Apun­tes

Diario El Heraldo - - País Política -

rey. Las ma­las len­guas ase­gu­ran que aquí hay co­no­ci­dos abo­ga­dos que es­tán ha­cien­do más bi­lle­tes que el rey Mi­das gra­cias a esos jui­cios de la­va­dos de ac­ti­vos y de­fen­dien­do a re­co­no­ci­das “fi­chas”. El asun­to, di­cen, es que los muy ilus­tres han aga­rra­do el jue­gui­to de ga­nar sus jui­cios en los me­dios y la ma­yo­ría han caí­do en el jue­go.

KGB. Aquí ya so­lo fal­ta que ven­ga el Es­ta­do Is­lá­mi­co y la KGB a ob­ser­var las elec­cio­nes y aun así no se que­da bien. Lo di­ver­ti­do es que quie­nes más cri­ti­can son los re­fun­di­do­res y su lí­der “Da­nie­li­to” no de­jó en­trar ni a la OEA y allí es­tá, tran­qui­lo y se­reno. Ni Trump se me­te con el hom­bre.

Ur­NAS. Los lí­de­res azu­les an­dan echan­do ma­ce­ta por tierra, mar y ai­re para lle­var a las ur­nas na­da me­nos que un mi­llón y me­dio de ca­chu­re­cos. Por eso has­ta se han per­di­do de los me­dios, por­que, la or­den del día, es el mi­llón 500 mil. Tam­bién tra­ba­jan para la me­ga­mar­cha de cie­rre de cam­pa­ña del pró­xi­mo do­min­go.

CHACAL. Más des­pre­cia­dos que el Chacal de la Trom­pe­ta los ta­les es­cá­ne­res. So­lo los chi­qui­tos los quie­ren y el rec­tor ju­ra y per­ju­ra que los otros cua­tro le quie­ren echar la va­ca. En­tre los azu­les, so­lo el chino Cas­ti­llo les ha de­cla­ra­do amor eterno y, en Li­bre, Ra­se­li­to les pro­pu­so has­ta ma­tri­mo­nio.

OJO. A los ilus­tres del TSE les la­te que hay un me­dio afín a un pre­can­di­da­to li­be­ral que tie­ne una cam­pa­ña en su con­tra por los ta­les es­cá­ne­res y que los ha aga­rra­do de ojo de ga­llo so­lo para que­dar bien con él... Se­rá po­si­ble...

CUA­JA. Muy fe­li­ci­ta­do por su cum­plea­ños el orácu­lo de la ca­rre­te­ra al ba­ta­llón. Uno de los pri­me­ros en lla­mar­lo, di­cen, el “pa­pá de los po­lli­tos”, su ale­ro. ¡Ahhh! Pe­ro tam­bién los pre­can­di­da­tos li­be­ra­les, me­nos uno... Para que vean que el hom­bre to­da­vía la cua­ja.

VO­TO. Que al­guien me ex­pli­que, por fa­vor, pi­de Mau­ri­cio Oli­va, có­mo es eso que paí­ses tan avan­za­dos y ci­vi­li­za­dos co­mo Ale­ma­nia más bien ya eli­mi­na­ron tec­no­lo­gías co­mo el vo­to elec­tró­ni­co, por­que re­sul­ta que cual­quier chus­co las ja­quea, y aquí hay unos que se mue­ren por eso. Que al­guien me ex­pli­que, pi­de “Ne­tan­yahu”.

Ley. Des­de los re­cin­tos del CPH man­dan a de­cir que la “Ley Ál­va­rez” es­tá vi­gen­te y que, el co­le­ga que no quie­ra ir a pa­sar la Se­ma­na San­ta a las cris­ta­li­nas pla­yas de la Mar­co Aurelio o de El Po­zo, que me­jor se man­ten­ga ca­lla­di­to, ca­lla­di­to, que así se ve más bo­ni­to. Ca­ye­tano, es buen mu­cha­cho.

rA­TAS. La “peo­ple” de Se­na­sa y de la AMDC lle­gó ayer al Hos­pi­tal Es­cue­la Uni­ver­si­ta­rio co­mo los ca­za­fan­tas­mas, a ca­zar has­ta la úl­ti­ma ra­ta que cir­cu­la sin per­mi­so por la co­ci­na, la­bo­ra­to­rios y sa­las del cen­tro hos­pi­ta­la­rio. Las au­to­ri­da­des del HEU di­je­ron que ya tie­nen to­do ba­jo con­trol y agra­de­cie­ron el apo­yo y la do­na­ción de ve­neno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.