Ade­lan­tan se­sión pa­ra sus­ti­tuir al pre­si­den­te

Más de 60 años han pa­sa­do con el nom­bre de los Castro al cen­tro. Es­to ter­mi­na­rá.

La Prensa Grafica - - Mundo - Efe mun­do@la­pren­sa­gra­fi­ca.com

La reunión pa­ra la cons­ti­tu­ción del nue­vo par­la­men­to de Cu­ba, úl­ti­mo pa­so del pro­ce­so de elec­cio­nes que cul­mi­na­rá con el re­le­vo del pre­si­den­te Raúl Castro, co­men­za­rá ma­ña­na, un día an­tes de lo pre­vis­to ini­cial­men­te, in­for­ma­ron ayer me­dios ofi­cia­les de la is­la. La de­ci­sión del Con­se­jo de Es­ta­do de la is­la de ade­lan­tar la se­sión cons­ti­tu­ti­va de la IX Le­gis­la­tu­ra de la Asam­blea Na­cio­nal del Po­der Po­pu­lar (Par­la­men­to uni­ca­me­ral) bus­ca “fa­ci­li­tar el desa­rro­llo de los pa­sos que requiere una se­sión de tal tras­cen­den­cia”, in­di­ca un re­por­te de la Agen­cia Cu­ba­na de No­ti­cias (ACN).

La reunión par­la­men­ta­ria se desa­rro­lla­rá en dos jor­na­das: el miér­co­les y el jue­ves, en ca­so se cum­plan es­tos tiem­pos.

Du­ran­te la se­sión se pro­du­ci­rá el re­le­vo en la Pre­si­den­cia del país, ya que Raúl Castro, de 86 años, de­ja las rien­das del Go­bierno en cum­pli­mien­to de la li­mi­ta­ción de man­da­tos a un má­xi­mo de 10 años de­cre­ta­da por él mis­mo.

Si no hay sor­pre­sas, el fa­vo­ri­to pa­ra el re­le­vo es el ac­tual pri­mer vi­ce­pre­si­den­te del país, Mi­guel Díaz-ca­nel, de 57 años, que se con­ver­ti­ría en el pri­mer pre­si­den­te que no lle­va el ape­lli­do Castro en ca­si 60 años.

LA IS­LA QUE HE­RE­DA

El fu­tu­ro pre­si­den­te de Cu­ba he­re­da un país muy di­fe­ren­te al que ha­ce 10 años re­ci­bió Raúl Castro de su her­mano Fi­del, pe­ro con el de­no­mi­na­dor co­mún de los pro­ble­mas eco­nó­mi­cos, el mal en­dé­mi­co de un país em­pe­ña­do en cam­biar lo jus­to pa­ra per­pe­tuar su sis­te­ma so­cia­lis­ta.

Ace­le­rar la apli­ca­ción de las “re­for­mas rau­lis­tas”, la con­tro­la­da aper­tu­ra eco­nó­mi­ca que ha si­do prio­ri­dad del man­da­ta­rio sa­lien­te, es el pri­mer re­to al que de­be­rá ha­cer frente la nue­va cú­pu­la de la is­la, den­tro de un pro­ce­so so­bre el que la di­ri­gen­cia cu­ba­na ha re­cal­ca­do un cla­ro men­sa­je de con­ti­nuis­mo.

Y es que en Cu­ba no se es­tá plan­tean­do una tran­si­ción po­lí­ti­ca, sino sim­ple­men­te un re­le­vo ge­ne­ra­cio­nal en la cú­pu­la de la Re­vo­lu­ción.

Si Fi­del Castro pu­so en el ma­pa a Cu­ba por su en­fren­ta­mien­to con Estados Unidos y su apo­yo militar a va­rias in­de­pen­den­cias afri­ca­nas, su her­mano Raúl abrió el aba­ni­co mul­ti­la­te­ral de la is­la.

El su­ce­sor de los her­ma­nos he­re­da la­zos eco­nó­mi­cos da­ña­dos por la cri­sis en Venezuela, los erro­res in­ter­nos de ges­tión, el fa­lli­do des­hie­lo con Estados Unidos y un en­quis­ta­do en­fren­ta­mien­to con la Or­ga­ni­za­ción de Estados Ame­ri­ca­nos (OEA).

El pró­xi­mo. El sus­ti­tu­to de los Castro lle­ga es­ta se­ma­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador

© PressReader. All rights reserved.