“mí­ni­mo hay que ha­cer sie­te pun­tos”

El co­lom­biano re­co­no­ció que es­ta no­che se bus­ca­rá más cri­te­rio ofen­si­vo. “Vi­sua­li­zo un jue­go sin lo­cu­ras; te­ne­mos que me­ter­le rit­mo, pe­ro sin per­der la ca­be­za...”

Diario El Heraldo - - Zona - El Heraldo diario@el­he­ral­do.hn

bra­do. Ne­ce­si­ta­mos ga­nar el par­ti­do, no se ne­ce­si­ta des­de el pri­mer mi­nu­to ga­nar­lo, pe­ro sí de re­pen­te en el 40, 60 u 80 se ga­na es­tá bien, pe­ro no per­der la ca­be­za.

¿Ba­sa­do en qué se le va a ga­nar a El Sal­va­dor? Con fút­bol, en pre­sio­nar­los co­mo lo hi­ci­mos allá, te­ner op­cio­nes co­mo las tu­vi­mos y me­jo­rar la ca­li­dad en de­fi­nir; en po­der de­fi­nir el par­ti­do rá­pi­da­men­te, por­que las tu­vi­mos.

¿ Mi­ra­re­mos un plan­tea­mien­to más ofen­si­vo? Con to­do el res­pe­to, vuel­vo y re­pi­to por­que me da pe­na: he di­ri­gi­do 1,020 par­ti­dos pro­fe­sio­na­les y 115 de se­lec­ción; y uno no es que se quie­ra de­fen­der, sino que el otro equi­po de al­gu­na ma­ne­ra echa pa­ra ade­lan­te y hay que de­fen­der­se, en­tién­dan­lo, por fa­vor. Lo que me­nos que­re­mos es me­ter­nos atrás, yo soy el que pro­mue­ve es­ta fi­lo­so­fía: los equi­pos pre­sio­nan­tes son los equi­pos de hoy, pe­ro a ve­ces no se pue­de pre­sio­nar.

¿O sea que no se con­si­de­ra de­fen­si­vo? En El Sal­va­dor y aquí sa­li­mos a ata­car. Na­die me ha pre­gun­ta­do de la pre­sión que hi­ci­mos allá des­de el pri­mer mi­nu­to en cam­po con­tra­rio, si quie­ren nos sen­ta­mos y ve­mos el vi­deo. Si no ce­rra­mos el par­ti­do me hu­bie­ran di­cho pro­fe­sor, ¿por qué no lo ce­rra­mos? No­so­tros aquí va­mos a sa­lir con to­da la con­vic­ción de ata­que. Es­ta­mos pen­san­do en sa­lir con­ven­ci­dos a ju­gar al fút­bol y a ga­nar.

¿ Qué ne­ce­si­ta de los afi­cio­na­dos y de la pren­sa? Que le brin­den po­si­ti­vis­mo y se­gu­ri­dad al gru­po, no es lo mis­mo ju­gar en un es­ta­dio de­socu­pa­do que con un es­ta­dio lleno gri­tan­do “¡Hon­du­ras!”, yo creo que eso emo­cio­na y mo­ti­va a cual­quier ser hu­mano. Lo ne­ce­si­ta­mos. In­vi­to a la afi­ción pa­ra que nos acom­pa­ñe, por­que ne­ce­si­ta­mos te­ner el ca­lor de nues­tra gen­te.

¿Có­mo­que­da­rá­su­fu­tu­ro tras es­te en­cuen­tro? Ya les he di­cho, mu­cha­chos, que el fu­tu­ro mío cuan­do ten­ga que definirlo lo de­fino de fren­te. No pen­se­mos en eso; es más im­por­tan­te es­te par- ti­do que mi fu­tu­ro; créan­lo, por Dios. Yo no he pen­sa­do ni me pa­sa por la ca­be­za eso. ¿Qué quie­ren que les di­ga? ¿Qué me voy? ¿Qué me que­do? Por fa­vor, ayú­den­me a pen­sar en es­te par­ti­do.

¿Cuál su nú­me­ro má­gi­co pa­ra cla­si­fi­car a la he­xa­go­nal? Los sie­te pun­tos mí­ni­mo, que creo que con un pro­me­dio de pun­ta­je y go­les es bueno, pe­ro fal­ta Ca­na­dá, Mé­xi­co y El Sal­va­dor. Vuel­vo y re­pi­to, ¿us­te­des creían que le ga­na­ban a Mé­xi­co (en 2013)? Bueno, quién sa­be y ga­na­mos allá, hay nue­ve pun­tos en dispu­ta y mí­ni­mo te­ne­mos que ha­cer sie­te.

¿No ha per­di­do la pa­cien­cia? No la he per­di­do en nin­gún par­ti­do, si es­tu­vo en el jue­go vio que di­ri­gí al equi­po su­pre­ma­men­te; co­me­ti­mos erro­res de con­cen­tra­ción y aten­ción sí, pe­ro que no le que­pa la me­nor du­da de que di­ri­gí el par­ti­do pleno y cons­cien­te, que me gol­peó el re­sul­ta­do fal­tan­do un mi­nu­to se lo ten­go que de­cir que sí y se lo di­je a mis ju­ga­do­res.

¿ Es­tá arre­pen­ti­do de ha­ber ve­ni­do a Hon­du­ras? Vi­ne cons­cien­te y, co­mo di­cen los bra­si­le­ros y por­tu­gue­ses, gus­to­so; es­to no ha ter­mi­na­do, es­to si­gue, el día que ter­mi­ne di­ré de al­gu­na ma­ne­ra si es­toy tris­te o fe­liz

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.