car el te­ma de la glo­sa que le pu­so la Contraloría re­sul­ta bas­tan­te elo­cuen­te a la ho­ra de ha­blar so­bre los en­fer­mos de dia­be­tes.

Jo­sé Se­rrano ha­bía en­car­ga­do la pre­si­den­cia y aban­do­na­do el sa­lón tem­pra­na­men­te, así que se per­dió el desa­rro­llo de tan tras­cen­den­tes de­ba­tes. No vol­ve­ría sino has­ta el fi­nal, pa­sa­das las dos de la tar­de (¿se fue a al­mor­zar?), y so­lo pa­ra ce­rrar la se­sión y anun­ciar que el úl­ti­mo pun­to, aquel de la pro­pues­ta de Pa­bel Mu­ñoz, que­da­ría pa­ra el pró­xi­mo mar­tes. Es de­cir: pa­ra nun­ca. Has­ta el pró­xi­mo mar­tes la Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal ya se ha­brá pro­nun­cia­do so­bre la con­sul­ta po­pu­lar y el tal de­ba­te se­rá ex­tem­po­rá­neo e inofi­cio­so. Inol­vi­da­ble lec­ción po­lí­ti­ca de Jo­sé Se­rrano: si no pue­des ga­nar, hu­ye.

HENRY LAPO / EX­PRE­SO

Hal­co­nes. Pa­bel Mu­ñoz ase­gu­ra el com­pro­mi­so re­vo­lu­cio­na­rio de Car­los Vi­te­ri pa­ra pre­sio­nar a las cor­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.