Le­tras con fi­Lo His­tó­ri­ca vi­si­ta de Oba­ma a Cu­ba

Diario El Heraldo - - Opinión -

re­co­no­ci­mien­to de la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal; de es­ta ma­ne­ra se ter­mi­na­ría con el go­bierno en­ca­be­za­do por el co­man­dan­te Fi­del Cas­tro. La ac­ción ter­mi­nó y fra­ca­só y en me­nos de 65 ho­ras, 1,200 in­va­so­res ha­bían si­do cap­tu­ra­dos y el res­to ha­bían si­do ase­si­na­dos.

¡ Qué con­tras­te! 56 años des­pués, el pre­si­den­te de la na­ción más po­de­ro­sa del pla­ne­ta, Ba­rak Oba­ma, vi­si­ta Cu­ba, aho­ra en un plano com­ple­ta­men­te di­fe­ren­te. Aunque se­ría ilu­so ver re­suel­tas to­das las di­fe­ren­cias en­tre am­bas na­cio­nes en una vi­si­ta, lo cier­to es que aho­ra el men­sa­je va orien­ta­do al res­ta­ble­ci­mien­to de re­la­cio­nes cons­truc­ti­vas pa­ra am­bos pue­blos. Más de 5 dé­ca­das de con­fron­ta­ción y de se­pa­ra­ción no pue­den ver­se re­suel­tas en tan po­co tiem­po, más si con­si­de­ra­mos que to­da­vía hay gru­pos muy in­flu­yen­tes en los Es­ta­dos Uni­dos, cu­yo in­te­rés es se­guir ati­zan­do un ais­la­mien­to a Cu­ba, que ha si­do de­cla­ra­do fra­ca­sa­do y ob­so­le­to por el pro­pio pre­si­den­te es­ta­du­ni­den­se.

El pre­si­den­te Oba­ma desa­rro­lló una am­plia agen­da que in­clu­yó reunio­nes con el pre­si­den­te Raúl Cas­tro, con las au­to­ri­da­des de la iglesia ca­tó­li­ca, en­cuen­tro con el in­ci­pien­te sec­tor pri­va­do que es­tá sur­gien­do en Cu­ba, dis­cur­so en el Gran Tea­tro de La Ha­ba­na, la vi­si­ta in­clu­yó un en­cuen­tro con la di­si­den­cia cu­ba­na, cues­tión ines­pe­ra­da si con­si­de­ra­mos que en es­tas vi­si­tas ofi­cia­les de al­tos dig­na­ta­rios, nor­mal­men­te no se acos­tum­bran en­cuen­tros con la opo­si­ción y mu­cho me­nos con or­ga­ni­za­cio­nes de­fen­so­ras de los de­re­chos hu­ma­nos. Es­to hay que ver­lo como par­te de una am­plia ge­ne­ro­si­dad de las au­to­ri­da­des cu­ba­nas que han es­ta­do dan­do enor­mes mues­tras de crear es­pa­cios fa­vo­ra­bles a la dis­ten­sión en las re­la­cio­nes en­tre am­bas na­cio­nes.

En el diá­lo­go Cu­ba- Es­ta­dos Uni­dos, no só­lo hay que ver el ca­rác­ter hu­ma­nis­ta y prag­má­ti­co del pre­si­den­te Oba­ma, es tam­bién fru­to de la pre­sión de am­plios sec­to­res eco­nó­mi­cos de la pro­pia na­ción del nor­te que ven en Cu­ba una opor­tu­ni­dad de in­ver­tir, es­pe­cial­men­te el sec­tor agrí­co­la que des­de ha­ce mu­cho tiem­po ha es­ta­do pre­sio­nan­do pa­ra una aper­tu­ra del mer­ca­do cu­bano, es la pre­sión de la opi­nión pú­bli­ca in­ter­na­cio­nal que todos los años ha es­ta­do vo­tan­do en la Asam­blea Ge­ne­ral de las Na­cio­nes Uni­das por la sus­pen­sión del em­bar­go a Cu­ba, no se pue­de des­co­no­cer el pa­pel ac­ti­vo de las au­to­ri­da­des del Va­ti­cano que en voz del pa­pa Francisco y Juan Pa­blo II pro­mo­vie­ron reunio­nes en­tre am­bas par­tes, es de­cir, en­tre Es­ta­dos Uni­dos y Cu­ba.

Es el re­sul­ta­do del am­plio sen­ti­do de so­li­da­ri­dad des­ple­ga­do por Cu­ba al­re­de­dor del mundo sub­de­sa­rro­lla­do y de sus éxi­tos ob­te­ni­dos en dis­tin­tos cam­pos como el de la sa­lud, de­por­te y la bio­tec­no­lo­gía.

To­do lo que cons­tru­ya de­be ser abra­za­do por los pue­blos, por eso sa­lu­da­mos es­ta vi­si­ta

En el diá­lo­go Cu­baEs­ta­dos Uni­dos no so­lo hay que ver el ca­rác­ter hu­ma­nis­ta y prag­má­ti­co del pre­si­den­te Oba­ma, es tam­bién fru­to de la pre­sión de am­plios sec­to­res eco­nó­mi­cos de la pro­pia na­ción del nor­te”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.