Con dia­rio es­co­lar co­no­cen la si­tua­ción de los alum­nos

La ini­cia­ti2a bus­ca re­for­zar la con­fian­za en­tre do­cen­tes y es­tu­dian­tes con el fin de co­no­cer la pro­ble­má­ti­ca que en­fren­tan los me­no­res en sus ho­ga­res

Diario El Heraldo - - País Regional - Gis­se­la Ro­drí­guez El Heraldo dia­rioIel­he­ral­do.hn

Las cua­tro pa­re­des del au­la del cuar­to gra­do del Cen­tro de Edu­ca­ción Bá­si­ca Ge­ne­ral Fran­cis­co Mo­ra­zán pa­sa­ron de ser so­lo un es­pa­cio a con­ver­tir­se en la se­de de los sue­ños de más de 40 ni­ños que se for­man en­tre sus rin­co­nes. Y es que ca­da ma­ña­na al ini­ciar la jor­na­da es­co­lar, a car­go de la maes­tra Glo­ria Sie­rra, la ex­pe­rien­cia tra­di­cio­nal de apren­di­za­je cam­bia ra­di­cal­men­te y to­ma un nue­vo sen­ti­do. An­tes de co­men­zar con las lec­cio­nes, la maes­tra in­vo­ca a Dios, a tra­vés de una pe­que­ña ora­ción que rea­li­za vo­lun­ta­ria­men­te un es­tu­dian­te pa­ra lue­go dar­le pa­so a una de las ac­ti­vi­da­des que más les agra­da.

Ca­da uno de los ni­ños es lla­ma­do en or­den al­fa­bé­ti­co has­ta el es­cri­to­rio de la maes­tra pa­ra que re­co­jan un li­bro, que han de­no­mi­na­do “Mi dia­rio es­co­lar”. En él los pe­que­ños de­ben es­cri­bir to­das las co­sas que hi­cie­ron el día an­te­rior, así co­mo su es­ta­do de áni­mo ac­tual.

Du­ran­te 20 mi­nu­tos, ellos plas­man en sus “dia­rios” las vi­ven­cias en sus ca­sas, ba­rrios o co­mu­ni­da­des pa­ra lue­go en­tre­gar el li­bro a la maes­tra, quien se en­car­ga de res­guar­dar los cua­der­nos.

“Hay ni­ños que me na­rran

su dia­rio vi­vir con una flui­dez tan im­pre­sio­nan­te, hay otros que uti­li­zan­do la ima­gi­na­ción me cuen­tan sus ma­yo­res an­he­los y exis­ten mu­chos que a tra­vés del dia­rio pue­den sa­car to­das aque­llas preo­cu­pa­cio- nes, que a pe­sar de te­ner una cor­ta edad, les ago­bian”, co­men­tó la do­cen­te.

Al fi­na­li­zar el tiem­po que le de­di­can a su dia­rio, los ni­ños co­mien­zan con sus lec­cio­nes dia­rias y lue­go de unos mi­nu­tos la maes­tra les asig­na ta­reas en gru­po, tiem­po que apro­ve­cha pa­rar leer ca­da uno de los dia­rios.

“No es in­tro­mi­sión de mi par­te, es el de­seo de ayu­dar y com­pren­der a mis es­tu­dian­tes, hay va­rios de ellos que me di­cen en sus dia­rios: “Ano­che no co­mí y aho­ra no desa­yu­né”, sa­bien­do yo eso có­mo le pue­de exi­gir a es­te ni­ño que ten­ga un ren­di­mien­to óp­ti­mo si no es­tá re­ci­bien­do los nu­trien­tes ne­ce­sa­rios”, re­fle­xio­na la maes­tra.

Aten­ción

Con ba­se en las co­sas que a dia­rio sus es­tu­dian­te le pla­ti­can, la maes­tra pro­gra­ma y di­se­ña es­tra­te­gias que le per­mi­ten ayu­dar a sus alum­nos me­dian­te char­las mo­ti­va­cio­na­les tan­to a los ni­ños co­mo a los pa­dres de fa­mi­lia o tu­to­res. “Ano­che re­cor­da­ba con tris­te­za lo be­lla que era mi ma­dre, to­do el ca­ri­ño y los be­sos que me da­ba, me ha­ce mu­cha fal­ta. Ella mu­rió lue­go de que un con­duc­tor la atro­pe­lla­rá”, se pue­de leer en una de las pá­gi­nas que un alumno es­cri­be en su dia­rio.

La metodología uti­li­za­da por Sie­rra sur­ge de su ex­pe­rien­cia la­bo­ral y la es­ti­mu­la­ción lin­güís­ti­ca que le apor­ta a sus es­tu­dian­tes, pa­ra quie­nes es­cri­bir en su dia­rio es un mo­men­to es­pe­cial que an­he­lan ca­da ma­ña­na.

“Cuan­do nos va­mos de fin de semana yo pro­cu­ro gra­bar en mi ca­be­za to­do lo que

hi­ce mien­tras no es­ta­ba en la es­cue­la, y cuan­do re­gre­só el lu­nes co­mien­zo a es­cri­bir la ma­yo­ría de co­sas que hi­ce y es muy chis­to­so que des­pués de se­ma­nas yo pue­da leer to­do eso y ca­si có­mo vol­ver a vi­vir­lo”, men­cio­na Liz­zi Ho­nemy Za­mo­ra, de 9 años. Eva Mar­ga­ri­ta Ama­dor, di­rec­to­ra del cen­tro edu­ca­ti­vo, afir­mó que el pro­yec­to ha per­mi­ti­do a la do­cen­te es­tre­char los la­zos con sus alum­nos. “La maes­tra co­no­ce la pro­ble­má­ti­ca que ca­da ni­ño vi­ve en el ex­te­rior del cen­tro edu­ca­ti­vo, eso le ayu­da a sa­ber y com­pren­der por­que ca­da ni­ño se por­ta co­mo lo ha­ce y a su vez a tra­tar de bus­car la me­jor op­ción pa­ra ayu­dar­le”, de­ta­lló

FOTO: EL HERALDO

Con el pro­yec­to de­no­mi­na­do Dia­rio Es­co­lar, do­cen­tes co­mo Glo­ria Sie­rra pre­ten­den es­tre­char la­zos con los alum­nos pa­ra co­no­cer la si­tua­ción que en­fren­tan en sus ho­ga­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.