Inú­til 9/11

Diario El Heraldo - - Siempre -

Aten­ción. La ma­dru­ga­da del miér­co­les 1 de mar­zo, des­de su ca­sa en Ti­loar­que, un hom­bre de­ses­pe­ra­do lla­mó por te­lé­fono al 911 pi­dien­do ayu­da. Di­jo que va­rios hom­bres ar­ma­dos es­ta­ban gol­pean­do la puer­ta y que su fa­mi­lia es­ta­ba ate­rro­ri­za­da. La ope­ra­do­ra le hi­zo un mi­llón de pre­gun­tas y, al fi­nal, le di­jo que la ayu­da lle­ga­ría pron­to. Por des­gra­cia, la Po­li­cía nun­ca lle­gó, pe­ro los hom­bres en­tra­ron a la ca­sa, vio­la­ron a la es­po­sa y a la hi­ja y gol­pea­ron al hom­bre. Fue al­go te­rri­ble. Lo peor es que si las víc­ti­mas de­nun­cian a los cri­mi­na­les es­tos re­gre­sa­rán pa­ra ase­si­nar­los. Por su­pues­to, si el 911 fue­ra efec­ti­vo es­te ata­que se hu­bie­ra evi­ta­do pe­ro, ¿qué se pue­de es­pe­rar de una ins­ti­tu­ción des­mem­bra­da y des­mo­ti­va­da que no es res­pues­ta ante la in­se­gu­ri­dad que ate­rro­ri­za a Hon­du­ras? ¿Qué se pue­de es­pe­rar de un per­so­nal mal pa­ga­do, que vi­ve ba­jo cons­tan­te ame­na­za de de­pu­ra­ción y que es­tá mal di­ri­gi­do por una cú­pu­la po­li­cial ti­mo­ra­ta, po­li­ti­za­da, en­clen­que y huér­fa­na del ver­da­de­ro es­pí­ri­tu de ser­vir y pro­te­ger que la iden­ti­fi­ca? Hoy, una fa­mi­lia vi­ve ba­jo el te­rror de un ata­que sal­va­je y de­ni­gran­te, más tar­de, se­gu­ra­men­te, le to­ca­rá a otra que lla­ma­rá de­ses­pe­ra­da al 911 pi­dien­do ayu­da y se­rá en­ga­ña­da, co­mo a mi­les de hon­du­re­ños más. La­men­ta­ble­men­te, Her­mes Tri­me­gis­to te­nía ra­zón cuan­do di­jo: Lo que es arri­ba es co­mo lo que es aba­jo. Si la cú­pu­la no sir­ve, na­da fun­cio­na bien aba­jo. Tal vez es ho­ra de que re­nun­cien los que mal di­ri­gen a la Po­li­cía o que Juan Or­lan­do los man­de a echar pul­gas a otro la­do por­que la se­gu­ri­dad de Hon­du­ras no de­be es­tar en ma­nos de in­ca­pa­ces que ve­ge­tan en sus pues­tos co­mo pa­rá­si­tos in­tes­ti­na­les. Pe­ro, por mien­tras el Pre­si­den­te se de­ci­de, más fa­mi­lias se­gui­rán sien­do víc­ti­mas de los cri­mi­na­les que tie­nen la más vil com­pli­ci­dad en la in­ca­pa­ci­dad de la Se­cre­ta­ría de Se­gu­ri­dad. Lás­ti­ma por los bue­nos po­li­cías. Lás­ti­ma por los hon­du­re­ños hon­ra­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.