Nues­tra fau­na: lobo de dos pe­los de Ga­lá­pa­gos

Ecuador Terra Incognita - - CONTENIDO -

de dos pe­los de Ga­lá­pa­gos es el más pe­que­ño de los lo­bos ma­ri­nos (ma­chos, 154 cm; hem­bras, 120 cm). Su cuer­po cor­to y com­pac­to y gran­des ojos ha­cen pen­sar en una fo­ca de pe­lu­che. Le cu­bre un lar­go pe­la­je ca­fé os­cu­ro, que se acla­ra en el vien­tre y zo­nas de la ca­ra.

Los ma­chos de­fien­den sus te­rri­to­rios y las va­rias hem­bras con las que se apa­rean (de 6 a 10) has­ta que el ham­bre les obli­ga a bus­car co­mi­da, oca­sio­nes que otros ma­chos apro­ve­chan pa­ra in­ten­tar apa­rear­se. No po­cos ma­chos mue­ren en pe­leas te­rri­to­ria­les. Las ex­pe­di­cio­nes pa­ra ali­men­tar­se pue­den du­rar has­ta 16 ho­ras, y con­sis­ten en bu­ceos in­ter­mi­ten­tes en bus­ca de pe­ces y ca­la­ma­res. Se rea­li­zan en la no­che, pues sus pre­sas se acer­can a la su­per­fi­cie. La re­pro­duc­ción de las hem­bras es anual, du­ran­te las frías y pro­lí­fi­cas aguas en­tre agos­to y no­viem­bre. La úni­ca cría que na­ce es ama­man­ta­da tan lar­go co­mo dos o tres años, por lo in­cier­to del me­dio; cuan­do lle­ga El Ni­ño y el ali­men­to es­ca­sea, la mor­tan­dad es de­vas­ta­do­ra en­tre adul­tos y c rías.

Sus po­bla­cio­nes se han re­cu­pe­ra­do de la ca­si des­apa­ri­ción que tra­jo la ca­ce­ría de sus pie­les en si­glos pa­sa­dos, mas una dis­tri­bu­ción tan res­trin­gi­da pue­de ha­cer de cual­quier ca­tás­tro­fe –un Ni­ño se­ve­ro, la pro­li­fe­ra­ción de los pe­rros fe­ra­les que los de­pre­dan– cau­sa de su ex­tin­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.