La Mac­cih y sus opo­si­to­res

Diario El Heraldo - - Opinión -

La ne­bu­lo­sa que se ha que­ri­do crear al­re­de­dor de la ra­ti­fi­ca­ción en el Con­gre­so Na­cio­nal del con­ve­nio que da vi­da a la Mi­sión de Apo­yo con­tra la Co­rrup­ción y la Im­pu­ni­dad en Hon­du­ras (Mac­cih) ge­ne­ra sus­pi­ca­cia y de­sen­can­to.

Es preo­cu­pan­te que esas vo­ces di­so­nan­tes que hoy ob­je­tan la fi­gu­ra de la ex­tra­di­ción por co­rrup­ción y la in­mu­ni­dad de que go­zan los miem­bros de la Mac­cih, te­mas que de­bie­ron que­dar zan­ja­dos du­ran­te la re­dac­ción del con­ve­nio, sur­jan des­de el mis­mo Po­der Le­gis­la­ti­vo y se ha­ble aho­ra de que la an­sia­da mi­sión in­ter­na­cio­nal po­dría en­trar en vi­gen­cia has­ta 2017.

¿Con­vie­ne a los in­tere­ses de Hon­du­ras y de los hon­du­re­ños atra­sar has­ta en un año o más la la­bor de es­ta ins­tan­cia? La res­pues­ta es más que ob­via: No.

En aras de la trans­pa­ren­cia y pa­ra de­mos­trar que hay vo­lun­tad po­lí­ti­ca pa­ra el com­ba­te a la co­rrup­ción, cai­ga quien cai­ga, es im­pe­ra­ti­vo ac­tuar en con­so­nan­cia pa­ra que el tra­ta­do sea efec­ti­vo en el me­nor tiem­po po­si­ble.

Re­cor­de­mos que el acuer­do de la Mac­cih tie­ne sus pi­la­res en la Con­ven­ción de las Na­cio­nes Unidas con­tra la Co­rrup­ción y la Con­ven­ción In­te­ra­me­ri­ca­na con­tra la Co­rrup­ción de la OEA, ra­ti­fi­ca­dos por Hon­du­ras co­mo par­te de los com­pro­mi­sos in­ter­na­cio­na­les sus­cri­tos pa­ra lu­char con­tra uno de los peo­res fla­ge­los que tie­ne su­mi­do a nues­tro país en la po­bre­za y el sub­de­sa­rro­llo.

Y si al­guien quie­re crear un desacuer­do en­tre el con­ve­nio de la Mac­cih y las le­yes na­cio­na­les, hay que ir­se en­ton­ces a lo que di­ce la Cons­ti­tu­ción de la Re­pú­bli­ca: “En ca­so de con­flic­to en­tre el tra­ta­do o con­ven­ción y la ley, pre­va­le­ce­rá el pri­me­ro”.

Lo im­por­tan­te es no dar mar­cha atrás en los es­fuer­zos rea­li­za­dos pa­ra el com­ba­te de la co­rrup­ción. Se han da­do im­por­tan­tes pa­sos, cier­to, pe­ro la per­cep­ción ge­ne­ral es que se ha lle­ga­do ape­nas a la su­per­fi­cie de tan ne­fas­ta co­rrup­te­la.

La Mac­cih ven­drá a ca­var más a fon­do, al me­nos así lo es­pe­ra la po­bla­ción que ha ve­ni­do cla­man­do por­que ce­se la im­pu­ni­dad y lle­gue el cas­ti­go pa­ra los la­dro­nes del era­rio que han ve­ni­do pi­so­tean­do a to­do a un país

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.