DA­NI­LO TOSELLO: “NO TEN­GO NA­DA QUE ES­CON­DER”

El en­tre­na­dor de fút­bol re­cha­za es­tar in­vo­lu­cra­do en ope­ra­cio­nes de la­va­do de ac­ti­vos. “Quie­ro que se acla­re to­do es­to por­que ya la­men­ta­ble­men­te me en­su­cia­ron y voy a lle­gar has­ta las úl­ti­mas con­se­cuen­cias pa­ra ver de lo que se tra­ta”, di­jo des­de Ar­gen­tin

Diario El Heraldo - - Portada - CC TE­GU­CI­GAL­PA Re­dac­ción El Heraldo diario@el­he­ral­do.hn

El ar­gen­tino exen­tre­na­dor del Olim­pia, Da­ni­lo Ja­vier Tosello, re­cha­zó te­ner al­gu­na vin­cu­la­ción con la­va­do de ac­ti­vos con re­cur­sos de fuen­tes pú­bli­cas de Hon­du­ras. Se­gún fuen­tes, exis­te una in­ves­ti­ga­ción con­tra Tosello por pre­sun­to blan­queo de ca­pi­ta­les. Los fon­dos, se­gún la fuente, ha­brían si­do pro­por­cio­na­dos por una es­po­sa de un al­to ex­fun­cio­na­rio del go­bierno pa­sa­do.

En sus de­cla­ra­cio­nes ase­ve­ra que nun­ca se le ha gi­ra­do di­ne­ro des­de Mia­mi y que su úni­co pa­tri­mo­nio es una can­cha de fút­bol y que sa­có un prés­ta­mo pa­ra pa­gar una ca­sa en su na­tal Sun­cha­les, en la pro­vin­cia de San­ta Fe.

En tal sen­ti­do, no hay mo­ti­vo pa­ra que la jus­ti­cia hon­du­re­ña lo re­quie­ra, in­sis­tió.

Tosello ha­bló a va­rios me­dios de co­mu­ni­ca­ción de Hon­du­ras pa­ra des­vir­tuar cual­quier se­ña­la­mien­to en su con­tra, a con­ti­nua­ción se re­pro­du­cen sus pa­la­bras.

“No ten­go na­da que es­con­der, ten­go to­dos mis pa­pe­les al día. To­dos mis im­pues­tos al día”.

“Siem­pre tra­té de cui­dar mi ima­gen, pues era el ejem­plo de mu­chos chi­cos, de mu­cha gen­te, y eso me da do­lor”.”

“Pa­ra mí de­be ha­ber una equi­vo­ca­ción o al­go ra­ro, es­toy al día con to­do lo que ten­go que es­tar al día”.

Di­jo sen­tir do­lor por­que se le ha­ya vin­cu­la­do a un he­cho que nun­ca co­me­tió.

Tam­bién acla­ró que no ha re­ci­bi­do di­ne­ro de Mia­mi y que ja­más ha te­ni­do al­gu­na cuen­ta ban­ca­ria en esa ciu­dad de Flo­ri­da, Es­ta­dos Uni­dos.

La úni­ca cuen­ta a su nom­bre en Es­ta­dos Uni­dos fue abierta cuan­do ju­gó en Mé­xi­co, pe­ro ha­ce ocho años la ce­rró, re­mar­có.

“Por la me­mo­ria de mi pa­dre y los hi­jos que ten­go, le ase­gu­ro que no ten­go na­da, pe­ro na­da, na­da que ver”.

“Me mo­les­ta mu­cho y me due­le el he­cho de que me in­vo­lu­cren con al­gu­nas si­tua­cio­nes que na­da que ver. Se ha­bla que me gi­ra­ban di­ne­ro de Mia­mi, no ten­go cuen­tas en Mia­mi, no re­ci­bí di­ne­ro y eso se pue­de ver, oja­lá pron­to se acla­ré y se lim­pie mi ima­gen”, ex­pre­só.

Ex­pli­có que “es­tu­ve has­ta el úl­ti­mo se­gun­do con mi pa­dre, así que no me es­ca­pé (de Hon­du­ras) ni mu­cho me­nos. Lo di­go por la me­mo­ria de mi pa­dre, por mis dos hi­jos, por mi hi­ja, que no ten­go na­da que ver y na­da que ocul­tar, es­to es una men­ti­ra que me due­le mu­cho por­que no es­pe­ra­ba re­ci­bir­lo de un país al que le ten­go tan­to ca­ri­ño”, sub­ra­yó.

Tosello ne­gó tam­bién te­ner cuen­tas en Mia­mi y pro­pie­da­des en Ar­gen­ti­na.

“Es­toy vi­vien­do en una ca­sa al­qui­la­da, sa­can­do un cré­di­to que de­bo pa­gar por ocho años”.

“No sé qué es lo que se ha­ce en es­tos ca­sos, por­que ya te di­go, no ten­go na­da ra­ro; allí en Hon­du­ras pa­gué to­dos los im­pues­tos, siem­pre mi­ra­ban la li­qui­da­ción en po­si­ti­va, traía los pa­pe­les acá a Ar­gen­ti­na, ten­go un con­ta­dor de cuan­do me fui a ju­gar a Mé­xi­co, es­toy con to­dos los im­pues­tos al día acá, no de­bo na­da, na­da de na­da; es­toy en re­gla jus­ta­men­te por­que no me gus­ta es­tar en fal­ta, así que quie­ro ver qué es lo que pa­sa y des­pués, ló­gi­ca­men­te, ha­cer las ac­cio­nes ne­ce­sa­rias pa­ra lim­piar la ima­gen y si hay que ha­cer una ac­ción la voy ha­cer, no quie­ro di­ne­ro, na­da”, en­fa­ti­zó.

No ten­go na­da ra­ro

“Es una lo­cu­ra eso, una lo­cu­ra, pue­den in­ves­ti­gar lo que ten­gan que in­ves­ti­gar, no ten­go na­da ra­ro, nun­ca tu­ve aman­te allí en Hon­du­ras, ha­blan de una fun­cio­na­ria y sin­ce­ra­men­te no sé quién es, no sé qué es lo que per­ci­ben”. “Es­toy sor­pren­di­do, pe­ro ten­go una paz in­te­rior que no te­nés idea, no sé qué es lo que pa­só”, di­ce.

“Me vi­ne a Ar­gen­ti­na, y se lo di­je a la gen­te del Olim­pia, por­que una vez me vi­si­tó mi pa­pá y lo vi muy des­me­jo­ra­do, por­que ha­ce mes y me­dio le ha­bían de­tec­ta­do cán­cer (en 2013), ha­blé con mi her­ma­na y los mé­di­cos y sa­bía que le que­da­ba po­co tiem­po y por eso me vol­ví, no hu­bo na­da ra­ro”.

“Lo más gra­ve es la men­ti­ra, si hay al­go que no me gus­ta­ba es que la gen­te mien­ta y sin sen­ti­do, na­da cier­to”, y re­cal­có que “es­ta­ré al tan­to de to­do”.

“Ha­blé con un ami­go abo­ga­do pa­ra que me man­ten­ga al tan­to, por­que no sé qué es lo que se ha­ce; yo es­tu­ve has­ta el 2013 por las cues­tio­nes que la gen­te ya sa­be, sa­ca­ron que me ti­ro­tea­ron la ca­sa, na­da que ver, me vi­ne, y bueno, la­men­ta­ble­men­te jus­to fa­lle­ció mi pa­pá, tu­ve me­lli­zos, así que ya me que­dé acá; aho­ra,

“Es una lo­cu­ra eso, una lo­cu­ra, pue­den in­ves­ti­gar lo que ten­gan que in­ves­ti­gar, no ten­go na­da ra­ro, nun­ca tu­ve aman­te allí en Hon­du­ras, ha­blan de una fun­cio­na­ria y sin­ce­ra­men­te no sé quién es”. “No ten­go na­da que es­con­der, ten­go to­dos mis pa­pe­les al día. To­dos mis im­pues­tos al día. Siem­pre tra­té de cui­dar mi ima­gen, pues era el ejem­plo de mu­chos chi­cos, de mu­cha gen­te, y eso me da do­lor”.”

"Ten­go un con­ta­dor de cuan­do me fui a ju­gar a Mé­xi­co, es­toy con to­dos los im­pues­tos al día acá, no de­bo na­da, na­da de na­da; es­toy en re­gla jus­ta­men­te por­que no me gus­ta es­tar en fal­ta”.

Da­ni­lo Tosello

Exen­tre­na­dor de Olim­pia

des­pués de dos años, em­pe­cé a tra­ba­jar por­que jus­ta­men­te es­ta­ba me­dio ne­ce­si­ta­do de di­ne­ro y bueno, me sa­lió una opor­tu­ni­dad de tra­ba­jar y es­toy des­de enero di­ri­gien­do”.

“Quie­ro que se acla­re to­do es­to por­que la­men­ta­ble­men­te ya me en­su­cia­ron y voy a lle­gar has­ta las úl­ti­mas con­se­cuen­cias pa­ra ver de lo que se tra­ta es­to”.

“Ya me en­su­cia­ron, la gen­te que me co­no­ce sa­be que soy in­ca­paz de lo que es­tá sa­lien­do, es to­do fal­so”.

Res­pec­to a cuán­to era su in­gre­so sa­la­rial co­mo ju­ga­dor y co­mo en­tre­na­dor, di­jo que “no se lo pue­do de­cir por­que es pri­va­do, pe­ro es mu­chí­si­mo me­nos de lo que la gen­te pien­sa”.

En­tre­na­dor

Tosello es­tu­vo en Olim­pia des­de 1999 a 2007 y lue­go se fue a ju­gar a su país. Pos­te­rior­men­te re­gre­só a Hon­du­ras pa­ra en­tre­nar al Olim­pia, con el que se co­ro­nó tres ve­ces cam­peón. Tu­vo que re­tor­nar a Ar­gen­ti­na por­que -in­sis­tió- su pa­dre es­ta­ba en­fer­mo y re­que­ría su aten­ción.

Los aho­rros que te­nía los in­vir­tió en el tra­ta­mien­to de su pa­pá, lo que hi­zo que su pa­tri­mo­nio mer­ma­ra.

A eso se su­ma que se di- vor­ció, por lo que tu­vo que ce­der la mi­tad de sus bie­nes a su es­po­sa.

“Ten­go mi ca­sa, que es la úni­ca, don­de es­toy vi­vien­do; ten­go un cré­di­to, lo es­toy pa­gan­do, a 10 años lo sa­que. Al di­vor­ciar­me me que­dé con la mi­tad de los bie­nes, ten­go una deu­da de ocho años con los ban­cos”.

“Me es­tá sor­pren­dien­do eso, no ten­go ni la más mí­ni­ma idea de lo que es­tán ha­blan­do”.

“Ten­go una in­ver­sión: cuan­do vol­ví de Mé­xi­co (don­de ju­gó) cons­truí un cam­po, que­dó a nom­bre de mi exes­po­sa, co­mo me di­vor­cié, y des­pués com­pré uno ha­ce unos sie­te años. Ese es el úni­co ca­pi­tal que ten­go, na­da más”.

In­sis­tió en que no tie­ne nin­gu­na otra em­pre­sa. Re­mar­có que te­nía dos años de no tra­ba­jar y por ello bus­có em­pleo co­mo director téc­ni­co del equi­po Li­ber­tad de la Li­ga Fe­de­ral.

Tosello di­jo que no ten­dría nin­gún pro­ble­ma en re­gre­sar a Hon­du­ras en el mo­men­to que con­si­de­re per­ti­nen­te pa­ra acla­rar la si­tua­ción

2 3 4 PA­RA VER LA GA­LE­RÍA COM­PLE­TA www.el­he­ral­do.hn

1 Con sor­pre­sa di­jo el en­tre­na­dor Da­ni­lo Tosello que to­mó la no­ti­cia de que es in­ves­ti­ga­do por la­va­do de ac­ti­vos. En 2013 sa­lió de Hon­du­ras por­que tu­vo que cui­dar a su pa­dre que es­ta­ba en­fer­mo, ase­ve­ró Tosello. 3 Con el di­ne­ro que ga­nó co­mo fut­bo­lis­ta ad­qui­rió una can­cha de fút­bol pa­ra en­tre­nar, ex­pli­có el ex­fut­bo­lis­ta.

Se­gún fuen­tes del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co, no ha­bría in­ves­ti­ga­ción con­tra Da­ni­lo Tosello por la­va­do de ac­ti­vos. Tosello afir­ma que no ha co­me­Ti­do nin­gún he­cho irre­gu­lar

2

4

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.