Des­lí­gue­se Del in­som­nio

Es­ta es una in­ca­pa­ci­dad que no per­mi­te a las per­so­nas con­ci­liar el sue­ño co­mo de­be ser

Diario El Heraldo - - Salud - TE­GU­CI­GAL­PA El Heraldo ele­na.cas­ti­llo@el­he­ral­do.hn Ele­na Cas­ti­llo

Pa­ra mu­chas per­so­nas, ir­se a dor­mir es una ver­da­de­ra tor­tu­ra ya que se les di­fi­cul­ta con­ci­liar el sue­ño. Por más que cuen­ten ove­jas y ove­jas, nun­ca lo­gran dor­mir ple­na­men­te.

El in­som­nio es uno de los prin­ci­pa­les mo­ti­vos de con­sul­ta en aten­ción pri­ma­ria. Sus efec­tos ne­ga­ti­vos so­bre la sa­lud son nu­me­ro­sos e in­clu­yen sín­to­mas co­mo can­san­cio, dis­mi­nu­ción de la aten­ción, som­no­len­cia, irri­ta­bi­li­dad, ten­sión, de­pre­sión, do­lo­res de ca­be­za, mo­les­tias gas­tro­in­tes­ti­nal, en­tre otros. Pe­ro me­jor de­je­mos que la doc­to­ra Ji­sel Go­doy Han nos in­di­que có­mo ven­cer el in­som­nio.

Con­se­jos 1. Evi­te prac­ti­car ejer­ci­cio in­ten­so an­tes de acos-

tar­se. Si bien es cier­to que la ac­ti­vi­dad fí­si­ca mo­de­ra­da ayu­da a es­tar en for­ma y a dor­mir me­jor, las per­so­nas que rea­li­zan ejer­ci­cios in­ten­sos a par­tir de las ocho de la no­che ha­cen que se ge­ne­re en­dor­fi­nas, lo que pro­vo­ca que no se pue­da con­ci­liar el sue­ño de for­ma in­me­dia­ta.

2. Cree un am­bien­te re­la­ja­do en el dor­mi­to­rio.

La es­tan­cia de­be es­tar acon­di­cio­na­da pa­ra fa­ci­li­tar el re­po­so. Es con­ve­nien­te re­gu­lar la in­ten­si­dad de la luz y evi­tar la ra­dio, la te­le­vi­sión u otros dis­po­si­ti­vos que no con­tri­bu­yan a crear un cli­ma de re­la­ja­ción.

Por lo ge­ne­ral, las mu­je­res y los an­cia­nos son los más afec­ta­dos por el in­som­nio.

3. Evi­te ob­je­tos y fac­to­res que pue­dan des­per­tar­nos.

Es acon­se­ja­ble re­ti­rar del dor­mi­to­rio los mó­vi­les, ce­rrar las ven­ta­nas pa­ra evi­tar los rui­dos del ex­te­rior y ba­jar las cor­ti­nas pa­ra que el ex­ce­so de luz no in­te­rrum­pa la sies­ta noc­tur­na.

4. Es­ta­blez­ca ru­ti­nas po­si­ti­vas aso­cia­das al sue­ño.

In­ten­te ir a la ca­ma siem­pre a la mis­ma ho­ra y des­pués de una du­cha con agua tem­pla­da son há­bi­tos sa­lu­da­bles que ayu­dan a pre­pa­rar la men­te pa­ra el re­po­so. Ade­más, se­gún la doc­to­ra Go­doy, “la du­cha in­cre­men­ta la tem­pe­ra­tu­ra cor­po­ral, a lo que si­gue un en­fria­mien­to com­pen­sa­to­rio que ayu­da a con­ci­liar el sue­ño”.

5. Aso­cie men­tal­men­te ca­ma y des­can­so.

Es im­por­tan­te que no uti­li­ce su cuar­to co­mo lu­gar de tra­ba­jo o pa­ra rea­li­zar ac­ti­vi­da­des que no es­tén re­la­cio­na­das con el des­can­so.

6. Co­ma ali­men­tos que fa­ci­li­ten el re­po­so.

Los plá­ta­nos, los hue­vos o la le­che son ali­men­tos ri­cos en trip­tó­fano (ami­noá­ci­do esen­cial en la nu­tri­ción hu­ma­na) que pro­pi­cian nor­mal­men­te un sue­ño agra­da­ble

El des­can­so es fun­da­men­tal en nues­tra vi­da, por lo tan­to se de­be res­pe­tar el sue­ño.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.