“El Ni­ño cos­te­ro” hun­de en el lo­do a Pe­rú, que in­ten­ta le­van­tar­se

Fe­nó­meno Al me­nos 75 muer­tos des­de enero a la fe­cha, así co­mo 99,475 dam­ni­fi­ca­dos, es el sal­do que han de­ja­do las fuer­tes llu­vias en va­rios dis­tri­tos de te­rri­to­rio pe­ruano. Las ca­lles es­tán anega­das en las prin­ci­pa­les ciu­da­des

Diario El Heraldo - - Mundo - El Heraldo dia­rio@el­he­ral­do.hn

PE­RÚ Pe­rú in­ten­ta­ba ha­cer su­yo el co­ra­je que mos­tró una de sus hi­jas, Evangelina Cha­mo­rro, una mu­jer que prác­ti­ca­men­te emer­gió del lo­do y los es­com­bros de una ava­lan­cha pro­vo­ca­da por los em­ba­tes de la llu­via en su te­rri­to­rio.

La tie­rra de los in­cas ha su­fri­do es­tra­gos cau­sa­dos en sus cos­tas por ava­lan­chas de lo­do y pie­dras así co­mo por el des­bor­de de ríos que gol­pea­ron la ca­pi­tal y se en­sa­ña­ban con la zona norte, inun­dan­do ciu­da­des y cor­tan­do ca­rre­te­ras.

Huar­mey es un lo­da­zal. La pe­que­ña ciu­dad por­tua­ria a 300 ki­ló­me­tros al norte de Li­ma es­tá su­mer­gi­da en una mias­ma de ba­rro que lle­gó a cu­brir a la gen­te has­ta el pe­cho. Po­co a po­co se di­suel­ve y per­mi­te un len­to des­pla­za­mien­to. Es co­mo que­dar pre­so en­tre are­nas mo­ve­di­zas.

“Huar­mey es una zona de emer­gen­cia. Los huai­cos si­guen vi­vien­do y lo más tris­te es que lle­gan de no­che. Ne­ce­si­ta­mos ayu­da ur­gen­te, ne­ce­si­ta­mos agua”, di­jo Luz Cas­ti­llo a la AFP, de­trás de un mu­ro de la­dri­llos que co­lo­có en la puer­ta de su vi­vien­da, pa­ra blo­quear el agua.

Es­ta semana, los huai­cos, co­mo se co­no­ce en el Pe­rú a las ava­lan­chas de lo­do y pie­dras, des­cen­die­ron des­de tres que­bra­das e hi­cie­ron re­bal­sar el río Huar­mey, que in­va­dió sin pie­dad las ca­lles y ca­sas de la ciu­dad.

El úl­ti­mo in­for­me del Cen­tro de Ope­ra­cio­nes de Emer­gen­cia Na­cio­nal (CEO), del mi­nis­te­rio de De­fen­sa, re­por­ta 75 muer­tos des­de enero a la fe­cha pro­duc­to de las inun­da­cio­nes. Se re­gis­tran tam­bién 99,475 dam­ni­fi­ca­dos, es de­cir, que lo per­die­ron to­do, y 626,928 afec­ta­dos, que su­frie­ron da­ños me­no­res.

So­lo en Huar­mey hay 40,000 afec­ta­dos. De­ce­nas de per­so­nas es­pe­ran ayu­da en los te­chos de sus ca­sas. Sa­lir de sus vi­vien­das y tra­tar de ca­mi­nar por en­tre las ca­lles ta­pa­das por el lo­do es una ta­rea ries­go­sa.

“El des­bor­de del río lle­gó has­ta acá. Na­die nos ayu­da, no he desa­yu­na­do, no hay dón­de com­prar na­da. To­do lo he per­di­do. Mi ma­dre es­tá en el se­gun­do pi­so de la ca­sa de al fren­te ¿có­mo la ba­jo?”, di­ce a la AFP el pes­ca­dor Jor­ge Ló­pez.

El go­bierno ase­gu­ró que es­ta­ba aten­dien­do el pro­ble­ma. La mi­nis­tra de Sa­lud, Pa­tri­cia Gar­cía, los vi­si­tó el miér­co­les. Mi­li­ta­res des­em­bar­ca­ron en Huar­mey pa­ra apo­yar. Lle­ga la ayu­da, pe­ro no a to­dos. Me­nos a los que no pue­den sa­lir de ca­sa, por­que hay que ha­cer fi­las por agua.

Es la pro­pia po­bla­ción la que lim­pia­ba sus ca­lles y con su pro­pio di­ne­ro con­tra­ta­ba ma­qui­na­ria pe­sa­da pa­ra la re­mo­ción de es­com­bros.

Sin puen­te

La no­che del sá­ba­do, tam­bién en el norte, se re­por­tó la caí­da del puen­te Vi­rú, que une Tru­ji­llo con Li­ma, de­bi­do a que su es­truc­tu­ra fue ero­sio­na­da por las inun­da­cio­nes. “Se ca­yó el puen­te, es la vía que une el norte de Pe­rú con Li­ma. Es­te es un lla­ma­do de au­xi­lio”, di­jo a la pren­sa el al­cal­de de Vi­rú, Ney Gá­mez.

Una tur­bia y po­ten­te ria­da, la quin­ta de los úl­ti­mos días, lle­gó has­ta el mis­mo cen­tro de la ciu­dad de Tru­ji­llo, la ter­ce­ra más im­por­tan­te del país, col­man­do sus ca­lles y obli­gan­do a la ciu­da­da­nía a des­cal­zar­se y a abra­zar­se unos con otros pa­ra atra­ve­sar las ca­lles sin ser arras­tra­dos.

En Piu­ra, las ca­lles vol­vían a anegar­se tras el in­ce­san­te llan­to de “El Ni­ño cos­te­ro”, un ca­len­ta­mien­to del mar fren­te a la cos­ta pe­rua­na, que ge­ne­ra alta eva­po­ra­ción y nu­bes car­ga­das. Las pre­ci­pi­ta­cio­nes ge­ne­ran ava­lan­chas des­de las al­tu­ras an­di­nas e in­cre­men­tan el cau­dal de los ríos, que se des­bor­dan y des­tru­yen to­do lo que se in­ter­pon­ga

FOTOS: AGEN­CIA AFP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.