Ga­lá­pa­gos, blan­co y ne­gro

Ecuador Terra Incognita - - CONTENIDO - tex­to y fo­tos: Fer­nan­do Es­pi­no­sa

Po­cos lu­ga­res hay tan fo­to­gra­fia­dos co­mo las Ga­lá­pa­gos. La nue­va fa­ce­ta de las is­las que nos pre­sen­tan las imá­ge­nes de Fer­nan­do Es­pi­no­sa nos ha­bla tan­to de la sen­si­bi­li­dad del fo­tó­gra­fo co­mo de la pro­di­ga­li­dad del ar­chi­pié­la­go co­mo te­ma pa­ra el ar­te.

La más gran­de di­fi­cul­tad en es­ta bús­que­da –por­que la fo­to­gra­fía es eso, una bús­que­da– fue en­con­trar una pers­pec­ti­va sen­si­ble y úni­ca don­de se pue­dan per­ci­bir to­dos los as­pec­tos de es­te fas­ci­nan­te ar­chi­pié­la­go. Ya exis­te una can­ti­dad de li­bros y fo­to­gra­fías so­bre Ga­lá­pa­gos; la ma­yo­ría ca­ta­lo­gan su sin­gu­la­ri­dad y el co­lo­ri­do de su fau­na: la igua­nas ma­ri­nas, los cor­mo­ra­nes, los pi­que­ros de pa­tas azu­les... pe­ro se que­da en el re­gis­tro de un ani­ma­li­to o de un pai­sa­je.

En uno de mis via­jes a las is­las me di cuen­ta que los pai­sa­jes son tan in­tere­san­tes co­mo sus ani­ma­les. Es­tas her­mo­sas es­ce­nas son agre­si­vas y ca­si irrea­les: tex­tu­ras de ro­cas que se fun­den con los ani­ma­les y plan­tas que las ha­bi­tan, don­de se da el per­fec­to mar­co pa­ra una fo­to­gra­fía su­rrea­lis­ta. Ade­más, creo que Ga­lá­pa­gos no so­la­men­te es su pai­sa­je y sus ani­ma­les, sino una se­rie de

mu­chos otros ele­men­tos que no se los to­ma en cuen­ta por ser in­trín­se­cos y co­mu­nes. Pa­ra eli­mi­nar las dis­trac­cio­nes que pue­de traer el co­lor y en­fo­car la aten­ción en for­mas y tex­tu­ras, de­ci­dí fo­to­gra­fiar en blan­co y ne­gro. Así, sus ani­ma­les, pe­ro tam­bién el tu­ris­ta oca­sio­nal, apa­re­cen co­mo una ca­rac­te­rís­ti­ca in­trín­se­ca del te­ma.

Es­tas is­las po­seen un am­bien­te du­ro e im­pla­ca­ble que, al mis­mo tiem­po, for­ma par­te de un pa­raí­so pa­ra la vi­da sil­ves­tre y sus ha­bi­tan­tes. Es­ta con­tra­dic­ción es la que da cuer­po y ra­zón a mi tra­ba­jo.

Las fo­to­gra­fías fue­ron tomadas en el trans­cur­so de dos años du­ran­te va­rios via­jes de cru­ce­ro y es­ta­día en las is­las po­bla­das. Una di­fi­cul­tad que en­con­tré pa­ra fo­to­gra­fiar los di­fe­ren­tes lu­ga­res de las is­las son las res­tric­cio­nes que, con ra­zón, im­po­ne el par­que na­cio­nal a sus vi­si­tan­tes pa­ra po­der pre­ser­var es­te ma­ra­vi­llo­so ar­chi­pié­la­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.