In­vI­ta­do De­va­lua­ción y efec­tos del con­ve­nio con el FMI

Diario El Heraldo - - Opinión -

lle­gar al 25 por un dó­lar.

An­tes de es­ta­ble­cer la ban­da de des­li­za­mien­to, los téc­ni­cos del Fon­do por años ve­nían re­co­men­dan­do re­du­cir y efi­cien­tar el gas­to en sa­la­rios, tan­to en el go­bierno cen­tral co­mo en las ins­ti­tu­cio­nes del res­to del sec­tor pú­bli­co, pe­ro por el arrai­ga­do cham­be­ris­mo po­lí­ti­co (pa­ra­cai­dis­tas) no se pu­do lo­grar, por­que son los ac­ti­vis­tas que los sa­can a las ca­lles con ban­de­ra par­ti­da­rias pa­ra in­fluir en las pró­xi­mas elec­cio­nes. Se crea­ron ins­ti­tu­cio­nes pa­ra aco­mo­dar ac­ti­vis­tas du­pli­can­do y tri­pli­can­do fun­cio­nes. Si a lo an­te­rior se agre­ga lo que el Es­ta­do pier­de por los ac­tos de co­rrup­ción en li­ci­ta­cio­nes, eva­sión fis­cal y con­tra­ban­do, so­lo por ci­tar al­gu­nos ca­sos, en­ton­ces la si­tua­ción se vuel- ve más com­pli­ca­da.

Con cifras de Se­fin, en el año 2000, el go­bierno cen­tral gas­tó en lem­pi­ras co­rrien­tes 7,943 mi­llo­nes en suel­dos y sa­la­rios, y en 2016 gas­tó 39,708 mi­llo­nes, es­to es cin­co ve­ces más, y los ser­vi­cios pú­bli­cos si­guen sien­do de­fi­cien­tes. No se pue­de ale­gar que es por­que la po­bla­ción ha cre­ci­do, por­que sí ha cre­ci­do, pe­ro no en la pro­por­ción del gas­to co­rrien­te de la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca. La po­bla­ción en 2001 era de 6.1 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes y pa­ra el año 2017 es de 8.6 mi­llo­nes. Al no lo­grar re­du­cir el gas­to co­rrien­te no se po­día equi­li­brar la si­tua­ción fis­cal, no obs­tan­te, las reite­ra­das re­co­men­da­cio­nes del Fon­do en el sen­ti­do de re­du­cir el gas­to co­rrien­te, por lo que so­lo que­da­ba por eje­cu­tar la otra pro­pues­ta del Fon­do, es­ta­ble­cer más im­pues­tos, au­men­tar las ta­sas de los ser­vi­cios pú­bli­cos, y se apli­có la ban­da pa­ra deen­ca­re­ce va­luar el lem­pi­ra, to­do ello pa­ra re­du­cir el dé­fi­cit fis­cal y lle­gar a un arre­glo con el Fon­do Mo­ne­ta­rio.

Se lo­gró el arre­glo con el FMI, se ha re­du­ci­do el dé­fi­cit fis­cal, se lo­gra­ron me­jo­ras en las ca­li­fi­ca­cio­nes de Moody’s In­ves­tors y Stan­dard & Poor’s, pe­ro a cam­bio de de­va­luar y afec­tar fuer­te­men­te la ca­pa­ci­dad de com­pra de las fa­mi­lias de la cla­se me­dia y obre­ra que ca­da vez que van al mer­ca­do, ma­yo­reo o su­per­mer­ca­dos, con sus suel­dos en lem­pi­ras com­pran ca­da vez me­nos, por­que la de­va­lua­ción no so­lo afec­ta a los pro­duc­tos im­por­ta­dos sino tam­bién a los pro­du­ci­dos en el país por el efec­to mul­ti­pli­ca­dor del im­pues­to a los com­bus­ti­bles que el trans­por­te de pro­duc­tos na­cio­na­les.

En cri­te­rio de al­gu­nos sec­to­res de la so­cie­dad ci­vil, el Fon­do Mo­ne­ta­rio no de­be­ría acor­dar otro con­ve­nio si no hay un fuer­te com­pro­mi­so del go­bierno de re­du­cir el gas­to co­rrien­te drás­ti­ca­men­te, su­pri­mien­do or­ga­nis­mos y fun­cio­nes du­pli­ca­das o in­ne­ce­sa­rias pa­ra el ni­vel de in­gre­sos del país y com­ba­tir la co­rrup­ción a to­dos los ni­ve­les, por­que de lo con­tra­rio se con­ti­nua­rá con la de­va­lua­ción del lem­pi­ra y el en­deu­da­mien­to in­terno y ex­terno que es­tá lle­gan­do a ni­ve­les im­pa­ga­bles. O la otra al­ter­na­ti­va es se­guir au­men­tan­do im­pues­tos, pe­ro ya te­ne­mos la pre­sión tri­bu­ta­ria más al­ta de Cen­troa­mé­ri­ca, que es del 17% del PIB

El Fon­do Mo­ne­ta­rio no de­be­ría acor­dar otro con­ve­nio si no hay un fuer­te com­pro­mi­so del go­bierno de re­du­cir el gas­to co­rrien­te drás­ti­ca­men­te”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.