Apuntes

Diario El Heraldo - - País -

tren. To­dos los ca­mi­nos in­di­ca­ban que ano­che le da­ban vien­to en el he­mi­ci­clo al con­ve­nio de la “ma­xi”, así es que, no hay más tren que el que pita. Y “ayyyy” de aquel dipu­tado que se atra­ve­sa­ra en el ca­mino. Lo “pior” es que no ha­bía vuel­ta de ho­ja: O la apro­ba­ban o la des­apro­ba­ban. Pun­to.

FA­VOR. “Ne­tan­yahu” les di­jo de en­tra­da que se de­ja­ran de ca­sa­ca, que to­dos te­nían que apo­yar y que, si tan­tos es­ta­ban pi­dien­do la pa­la­bra pa­ra de­cir no, pe­ro sí, que por fa­vor no lo hi­cie­ran per­der el tiem­po y fue­ran al grano.

VA­LE. Sor­pre­si­va “mi­sa” de la ban­ca­da del olan­chano pa­ra dar­le vuel­ta a la di­rec­ti­va, aun­que la bu­lla es que el úni­co fin era tro­nar­se a Es­dras. Va­le que el pe­rio­dis­ta co­rrió a postear en su tuit que él no ha re­nun­cia­do a su car­go de sub­coor­di­na­dor de ban­ca­da y que, por con­si­guien­te, si­gue al fren­te. Pun­to.

PRI­MER. Al fi­nal di­je­ron que “Mel” re­sul­tó re­elec­to co­mo je­fe su­pre­mo de la ban­ca­da, no obs­tan­te que no es­tu­vie­ron ni EAL ni Ra­sel ni otros. En la mis­ma ban­ca­da ase­gu­ran que es el pri­mer pa­so del olan­chano pa­ra con­so­li­dar su can­di­da­tu­ra a la re­elec­ción y que no ha­ya in­ter­nas.

BERT­HA. Se­pa Ju­das por­qué, pre­gun­ta la “peo­ple”, las au­to­ri­da­des no sa­len con un ade­lan­to de las in­ves­ti­ga­cio­nes so­bre el cri­men de Bert­haCác eres y fre­nar así, al me­nos en par­te, las pre­sio­nes de la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal. Ya vie­ne en ca­mino por allí una de­le­ga­ción de con­gre­sis­tas fran­ce­ses a exi­gir lo mis­mo y tam­bién ya apa­re­ció en es­ce­na el juez es­pa­ñol aquel.

TE­MIS. El em­ba­ja­dor im­pe­rial fue co­lum­bra­do ayer en los re­cin­tos de la dio­sa Te­mis pa­ra una “vi­si­ta de apo­yo” al “po­wer” de la Cor­te. El hom­bre de Le­pae­ra lo re­ci­bió en sus apo­sen­tos y le ex­pli­có cla­ro y pe­la­do to­dos los pro­yec­tos que tie­nen en car­te­ra pa­ra dar­le vuel­ta de cal­ce­tín a la jus­ti­cia ca­tra­cha... ¿Lo ha­brá con­ven­ci­do?...

AMHOn. Má­ta­las ca­llan­do el doc­tor Nery Ce­rra­to. El hom­bre aho­ra sa­le con que va por la re­elec­ción en la Amhon, por acla­ma­ción de los al­cal­des de sus do­mi­nios, allá en El Pa­raí­so. El hom­bre an­da preo­cu­pa­do por­que un gru­po de al­cal­des ca­chos –sus co­rre­li­gio­na­rios- se le die­ron vuel­ta en lo plano y ya ar­ma­ron su pro­pia pla­ni­lla.

DIL­MA. A pro­pó­si­to de aque­llos que di­ji­mos en Amé­ri­ca del Sur, los re­fun­di­do­res an­dan preo­cu­pa­dos por­que a Dil­ma se le des­ar­mó ayer su coa­li­ción go­ber­nan­te y hoy sí es­tá en alas de cu­ca­ra­cha. Al nue­vo re­vés se ha su­ma­do la re­nun­cia de va­rios de sus mi­nis­tros. To­dos los ca­mi­nos in­di­can que el “im­peach­ment” vie­ne y nadie lo de­tie­ne.

tIn­tA. Brin­co de jue­ces en los re­cin­tos de la Te­mis por­que, aho­ra que le die­ron ja­bón al Con­se­jo de la Ju­di­ca­tu­ra, no hay quien au­to­ri­ce las com­pras y no tie­nen ni tin­ta ni pa­pel pa­ra im­pri­mir ex­pe­dien­tes... Se­rá...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.