Ma­che Chin­dul: una re­ser­va de fu­tu­ro

Ecuador Terra Incognita - - CONTENIDO -

La re­ser­va es uno de los ma­yo­res te­so­ros na­tu­ra­les del país, hoy ame­na­za­do por la co­di­cia ma­de­re­ra y la in­ten­ción de atra­ve­sar­la por una ca­rre­te­ra. Co­mo nos cuen­ta Mó­ni­ca González, su fu­tu­ro de­pen­de en gran par­te de que las po­bla­cio­nes que allí ha­bi­tan adop­ten una éti­ca acor­de al sin­gu­lar entorno que les ha to­ca­do.

El pro­gra­ma Au­la Ver­de es­tá de­di­ca­do a la ca­pa­ci­ta­ción de un gru­po de per­so­nas que tie­nen la res­pon­sa­bi­li­dad de cui­dar el 20 % de nues­tro te­rri­to­rio. En otras pa­la­bas, ¡vein­te de ca­da cien hec­tá­reas de es­te país es­tán en sus ma­nos!

Nos re­fe­ri­mos a los guar­da­par­ques. Los es­pa­cios que tie­nen a su car­go es lo que ha lle­va­do a que el Ecua­dor sea un país re­co­no­ci­do en to­do el mun­do: is­las de ori­gen vol­cá­ni­co con es­pe­cies cu­ya ob­ser­va­ción pro­du­jo una de las re­vo­lu­cio­nes cien­tí­fi­cas más sor­pren­den­tes; aguas pro­fun­das llenas de pe­ces mul­ti­co­lo­res, ba­lle­nas jo­ro­ba­das y man­ta­rra­yas; bos­ques de ne­bli­na re­ple­tos de or­quí­deas y bro­me­lias, mu­chas de ellas des- co­no­ci­das por la cien­cia; vol­ca­nes que nos co­mu­ni­can el pal­pi­tar del pla­ne­ta.

Es­tos es­pa­cios pri­vi­le­gia­dos es­tán cui­da­dos 365 días al año por los guar­da­par­ques y ad­mi­nis­tra­do­res del Sis­te­ma Na­cio­nal de Áreas Pro­te­gi­das, que en la ac­tua­li­dad in­clu­ye cin­cuen­ta áreas con ca­si cin­co mi­llo­nes de hec­tá­reas en­tre par­ques na­cio­na­les, re­ser­vas ma­ri­nas, eco­ló­gi­cas, bio­ló­gi­cas y geo­bo­tá­ni­cas, re­ser­vas de pro­duc­ción de fau­na, re­fu­gios de vi­da sil­ves­tre y áreas na­cio­na­les de re­crea­ción.

Su ad­mi­nis­tra­ción y ma­ne­jo im­pli­ca múl­ti­ples ta­reas: pa­tru­lla­jes de va­rios días, con mo­chi­la al hom­bro, ma­che­te en mano, car­pas, lin­ter­nas y ví­ve­res; la vi­gi­lan­cia de in­tru­sos in­de­sea­dos co­mo mi­ne­ros ile­ga­les o buscadores de ma­de­ras fi­nas; o el tra­ba­jo con las co­mu­ni­da­des en ma­ne­jo de con­flic­tos. Di­chas ta­reas se com­ple­men­tan con aten­ción a los vi­si­tan­tes de to­das par­tes.

Pre­pa­rar al ta­len­to hu­mano en­car­ga­do de ges­tio­nar día a día la con­ser­va­ción de la bio­di­ver­si­dad plan­tea un re­to cons­tan­te pa­ra el Es­ta­do. La ca­pa­ci­ta­ción y for­ta­le­ci­mien­to de es­te gru­po hu­mano es es­tra­té­gi­co pa­ra el de­sa­rro­llo del país, pues es­tán res­guar­dan­do gran par­te de la di­ver­si­dad bio­ló­gi­ca y los be­ne­fi­cios am­bien­ta­les que es­ta nos brin­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.