Dic­cio­na­rio

Semana (Ecuador) - - Tema - (O) TANIA TINOCO @TINOCOTANIA TTINOCOM@GMAIL.COM

se des­cu­brió la cá­ma­ra ocul­ta en el des­pa­cho pre­si­den­cial, pro­vo­can­do la ai­ra­da reac­ción de Le­nín Moreno. En­ton­ces el ex­se­cre­ta­rio de pren­sa Fer­nan­do Al­va­ra­do pu­bli­có el sig­ni­fi­ca­do de ‘al­ha­ra­quien­to’, pre­ten­dien­do mi­ni­mi­zar la prue­ba del es­pio­na­je del apa­ra­to de se­gu­ri­dad e in­te­li­gen­cia que ha se­gui­do vi­gen­te des­de el go­bierno de Ra­fael Co­rrea. Al­go que pa­ra la asam­bleís­ta So­le­dad Buen­día es nor­mal, “como en to­da de­pen­den­cia pú­bli­ca”…

Mien­tras or­de­na­ba una in­ves­ti­ga­ción for­mal so­bre esa cá­ma­ra ocul­ta, de la que nun­ca fue ad­ver­ti­do, el pre­si­den­te pu­bli­ca­ba en su red: ‘fis­gón’, afi­cio­na­do a hus­mear la vi­da de los de­más (sept. 15) y ‘ri­dícu­lo’, el que es sor­pren­di­do ha­cien­do al­go que di­ce que no ha he­cho (sept. 18). En ese lap­so, Ra­fael Co­rrea tui­tea­ba con su pro­pia de­fi­ni­ción de ‘ri­dícu­lo’: 1.- Que mue­ve a ri­sa. 2.- Es­ca­so. 3.- Ex­tra­ño; y agre­ga­ba en la pu­bli­ca­ción un su­pues­to sig­ni­fi­ca­do de la pa­la­bra ‘va­gón’ (que na­da tie­ne que ver con la es­truc­tu­ra de un tren) dán­do­le la acep­ción de “el que no ha­ce na­da y le echa la cul­pa al res­to”.

Inau­gu­ra­do el nue­vo dic­cio­na­rio po­lí­ti­co ecua­to­riano, me atre­vo a de­man­dar una pa­la­bra que em­pie­za con A, ‘ac­ción’, y es lo que en es­te mo­men­to mu­chos sen­ti­mos que es pe­que­ña. De­jan­do el jue­go de las in­di­rec­tas, ca­li­fi­ca­ti­vos e iro­nías, los ciu­da­da­nos que­re­mos ac­cio­nes y eje­cu­cio­nes que no se pue­de de­cir que de­pen­den de la con­sul­ta po­pu­lar (ese pro­ce­so tie­ne su rit­mo y pla­zos con apo­yo ma­yo­ri­ta­rio).

‘Ac­ción’ implica es­tar ha­cien­do al­go. Y ‘eje­cu­ción’, rea­li­zar una ac­ción es­pe­cial­men­te en cum­pli­mien­to de un pro­yec­to. El pro­yec­to se lla­ma Ecua­dor y su avan­ce es len­to, tal­vez por la es­truc­tu­ra co­rreís­ta aún vi­gen­te en el nue­vo go­bierno. Un hu­ra­cán pa­só por el Po­der Ju­di­cial del país y na­da cam­bió.

La ver­dad de las cifras eco­nó­mi­cas des­mo­ro­nó la me­sa ser­vi­da que de­jó el co­rreís­mo y los cam­bios fue­ron ti­bios. En edu­ca­ción, se ca­yó el cuento de Ya­chay y no hay res­pon­sa­bles ju­di­cia­li­za­dos. La mi­nis­tra de Jus­ti­cia des­co­no­ce las me­di­das cau­te­la­res de la Co­mi­sión In­te­ra­me­ri­ca­na de De­re­chos Hu­ma­nos en fa­vor de Fer­nan­do Vi­lla­vi­cen­cio y la per­se­cu­ción en con­tra de él y su fa­mi­lia es dig­na de la dé­ca­da pa­sa­da. A la se­cre­ta­ria de Car­los Pa­re­ja Cor­de­ro no se le per­mi­te arres­to do­mi­ci­lia­rio pe­se al cán­cer que pa­de­ce, mien­tras des­de su ca­sa/cár­cel el tío del vi­ce­pre­si­den­te in­sul­ta y ame­na­za, sin que Ros­sa­na Al­va­ra­do se in­mu­te si­quie­ra.

Al­gu­nos di­rán y con ra­zón que le es­ta­mos exi­gien­do un rit­mo im­po­si­ble al nue­vo go­bierno. Pue­de ser. Tal vez mi op­ti­mis­mo exi­ge apu­ro. Qui­zá me ol­vi­do de que la can­ción del mo­men­to si­gue sien­do ‘Des­pa­ci­to’, pa­la­bra que por cier­to no es­tá re­gis­tra­da en el tra­di­cio­nal dic­cio­na­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.