Car­ta del edi­tor

Ecuador Terra Incognita - - CONTENIDO -

Las lec­tu­ras más in­tere­san­tes sue­len ser las que cues­tio­nan creen­cias y tras­to­can cer­te­zas. Pre­sen­ta­mos es­te nú­me­ro con­fia­dos de que sus pá­gi­nas apor­ten al lec­tor su­fi­cien­tes de es­tos in­gre­dien­tes.

Pa­ra em­pe­zar, nos su­mi­mos en el mun­do de los hon­gos. Sí, los hon­gos, esos or­ga­nis­mos mi­cros­có­pi­cos, so­te­rra­dos, más o me­nos tó­xi­cos o con­fi­na­dos a las co­mi­su­ras en­tre los de­dos de los pies de los atle­tas. Lo que nos des­cu­bre el tex­to de Se­bas­tián Pa­drón tras­cien­de es­tas no­cio­nes co­mu­nes y obli­ga a re­vi­sar la vi­sión de los hon­gos co­mo for­mas de vi­da sim­ples e “in­fe­rio­res” den­tro de es­que­mas je­rár­qui­cos y an­tro­po­cén­tri­cos. En­con­tra­mos, en cam­bio, or­ga­nis­mos a los que mi­llo­nes de años de evo­lu­ción han do­ta­do de es­tra­te­gias de un re­fi­na­mien­to asom­bro­so, dig­nas del guión de la me­jor pe­lí­cu­la de alie­ní­ge­nas. Alie­ní­ge­na qui­zá sea la pa­la­bra apro­pia­da. Ade­más de sig­ni­fi­car “ve­ni­do de fue­ra”, es­tá em­pa­ren­ta­da con alie­nar: se­gún la Aca­de­mia, “sa­car a al­guien fue­ra de sí, en­tor­pe­cer­le o tur­bar­le el uso de la ra­zón o de los sen­ti­dos”.

Es­to es jus­to lo que ha­cen los hon­gos de nues­tra his­to­ria con los in­sec­tos a los que con­ta­mi­nan. Pa­ra no es­tro­pear­les la pe­lí­cu­la ade­lan­tán­do­les los as­pec­tos asom­bro­sos del ar­gu­men­to, más bien les de­ja­mos la cu­rio­si­dad pa­ra que lean con avi­dez los de­ta­lles.

El en­sa­yo fo­to­grá­fi­co de Fer­nan­do Es­pi­no­sa, de for­ma pa­re­ci­da, des­es­ta­bi­li­za la ima­gen de Ga­lá­pa­gos que han cons­trui­do las pos­ta­les. Al im­pac­to ini­cial de ver el ar­chi­pié­la­go en blan­co y ne­gro, se van su­man­do ele­men­tos in­quie­tan­tes pa­ra nues­tro ima­gi­na­rio de las is­las en­can­ta­das: to­na­li­da­des pro­pias de bos­ques tem­pe­ra­dos, nu­ba­rro­nes re­mi­nis­cen­tes de sel­vas exu­be­ran­tes, tu­ris­tas tra­ves­ti­dos en ex­plo­ra­do­res de otro si­glo, inusi­ta­das ali­nea­cio­nes y tex­tu­ras dis­cor­dan­tes...

El ar­tícu­lo de Da­vid Pa­rra, en cam­bio, cues­tio­na la di­co­to­mía que en­fren­ta a la na­tu­ra­le­za con la ciu­dad. Ex­pues­tos al gra­to ejem­plo de Cuen­ca y su te­lón de fon­do, el Ca­jas, des­cu­bri­mos la in­ter­de­pen­den­cia y ar­mo­nía en­tre la “ciu­dad de los ríos” y el “pá­ra­mo de las la­gu­nas”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.