En el Ya­su­ní se siem­bran tor­tu­gas

Ecuador Terra Incognita - - NOTAS -

En ve­rano, los ríos ama­zó­ni­cos pier­den cau­dal. Sus pla­yas are­no­sas se mues­tran ge­ne­ro­sas como há­bi­tat de re­pro­duc­ción pa­ra va­rias es­pe­cies. Al­gu­nas aves cui­dan de sus crías en ni­dos ru­di­men­ta­rios so­bre la are­na, mien­tras sus le­ja­nas pa­rien­tes, las tor­tu­gas, ex­ca­van ni­dos de po­cos cen­tí­me­tros de pro­fun­di­dad don­de de­po­si­tan en­tre diez y trein­ta hue­vos. A di­fe­ren­cia de las aves, las tor­tu­gas adul­tas no cui­dan de su ni­da­da. Tras desovar, en­tie­rran los hue­vos y re­tor­nan al río.

Son dos las es­pe­cies de tor­tu­gas co­no­ci­das como cha­ra­pas en el Ecua­dor ama­zó­ni­co. Am­bas ni­di­fi­can en las pla­yas de ríos como el Na­po y el Ti­pu­ti­ni. Su in­ge­nua for­ma de pro­crear­se ha de­ri­va­do en la prin­ci­pal cau­sa de la fran­ca dis­mi­nu­ción de sus po­bla­cio­nes: la co­lec­ta de sus hue­vos pa­ra con­su­mo y co­mer­cio. Bas­ta ex­plo­rar las pla­yas con una va­ri­ta de ma­de­ra pa­ra de­tec­tar los ni­dos, ca­var con las ma­nos y co­se­char hue­vos de tor­tu­ga por mi­les.

En 2008, la or­ga­ni­za­ción Wild­li­fe Con­ser­va­tion So­ciety em­pren­dió un pro­yec­to comunitario de con­ser­va­ción de cha­ra­pas. Un año an­tes, uno de sus in­ves­ti­ga­do­res pu­do con­ta­bi­li­zar 7 mil hue­vos de cha­ra­pa en ven­ta en un mer­ca­do lo­cal de vi­da sil­ves­tre (aho­ra inexis­ten­te); ca­da hue­vo po­día cos­tar hasta trein­ta cen­ta­vos. En el pro­yec­to par­ti­ci­pan des­de el ini­cio el mi­nis­te­rio del Am­bien­te y al­gu­nas co­mu­ni­da­des kich­wa y wao­ra­ni de las ri­be­ras del río Na­po, en la zo­na nor­te del par­que na­cio­nal Ya­su­ní, como Sa­ni Is­la, Nue­va Pro­vi­den­cia e In­di­lla­ma.

Cuan­do es tiem­po de desove, los téc­ni­cos lo­ca­les del pro­yec­to re­co­rren las pla­yas

re­co­lec­tan­do hue­vos. En una ma­ña­na de pros­pec­ción se pue­den re­co­lec­tar con fa­ci­li­dad unos vein­ti­cin­co hue­vos por ni­do. Es­tos son tras­la­da­dos con mu­cha cau­te­la a pla­yas ar­ti­fi­cia­les, más co­no­ci­das como are­ne­ros, don­de se los siem­bra. A los se­ten­ta días, más o me­nos, em­pie­za la eclo­sión. Se lle­va las frá­gi­les cha­ra­pi­tas a ti­nas de crian­za, don­de per­ma­ne­cen unos quin­ce días, hasta que al­can­cen de ocho a diez cen­tí­me­tros y sus ca­pa­ra­zo­nes se en­du­rez­can. En­ton­ces son li­be­ra­das en las mis­mas pla­yas don­de se co­lec­ta­ron los hue­vos. En las li­be­ra­cio­nes (por ejem­plo, en mar­zo de es­te año) par­ti­ci­pan es­tu­dian­tes de las es­cue­las lo­ca­les, miem­bros de las co­mu­ni­da­des y tu­ris­tas. Los cru­ce­ros ama­zó­ni­cos Ama­zon y Ma­na­tee for­man par­te de es­ta ini­cia­ti­va lle­van­do a sus pa­sa­je­ros a vi­si­tar las ins­ta­la­cio­nes del pro­yec­to en dis­tin­tas co­mu­ni­da­des y par­ti­ci­pan­do de las li­be­ra­cio­nes. Los in­gre­sos por sus vi­si­tas se rein­vier­ten en for­ta­le­cer la ges­tión del pro­yec­to, mo­ni­to­rear las cha­ra­pas li­be­ra­das, man­te­ner la in­fra­es­truc­tu­ra de ma­ne­jo y cui­dar las pla­yas. Los tu­ris­tas que li­be­ran una tor­tu­gui­ta se con­vier­ten en sus pa­dri­nos. La ex­pe­rien­cia de to­mar una cha­ra­pa más pe­que­ña que una mano y acom­pa­ñar­la en su ca­rre­ra al agua no tie­ne par.

Des­de 2010, se han li­be­ra­do más de 12 mil cha­ra­pas pe­que­ñas ( Po­doc­ne­mis uni­fi­lis) y unas tres­cien­tas cha­ra­pas gran­des ( Po­doc­ne­mis ex­pan­sa). Ob­ser­var cha­ra­pas mien­tras to­man el sol en las ori­llas del río Na­po era una au­tén­ti­ca ra­re­za po­cos años atrás. Aho­ra no es in­fre­cuen­te ver­las en la ri­be­ra sur del río, aque­lla que flan­quea el gran Ya­su­ní, así como en al­gu­nos de sus afluen­tes.

Los po­bla­do­res de es­tas co­mu­ni­da­des que traen hue­vos de cha­ra­pa al pro­yec­to re­ci­ben ale­vi­nes de ca­cha­ma o po­llos a cam­bio, a ma­ne­ra de re­co­no­ci­mien­to a su con­tri­bu­ción en el re­po­bla­mien­to de cha­ra­pas en el Ya­su­ní. Es­tas tor­tu­gas de agua dul­ce son im­por­tan­tes dis­per­so­ras de se­mi­llas, lim­pia­do­ras de los ecosistemas acuá­ti­cos y fuente de ali­men­to pa­ra otras es­pe­cies de fau­na acuá­ti­ca.

Po­doc­ne­mis uni­fi­lis

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.