BUS­CAN EX­TRA­DI­TAR A DA­NI­LO TO­SE­LLO

El ex­ju­ga­dor y exen­tre­na­dor del Olim­pia es in­ves­ti­ga­do por la­va­do de ac­ti­vos, ya que, se­gún las in­da­ga­cio­nes, ha­bría re­ci­bi­do di­ne­ro ilí­ci­to de par­te de la es­po­sa de un ex­fun­cio­na­rio de Ca­sa de Go­bierno

Diario El Heraldo - - Portada - TE­GU­CI­GAL­PA

El exen­tre­na­dor del Olim­pia es in­ves­ti­ga­do por la­va­do de ac­ti­vos. La es­po­sa de un al­to ex­fun­cio­na­rio de Ca­sa Pre­si­den­cial en el go­bierno pa­sa­do le ha­bría he­cho trans­fe­ren­cias de di­ne­ro vía Mia­mi a Ar­gen­ti­na. Se in­da­ga si esos fon­dos pro­vie­nen de fuen­tes pú­bli­cas hon­du­re­ñas que ter­mi­na­ron en ne­go­cios del de­por­tis­ta ar­gen­tino.

Los ser­vi­cios de in­te­li­gen­cia de Hon­du­ras y Ar­gen­ti­na rea­li­zan coor­di­na­cio­nes pa­ra ex­tra­di­tar al país al exen­tre­na­dor del Olim­pia, Da­ni­lo Javier To­se­llo, por pre­sun­to la­va­do de ac­ti­vos que ha­bría co­me­ti­do con re­cur­sos es­ta­ta­les que se su­po­ne le trans­fi­rió la es­po­sa de un al­to ex­fun­cio­na­rio de Ca­sa Pre­si­den­cial.

De acuer­do a la in­for­ma­ción en po­der de EL HERALDO, To­se­llo tu­vo una re­la­ción muy cer­ca­na con la men­cio­na­da mu­jer, que le trans­fi­rió a Ar­gen­ti­na par­te del di­ne­ro que ella des­vió de va­rias en­ti­da­des pú­bli­cas.

“Se es­tá tra­ba­jan­do en la ex­tra­di­ción, se es­tán rea­li­zan­do las in­ves­ti­ga­cio­nes”, di­jo una fuen­te de en­te­ro cré­di­to a EL HERALDO.

La ope­ra­ción de ex­tra­di­ción se pla­ni­fi­ca “al más al­to ni­vel” por par­te de au­to­ri­da­des del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co, la Di­rec­ción Na­cio­nal de In­te­li­gen­cia del Es­ta­do y la Di­rec­ción Ge­ne­ral de la Agen­cia Fe­de­ral de In­te­li­gen­cia de Ar­gen­ti­na.

Las di­li­gen­cias pa­ra ex­tra­di­tar a To­se­llo se ha­cen en se­cre­ti­vi­dad pa­ra evi­tar que ha­ya fu­ga de in­for­ma­ción.

Otras fuen­tes con­sul­ta­das por EL HERALDO en Ar­gen­ti­na de­cli­na­ron ha­blar so­bre el asun­to pa­ra no afec­tar las in­ves­ti­ga­cio­nes.

Las au­to­ri­da­des in­ves­ti­gan si To­se­llo tie­ne em­pre­sas a su nom­bre en Ar­gen­ti­na, ya sea en su na­tal Sun­cha­les, pro­vin­cia de San­ta Fe, o en otra ciu­dad pa­ra co­no­cer si fue­ron crea­das con el di­ne­ro que le gi­ró la mu­jer hon­du­re­ña.

De igual ma­ne­ra, se in­da­ga si To­se­llo in­vir­tió el di­ne­ro que le gi­ró la hon­du­re­ña en al­gu­nas em­pre­sas que ha­bría fun­da­do an­te­rior­men­te.

La fuen­te no de­ta­lló qué can­ti­da­des de di­ne­ro ha­brían si­do trans­fe­ri­dos a To­se­llo. La Ley Es­pe­cial con­tra el La­va­do de Ac­ti­vo pe­na­li­za el la­va­do de ac­ti­vos con 20 años de cár­cel.

Hon­du­ras pue­de so­li­ci­tar tam­bién que se in­cau­ten los bie­nes de las per­so­nas que han co­me­ti­do blan­queo de ca­pi­ta­les en el te­rri­to­rio en don­de fue­ron com­pra­das las pro­pie­da­des de los sos­pe­cho­sos.

La da­ma que en­vió el di­ne­ro a To­se­llo es es­po­sa de un ex­ser­vi­dor pú­bli­co que la­bo­ró en el go­bierno an­te­rior (2010-2014) en la se­de del Po­der Eje­cu­ti­vo.

El ídolo

Da­ni­lo Javier To­se­llo ( 47) fue un ídolo pa­ra la afi­ción de Olim­pia de la Liga Pro­fe­sio­nal de Fut­bol (pri­me­ra di­vi­sión), tan­to en su eta­pa de ju­ga­dor co­mo de entrenador.

El ex­vo­lan­te zur­do ga­nó cin­co tí­tu­los con el Olim­pia y al ser nom­bra­do ti­mo­nel del equi­po lo­gró ga­nar tres tor­neos, por lo que se le au­gu­ra­ba una am­plia tra­yec­to­ria en el club más po­pu­lar del país.

Pe­ro el 22 de enero de 2013, el olimpismo que­dó en shock al co­no­cer­se la no­ti­cia de que To­se­llo ha­bía aban­do­na­do in­tem­pes­ti­va­men­te el país por pre­sun­tas ame­na-

zas a muer­te.

Un día an­tes de su sor­pre­si­va sa­li­da, la par­te fron­tal del apar­ta­men­to don­de vi­vía To­se­llo en la ca­pi­tal fue ti­ro­tea­do, por lo que se pre­su­mió en ese mo­men­to que su sa­li­da del país fue por ame­na­zas a muer­te.

En efec­to, hu­bo ame­na­zas con­tra la vi­da de To­se­llo, pe­ro las mis­mas fue­ron avi­sos que le ha­bría da­do el es­po­so de la mu­jer que le hi­zo las trans­fe­ren­cias de di­ne­ro.

To­se­llo ex­pli­có des­pués que su sa­li­da del país obe­de­ció a que ne­ce­si­ta­ba cui­dar de su pa­dre, que se en­con­tra­ba en­fer­mo de cán­cer y quien pos­te­rior­men­te mu­rió.

“Se­gu­ra­men­te en un fu­tu­ro nos vol­ve­re­mos a en­con­trar”, es­cri­bió To­se­llo en ju­nio de 2015 en la pá­gi­na Na­ción Olim­pis­ta, en un men­sa­je de fe­li­ci­ta­ción que re­dac­tó lue­go de que el Olim­pia le ga­na­ra el cam­peo­na­to Aper­tu­ra al Mo­ta­gua.

To­se­llo es el ac­tual entrenador del equi­po Li­ber­tad de la Liga Fe­de­ral A de San­ta Fe, equi­va­len­te a la Liga Ma­yor en Hon­du­ras.

Tras su sa­li­da del Olim­pia co­mo ju­ga­dor en 2009, To­se­llo re­gre­só en 2013 pa­ra to­mar las rien­das del equi­po y en ese mo­men­to se ha­bría afian­za­do la re­la­ción con la com­pa­trio­ta.

Des­de Mia­mi

De acuer­do a las pes­qui­sas de los en­tes de in­ves­ti­ga­ción, la es­po­sa del ex­fun­cio­na­rio mo­vió di­ne­ro de Hon­du­ras a Mia­mi, en don­de tie­ne al me­nos una ca­sa a su nom­bre y pos­te­rior­men­te hi­zo trans­fe­ren­cias a Ar­gen­ti­na. “Las trans­fe­ren­cias son de ella”, se li­mi­tó a de­cir la fuen­te, que conf ir­mó que, efec­ti­va­men­te, los gi­ros se rea­li­za­ron des­de Mia­mi.

Es­ta­dos Uni­dos tam­bién ha co­la­bo­ra­do en las in­ves­ti­ga­cio­nes de es­tas ope­ra­cio­nes de la­va­do de ac­ti­vos. Al ha­ber uti­li­za­do el sis­te­ma fi­nan­cie­ro es­ta­dou­ni­den­se pa­ra el blan­queo de ca­pi­ta­les, tam­bién se es­tu­dia si Es­ta­dos Uni­dos pue­da pe­dir la ex­tra­di­ción de To­se­llo. De igual ma­ne­ra, se in­ves­ti­gan qué otros bie­nes ten­dría la mu­jer en Es­ta­dos Uni­dos pa­ra pro­ce­der a con­ge­lar­los.

Las in­ves­ti­ga­cio­nes es­ta­ble­cen que un ciu­da­dano de na­cio­na­li­dad cu­ba­na le ha- bría ayu­da­do a la­var di­ne­ro en Mia­mi a la es­po­sa del ex­fun­cio­na­rio.

La pa­re­ja del ex­fun­cio­na­rio tu­vo un am­plio po­der que le per­mi­tió ma­ni­pu­lar la ad­mi­nis­tra­ción de va­rias ins­ti­tu­cio­nes es­ta­ta­les, en­tre es­tas el Pa­tro­na­to Na­cio­nal de la In­fan­cia (Pa­ni), se­gún las in­da­ga­cio­nes.

Exis­ten sos­pe­chas de que par­te del di­ne­ro que la mu­jer sa­có a Es­ta­dos Uni­dos es pro­duc­to de mal­ver­sa­ción de va­rias ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas.

“A es­ta mu­jer se le in­ves­ti­ga por­que me­tió las ma­nos en va­rias ins­ti­tu­cio­nes, sa­có di­ne­ro, los des­vió por me­dio de al­gu­nas per­so­nas”, in­di­có la fuen­te.

Tam­bién se sos­pe­cha que es­te per­so­na­je fe­me­nino re­ci­bía coimas por in­fluen­ciar pa­ra que se con­ce­die­ran con­tra­tos a em­pre­sas con el go­bierno.

Fue tan­ta la in­ci­den­cia que tu­vo que, ade­más, in­fluen­ció pa­ra que se des­ti­tu­ye­ran o con­ti­nua­ran en sus car­gos va­rios se­cre­ta­rios de es­ta­do en un go­bierno na­cio­na­lis­ta.

EL HERALDO lla­mó al nú­me­ro de te­lé­fono de la ca­sa de Da­ni­lo To­se­llo con el fin de con­sul­tar­le si ha re­ci­bi­do di­ne­ro de par­te de la men­cio­na­da da­ma y si ha­bía usa­do los fon­dos en ne­go­cios pro­pios, pe­ro nadie res­pon­dió.

Tam­bién se le en­vió un men­sa­je por What­sApp al je­fe de la Agen­cia Téc­ni­ca de In­ves­ti­ga­ción Cri­mi­nal, pe­ro tam­po­co con­tes­tó.

Tra­ta­do de ex­tra­di­ción

Hon­du­ras y Ar­gen­ti­na no tie­nen tra­ta­do de ex­tra­di­ción, por lo que se ana­li­za in­vo­car el Con­ve­nio de Ex­tra­di­ción de Mon­te­vi­deo de 1933 pa­ra que To­se­llo pue­da res­pon­der la acu­sa­ción que se le en­ta­bla­ría en Hon­du­ras. Ar­gen­ti­na y Hon­du­ras son fir­man­tes de ese acuer­do.

El Mi­nis­te­rio Pú­bli­co de Hon­du­ras in­vo­có es­te tra­ta­do en el pe­di­do de ex­tra­di­ción he­cho al go­bierno de Chi­le con­tra la chi­le­na Na­ta­lia Pa­tri­cia Ciuf­far­di pa­ra que es­ta res­pon­die­ra por la­va­do de ac­ti­vos re­la­cio­na­do al la­tro­ci­nio en per­jui­cio del Ins­ti­tu­to Hon­du­re­ño de Se­gu­ri­dad So­cial.

La jus­ti­cia chi­le­na apro­bó la ex­tra­di­ción di­fe­ri­da pa­ra Ciuf­far­di, con lo que la impu­tada fue con­de­na­da a cin­co años de li­ber­tad vi­gi­la­da. El Mi­nis­te­rio Pú­bli­co de Hon­du­ras bus­ca­ba que Ciuf­far­di fue­ra en­via­da a Hon­du­ras pa­ra que se le con­de­na­ra a 20 años por la­va­do de ac­ti­vos, y la mis­ma in­ten­ción hay pa­ra Da­ni­lo Javier To­se­llo

FO­TOS: EL HERALDO

Da­ni­lo Javier To­se­llo aban­do­nó Hon­du­ras en 2013 en cir­cuns­tan­cias en las que de­jó con mu­chas du­das a la di­ri­gen­cia del club Olim­pia por­que lo hi­zo sin pre­vio avi­so. Su via­je ha­bría si­do ori­gi­na­do por ame­na­zas a muer­te que ha­bría re­ci­bi­do, pe­ro el año pa­sa­do di­jo que es­ta­ba dis­pues­to a re­tor­nar pa­ra vol­ver a di­ri­gir a ese equi­po de pri­me­ra di­vi­sión.

(1) Co­mo ju­ga­do del Olim­pia ga­nó cin­co tí­tu­los y pa­re­cía que des­pués iba a te­ner una lar­ga ca­rre­ra co­mo entrenador. (2) En Sun­cha­les, pro­vin­cia de San­ta Fe, Ar­gen­ti­na, se en­cuen­tra Da­ni­lo To­se­llo, quien en­tre­na al equi­po Li­ber­tad. (3) La es­po­sa del ex­fun­cio­na­rio del Po­der Eje­cu­ti­vo era vis­ta con fre­cuen­cia en Ca­sa Pre­si­den­cial, en don­de tu­vo mu­cho po­der.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.