Pre­ve­nir la vio­len­cia en cen­tros es­co­la­res

Diario El Heraldo - - País -

El fe­nó­meno de la vio­len­cia es mul­ti­cau­sal y mul­ti­fa­cé­ti­co. En las ac­tua­les cir­cuns­tan­cias de de­sigual­da­des so­cio­cul­tu­ra­les exis­ten­tes en el país, el pro­ble­ma se agra­va cuan­do la niñez su­fre las con­se­cuen­cias, es­pe­cial­men­te al in­te­rior de la fa­mi­lia.

La si­tua­ción se tor­na la­men­ta­ble cuan­do en el ho­gar se vio­len­tan los de­re­chos de los ni­ños, ni­ñas y ado­les­cen­tes, si­tio, que pa­ra­dó­ji­ca­men­te, de­be ser el lu­gar don­de se les pro­te­ja y res­pe­te.

Su­ma­do a lo an­te­rior, es esa fa­mi­lia que vi­ve en en­tor­nos vio­len­tos la que de­ter­mi­na qué las es­cue­las y co­le­gios sean los que, mí­ni­ma­men­te, reúnen las con­di­cio­nes pe­da­gó­gi­cas y de se­gu­ri­dad pa­ra ma­tri­cu­lar a sus hi­jos.

La vio­len­cia ha per­mea­do o so­bre­pa­sa­do los mu­ros de los cen­tros edu­ca­ti­vos y es que los ni­ños y ni­ñas que se ma­tri­cu­lan, es­pe­cial­men­te en la edu­ca­ción pú­bli­ca, pro­vie­nen de un en­torno de po­bre­za, con pa­tro­nes de crian­za au­to­ri­ta­rios don­de el cas­ti­go fí­si­co es la for­ma de dis­ci­pli­na. Es­tos com­por­ta­mien­tos que apren­den en el ho­gar y con ami­gos fre­cuen­te­men­te tras­pa­san los mu­ros del cen­tro edu­ca­ti­vo y los ma­ni­fies­tan en las au­las de cla­se.

Los pro­ble­mas dis­ci­pli­na­rios que van des­de dis­rup­ción de las cla­ses que im­par­te el do­cen­te, sa­lir­se del au­la y del cen­tro edu­ca­ti­vo, apa­tía, no cum­pli­mien­to de sus ta­reas es­co­la­res, can­san­cio, in­to­le­ran­cia y has­ta agre­sio­nes en­tre pa­res e in­asis­ten­cia, re­sul­tan en ba­jo ren­di­mien­to es­co­lar, la re­pe­ti­ción, de­ser­ción que

"La si­tua­ción se tor­na la­men­ta­ble cuan­do en el ho­gar se vio­len­tan los de­re­chos de los ni­ños, ni­ñas y ado­les­cen­tes".

lle­van a la pér­di­da del año es­co­lar, ba­ja au­to­es­ti­ma y el ini­cio de la in­adap­ta­ción so­cial.

Por ta­les ra­zo­nes es im­por­tan­te es­ta­ble­cer es­tra­te­gias en­ca­mi­na­das a pre­ve­nir la vio­len­cia des­de los cen­tros edu­ca­ti­vos en don­de los do­cen­tes, alum­nos y su fa­mi­lia pue­dan for­ta­le­cer co­no­ci­mien­tos pa­ra fre­nar es­te fla­ge­lo que re­quie­re el tra­ba­jo con­jun­to en pre­ven­ción pri­ma­ria.

Ini­ciar en­se­ñán­do­les co­mo es­ta­ble­ce M. King Jr.: “Da tu pri­mer pa­so aho­ra. No im­por­ta que no veas el ca­mino com­ple­to. So­lo da tu pri­mer pa­so y el res­to del ca­mino ira apa­re­cien­do a me­di­da que ca­mi­nes”

Mig­do­nia

Ayes­tas Di­rec­to­ra de los Ob­ser­va­to­rios con­tra la Vio­len­cia de la UNAH

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.