Car­ta del edi­tor

Ecuador Terra Incognita - - Contenido -

La vi­da es un con­ti­nuum. A pe­sar de las cla­si­fi­ca­cio­nes con las que las di­fe­ren­tes cul­tu­ras in­ten­ta­mos dar sen­ti­do a la di­ver­si­dad, to­da la vi­da com­par­te un ori­gen co­mún y una esen­cia. Aún más, (al­go que ya sa­bían los ta­xo­no­mis­tas del si­glo XVIII) las fron­te­ras en­tre las es­pe­cies no siem­pre son cla­ras, y la va­ria­ción den­tro de una mis­ma es­pe­cie pue­de ser enor­me.

Los ar­tícu­los en es­ta edi­ción, to­dos ha­cen re­fe­ren­cia a ese ines­ta­ble jue­go en­tre la uni­ci­dad de la vi­da y sus di­fe­ren­tes for­mas (ade­más de aque­llas con que los hu­ma­nos nos las re­pre­sen­ta­mos). En el pri­me­ro de ellos, Ja­vier Ca­rre­ra ana­li­za la re­cién apro­ba­da ley de Se­mi­llas y el ca­mino de diá­lo­gos, jue­go de in­tere­ses, re­sis­ten­cias y ar­te­rías que desem­bo­có en su con­tra­dic­to­ria for­ma ac­tual. En el fon­do, las dis­cre­pan­cias pro­vie­nen de di­fe­ren­tes no­cio­nes de lo que es una se­mi­lla y de lo que es la vi­da en ge­ne­ral: una ra­cio­na­lis­ta y mer­can­til, que bus­ca ma­xi­mi­zar la pro­duc­ción y aca­pa­rar ga­nan­cias, y otra per­mea­da por la cos­mo­vi­sión an­di­na, en que los cul­ti­vos son par­te in­trín­se­ca de las re­la­cio­nes so­cia­les y de la po­si­bi­li­dad de una re­pro­duc­ción so­cial au­tó­no­ma.

Le si­gue un tra­ba­ja­do en­sa­yo fo­to­grá­fi­co so­bre la po­bla­ción de Mas­ca­ri­lla, in­ser­ta­da en los ve­ri­cue­tos del va­lle del Cho­ta. Isa­do­ra Ro­me­ro par­te de una leyenda po­pu­lar que ad­vier­te de una es­tre­lla que vue­la en las no­ches; quien la vie­re se con­ver­ti­rá en al­gún animal o en polvo. Ese es el pre­tex­to pa­ra aden­trar­se en una co­ti­dia­ni­dad ale­gre, or­gu­llo­sa y co­lo­ri­da. La mi­ra­da de Isa­do­ra des­ta­ca la co­mu­ni­dad hu­ma­na an­tes que las di­fe­ren­cias; evo­ca así a Carl Sa­gan, quien de­cía que to­dos es­ta­mos he­chos de la mis­ma ma­te­ria: polvo de estrellas.

Por úl­ti­mo, Se­bas­tián Pa­drón nos pre­sen­ta a unos bi­chos que en­car­nan es­ta (con)fu­sión de la vi­da co­mo po­cos: unos in­ve­ro­sí­mi­les saltamontes que, sien­do ani­ma­les, lle­gan a ex­tre­mos asom­bro­sos pa­ra ha­cer­se in­dis­tin­gui­bles de las plan­tas que ha­bi­tan. A su con­si­de­ra­ción que­da es­ta re­vis­ta de us­te­des­no­so­tros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.