Vio­len­cia: “Se­gui­mos vien­do ni­ños ul­tra­ja­dos o jó­ve­nes que ase­si­nan a sus ami­gos”

Diario Expreso - - Opinión -

En las es­cue­las y co­le­gios es­tán en­se­ñan­do a los mu­cha­chos a de­nun­ciar cual­quier abu­so del que sean ob­je­to, sea se­xual, psi­co­ló­gi­co o fí­si­co. En las uni­ver­si­da­des les pla­ti­can a los jó­ve­nes que no hay que ser abu­sa­do­res y res­pe­tar a las per­so­nas. Pe­ro pa­re­ce que no es­tá ca­lan­do muy bien es­ta en­se­ñan­za, cuan­do se­gui­mos vi­vien­do la reali­dad de ni­ños ul­tra­ja­dos, de hi­jos que man­dan a ase­si­nar a pa­dres, her­ma­nos, o de jó­ve­nes que des­cuar­ti­zan a su me­jor ami­go… Así co­mo la sin­to­ma­to­lo­gía de una en­fer­me­dad es la fiebre, los sín­to­mas de es­tos tras­tor­nos son los pen­sa­mien­tos.

Se de­be en­se­ñar a los ni­ños y jó­ve­nes cuá­les son los pen­sa­mien­tos que in­di­can un tras­torno en la per­so­na­li­dad, por ejem­plo, que por cual­quier con­flic­to sien­ta de­seos de ha­cer des­apa­re­cer a la otra per­so­na, o que em­pie­ce a sen­tir una atrac­ción se­xual por in­fan­tes o ni­ños, o que sien­ta de­seos de eli­mi­nar­se. A es­tas al­tu­ras de­ben exis­tir in­for­mes y es­tu­dios com­ple­tos de los pen­sa­mien­tos re­cu­rren­tes de los sui­ci­das, ase­si­nos, fe­mi­ci­das, pe­de­ras­tas, etc. Es­tos pen­sa­mien­tos de­ben ser di­vul­ga­dos pa­ra que exis­ta ma­yor po­si­bi­li­dad de que las per­so­nas se iden­ti­fi­quen con es­tas ano­ma­lías y pi­dan ayu­da a tiem­po. Qui­zá así dis­mi­nu­yan es­te ti­po de ac­tua­cio­nes. La edu­ca­ción for­mal y la pren­sa son vi­ta­les en es­ta di­fu­sión. Da­vid E. Ri­caur­te Vé­lez

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.