Ni­ño, no pa­dre

Dominguero - - Variedades - Por Blan­ca Mon­ca­da @ Blan­ki­mon­ki Si tie­nes al­gu­na his­to­ria, es­cri­be a mon­ca­dab@gra­na­sa.com. ec o en­vía un men­sa­je al 0984934322.

Te­nían me­nos de un mes en el in­ten­to de un no­viaz­go. Se la ga­nó lue­go de con­fe­sar­le que su no­vio, que era uno de los me­jo­res ami­gos de él, la en­ga­ña­ba. Hu­bo crí­ti­cas, por su­pues­to. Y de las más du­ras. A ella la se­ña­la­ron co­mo “fá­cil”; a él, co­mo “mal ami­go”. No les im­por­tó y con­ti­nua­ron con el idi­lio, has­ta aquel día. “Gor­do, es­toy em­ba­ra­za­da de otro y no po­de­mos se­guir con es­ta re­la­ción”, le di­jo. Y con ca­da fra­se la vi­da se le es­ca­pa­ba de las ma­nos. Llo­ra­ron jun­tos. No lo ha­bía en­ga­ña­do. El ex plan­tó se­mi­lla en su vien­tre. “Yo me ha­go car­go del be­bé”, ofre­ció el mu­cha­cho, de­ses­pe­ra­do y enamo­ra­do. Ella no acep­tó. No pu­do. Sus pa­dres la lle­va­ron don­de la fa­mi­lia del ex, otro mu­cha­cho de co­le­gio que, lo pri­me­ro que hi­zo al en­te­rar­se, fue pe­dir­le que abor­te. No lo hi­zo y lo obli­gó a ha­cer­se car­go. Lla­mó al no­vio y le pi­dió per­dón. Por esas con­vic­cio­nes que nos me­ten en la ca­be­za, sen­tía que lo me­jor era es­tar con el pa­dre bio­ló­gi­co del ni­ño, aun­que él no quie­ra. “Nun­ca ol­vi­des que siem­pre te voy a que­rer. Y no me im­por­ta si es­tás con él. Es­ta­rás en mi co­ra­zón. Cuí­da­te”, se des­pi­dió con el al­ma ro­ta el mu­cha­cho. De eso han pa­sa­do cua­tro años. Ella, al fi­nal, se se­pa­ró de su pa­re­ja. En el fon­do sa­bía que nun­ca iba a fun­cio­nar. To­da­vía ex­tra­ña a aquel no­vio res­pe­tuo­so con quien nun­ca in­ti­mó y de quien re­cuer­da un amor pu­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.