La Se­cre­ta­ría Na­cio­nal de Co­mu­ni­ca­ción mu­da su nom­bre

El or­ga­nis­mo se va cues­tio­na­do por va­rios ac­to­res de la opo­si­ción

Diario Expreso - - Actualidad -

Cam­bia de nom­bre en un mo­men­to de cues­tio­na­mien­tos. El pre­si­den­te Le­nín Mo­reno de­cre­tó la su­pre­sión de la Se­cre­ta­ría Na­cio­nal de Co­mu­ni­ca­ción (Se­com), que se­rá re­em­pla­za­da por la Se­cre­ta­ría Ge­ne­ral de Co­mu­ni­ca­ción de la Pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca.

La Se­com fue crea­da du­ran­te la dé­ca­da pa­sa­da y aun­que fue con­ce­bi­da co­mo una ins­tan­cia pa­ra pro­pi­ciar la co­mu­ni­ca­ción en­tre los di­fe­ren­tes ac­to­res so­cia­les y fo­men­tar la li­ber­tad de ex­pre­sión, se con­vir­tió, pa­ra mu­chos, en uno de los bra­zos de per­se­cu­ción del an­te­rior ré­gi­men.

De ahí sa­lían las res­pues­tas a las crí­ti­cas de los opo­si­to­res, se en­via­ba el for­ma­to de las rec­ti­fi­ca­cio­nes ya ela­bo­ra­das so­lo pa­ra su pu­bli­ca­ción en los me­dios im­pre­sos y or­de­na­ba ca­de­nas de ra­dio y te­le­vi­sión pa­ra po­si­cio­nar la ver­sión gu­ber­na­men­tal.

Ac­tual­men­te, al­gu­nos de sus ex­di­rec­ti­vos, co­mo el ex­se­cre­ta­rio de Co­mu­ni­ca­ción Fernando Al­va­ra­do, que es­tu­vo ofi­cial­men­te al fren­te de la Se­com en­tre 2013 y 2015, son in­ves­ti­ga­dos por la Con­tra­lo­ría y la Fis­ca­lía del Es­ta­do.

En el de­cre­to, el pre­si­den­te Mo­reno es­ta­ble­ce que to­das las atri­bu­cio­nes, fun­cio­nes y re­pre­sen­ta­cio­nes que te­nía la Se­com pa­san a la se­cre­ta­ría que con­ti­nua­rá a car­go de An­drés Michelena. Él tam­bién pre­si­di­rá el di­rec­to­rio de los me­dios pú­bli­cos.

Sin em­bar­go, la nue­va se­cre­ta­ría no ten­drá la rec­to­ría y po­der de di­so­lu­ción de las or­ga­ni­za­cio­nes so­cia­les que sí te­nía la Se­com, po­tes­tad con la que se in­ten­tó di­sol­ver a Fun­da­me­dios en sep­tiem­bre de 2015. Es­to pa­sa al Mi­nis­te­rio de Telecomunicaciones.

Los tra­ba­ja­do­res que se en­con­tra­ban la­bo­ran­do pa­ra la Se­com, ba­jo cual­quier mo­da­li­dad, pa­sa­rán a for­mar par­te de la nó­mi­na de la Pre­si­den­cia. Pe­ro en 90 días el Mi­nis­te­rio de Tra­ba­jo y la Se­cre­ta­ría Ge­ne­ral de la Pre­si­den­cia de­be­rán eva­luar y se­lec­cio­nar al per­so­nal de acuer­do con los es­tán­da­res de op­ti­mi­za­ción del Es­ta­do, lo que po­dría de­ri­var en la su­pre­sión de pues­tos in­ne­ce­sa­rios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.