Sa­cha war­mi­ku­na

Ecuador Terra Incognita - - CONTENIDO -

En oc­tu­bre se cum­ple un año de la mar­cha por la vi­da, en la que al­re­de­dor de 150 mu­je­res ama­zó­ni­cas ca­mi­na­ron des­de la Ama­zo­nía pa­ra de­fen­der sus te­rri­to­rios del ase­dio ex­trac­ti­vis­ta. El en­sa­yo fo­to­grá­fi­co que Fe­li­pe Já­co­me reali­zó du­ran­te ese y pos­te­rio­res even­tos cuen­ta la his­to­ria de es­tas mu­je­res y les rin­de un ho­me­na­je.

Arri­ba: Yo me lla­mo Huan­guin­ca. No­so­tras las mu­je­res de­fen­de­mos nues­tro te­rri­to­rio pa­ra que nues­tros nie­tos pue­dan vi­vir tran­qui­los y sin en­fer­me­da­des, pa­ra que pue­dan en­con­trar agua lim­pia. Es­toy al­zan­do la voz pa­ra que to­do el mun­do se­pa por lo que es­toy lu­chan­do. Tam­bién es­toy pen­san­do en los ani­ma­les de la sel­va, pa­ra que la em­pre­sa pe­tro­le­ra y la em­pre­sa ma­de­re­ra no des­tru­yan su ho­gar. Arri­ba de­re­cha: Mi nom­bre es Te­re­sa Mu­kus­hihua. Ja­más de­ja­ré que los pe­tro­le­ros en­tren a mi te­rri­to­rio. Lo voy a de­fen­der has­ta el úl­ti­mo. Aba­jo de­re­cha: Yo me lla­mo Ena San­ti. Soy de la pa­rro­quia Sa­ra­ya­cu y una mu­jer que ha lu­cha­do con­tra la ex­plo­ta­ción pe­tro­le­ra. En 2002, una pe­tro­le­ra lle­gó a te­rri­to­rio Sa­ra­ya­cu pa­ra des­truir la sel­va ama­zó­ni­ca. Las mu­je­res de la co­mu­ni­dad tra­ba­ja­mos hom­bro con hom­bro con los ni­ños, los jó­ve­nes, adul­tos y los ma­yo­res pa­ra re­sis­tir. In­clu­so nues­tra es­cue­la ce­rró en la lu­cha con­tra la pe­tro­le­ra. Hi­ci­mos gru­pos y nos di­vi­di­mos las ta­reas pa­ra po­der sos­te­ner la lu­cha. Las mu­je­res en su ma­yo­ría hi­ci­mos chi­cha y la co­mi­da pa­ra los hom­bres que se in­ter­na­ron en la sel­va. Las mu­je­res de Sa­ra­ya­cu so­ña­mos con de­fen­der nues­tro te­rri­to­rio, nues­tra sel­va, nues­tros ríos y con te­ner nues­tro ai­re li­bre de con­ta­mi­na­ción. Tam­bién lu­cha­mos con­tra la vio­len­cia con­tra la mu­jer den­tro de nues­tra co­mu­ni­dad. Va­mos a le­van­tar­nos. Es tiem­po de abrir los ojos. Es tiem­po de jun­tar­nos en un so­lo co­ra­zón, fuer­te y pu­ro. Es tiem­po de le­van­tar­nos de nue­vo.

Yo soy Ma­nue­la Ro­sa Da­gua. Soy de la tri­bu An­doa Kich­wa, de la co­mu­ni­dad de Manga Ur­ku. Mi men­sa­je es: no des­tru­yan nues­tra sel­va, nues­tra tie­rra. Nues­tra vi­da de­pen­de de la sel­va, los ríos, las la­gu­nas y las mon­ta­ñas. Las va­mos a cui­dar y va­mos a lu­char pa­ra sal­var­las. No des­tru­yan la sel­va que de ella res­pi­ra el mun­do.

Mi nom­bre es Er­lin­da Man­ya. Yo mar­cho por­que no quie­ro que las pe­tro­le­ras con­ta­mi­nen nues­tra tie­rra y nues­tros ríos. Lle­ga­mos a Qui­to pa­ra pe­dir a nues­tro pre­si­den­te que evi­te la con­ta­mi­na­ción de nues­tra tie­rra [por par­te] de las com­pa­ñías pe­tro­le­ras, por el bien de nues­tros ni­ños. La pri­me­ra vez que vi­ne a Qui­to fue en 1991. Mi es­po­so y yo mar­cha­mos jun­tos pa­ra pe­dir al go­bierno que re­co­noz­ca nues­tros te­rri­to­rios. Mi ma­ri­do ya mu­rió, en­ton­ces aho­ra mar­cho con las com­pa­ñe­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.