Con­ven­ción obli­ga al país a coope­rar por co­rrup­ción

La ex­tra­di­ción se pue­de lle­var a ca­bo so­lo si el de­li­to es pu­ni­ble de igual for­ma en los paí­ses in­vo­lu­cra­dos

Diario El Heraldo - - País - TE­GU­CI­GAL­PA El Heraldo fran­cis.mer­ca­do@el­he­ral­do.hn TE­GU­CI­GAL­PA

El país cuen­ta con ar­gu­men­tos le­ga­les su­fi­cien­tes pa­ra apro­bar, a tra­vés del Con­gre­so Na­cio­nal, el con­ve­nio de la Mi­sión de Apo­yo con­tra la Co­rrup­ción y la Im­pu­ni­dad en Hon­du­ras (Mac­cih), al ser sig­na­ta­rio de tra­ta­dos in­ter­na­cio­na­les.

Du­ran­te las úl­ti­mas se­ma­nas se ha ge­ne­ra­do a lo in­terno del Con­gre­so Na­cio­nal un am­bien­te pa­ra im­pe­dir la apro­ba­ción de es­te con­ve­nio crea­do pa­ra ata­car la im­pu­ni­dad y la co­rrup­ción.

Al pa­re­cer, los pun­tos to­ra­les son, pri­me­ro, el pri­vi­le­gio de la in­mu­ni­dad pa­ra los miem­bros de la mi­sión y, se­gun­do, el te­ma de la ex­tra­di­ción por te­mas de co­rrup­ción que no con­tem­pla la Car­ta Mag­na hon­du­re­ña.

Pe­ro es la mis­ma Cons­ti­tu­ción de la Re­pú­bli­ca la que en su ar­tícu­lo 18 acla­ra que “en ca­so de con­flic­to en­tre el tra­ta­do o con­ven­ción y la ley,

pre­va­le­ce­rá el pri­me­ro”.

Obli­ga­to­rio

La Con­ven­ción de las Na­cio­nes Unidas con­tra la Co­rrup­ción, fir­ma­da en 2004 en Nue­va York, es­ta­ble­ce que ca­da país miem­bro de­be “pro­mo­ver, fa­ci­li­tar y apo­yar la coope­ra­ción in­ter­na­cio­nal y la asis­ten­cia téc­ni­ca en la pre­ven­ción y la lu­cha con­tra la co­rrup­ción, in­clui­da la re­cu­pe­ra­ción de ac­ti­vos”.

Es­te tra­ta­do in­ter­na­cio-

nal sur­gió co­mo par­te de la Con­ven­ción de las Na­cio­nes Unidas con­tra la De­lin­cuen­cia Or­ga­ni­za­da Trans­na­cio­nal, co­no­ci­da co­mo la Con­ven­ción de Pa­ler­mo. En su ar­tícu­lo 3 es­ta­ble­ce que es­ta con­ven­ción se apli­ca­rá, “de con­for­mi­dad con sus dis­po­si­cio­nes, a la pre­ven­ción, la in­ves­ti­ga­ción y el en­jui­cia­mien­to de la co­rrup­ción y al em­bar­go pre­ven­ti­vo, la in­cau­ta­ción, el de­co­mi­so y la res­ti­tu­ción del pro­duc­to de de­li­tos ti­pi­fi­ca­dos con arre­glo a la pre­sen­te con­ven­ción”.

Y ade­más ad­vier­te que pa­ra su apli­ca­ción “no se­rá ne­ce­sa­rio que los de­li­tos enun­cia­dos en ella pro­duz­can da­ño o per­jui­cio pa­tri­mo­nial al Es­ta­do” a me­nos que “con­ten­ga una dis­po­si­ción en con­tra­rio”.

En su ar­tícu­lo 43, es­ta he­rra­mien­ta le­gal ex­pli­ca tam­bién que la ex­tra­di­ción de una per­so­na in­vo­lu­cra­da en de­li­tos de co­rrup­ción se rea­li­za­rá “siem­pre

y cuan­do el de­li­to por el que se pi­de la ex­tra­di­ción sea pu­ni­ble con arre­glo al de­re­cho in­terno del Es­ta­do par­te re­qui­ren­te y del Es­ta­do par­te re­que­ri­do” La Or­ga­ni­za­ción de Es­ta­dos Ame­ri­ca­nos ( OEA) no ha que­ri­do emi­tir un co­mu­ni­ca­do ofi­cial so­bre el con­flic­to ge­ne­ra­do por la ra­ti­fi­ca­ción o no del con­ve­nio de la Mi­sión de Apo­yo con­tra la Co­rrup­ción y la Im­pu­ni­dad en Hon­du­ras (Mac­cih).

Ayer, EL HERALDO hi­zo con­sul­tas a lo in­terno de la OEA so­bre el te­ma, pe­ro la úni­ca res­pues­ta que se ob­tu­vo es que el con­ve­nio de la Mac­cih ya es­ta­ble­ce el res­pe­to a la Cons­ti­tu­ción hon­du­re­ña, por lo que to­do lo se­ña­la­do es le­gal.

Es­te clima de in­cer­ti­dum­bre, que in­clu­so ame­na­za con pos­ter­gar la vi­gen­cia de

FO­TO: EL HERALDO

Luis Al­ma­gro y Juan Or­lan­do Her­nán­dez fir­ma­ron el acuer­do de crea­ción de la Mac­cih en enero.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.