¿có­mo ven­der­se en la en­tre­vis­ta?

Co­noz­ca al­gu­nas téc­ni­cas que le ayu­da­rán a cau­sar una bue­na im­pre­sión an­te su re­clu­ta­dor en su pri­me­ra ci­ta de tra­ba­jo

Diario El Heraldo - - Empleos - len­gua­je cor­po­ral Evi­te sen­tar­se de for­ma acon­go­ja­da, es­to so­lo de­no­ta­rá in­se­gu­ri­dad. TE­GU­CI­GAL­PA El Heraldo pao­la.lo­pez@el­he­ral­do.hn

La en­tre­vis­ta de tra­ba­jo es so­lo el pri­mer pa­so pa­ra ob­te­ner el em­pleo so­ña­do, sin em­bar­go, has­ta ese mo­men­to na­da es se­gu­ro y pa­ra cau­sar­le una bue­na im­pre­sión al re­clu­ta­dor es im­por­tan­te que apren­da al­gu­nas téc­ni­cas pa­ra ven­der­se co­rrec­ta­men­te.

El ex­per­to Jor­ge Luis Me­jía, del Cen­tro de Cre­ci­mien­to de Re­cur­sos Hu­ma­nos (Cre­cerh), co­men­tó que “es im­por­tan­te te­ner co­no­ci­mien­tos pre­vios so­bre el ti­po de pues­to y em­pre­sa al cual es­tá asis­tien­do pa­ra una en­tre­vis­ta de tra­ba­jo, es­to se pue­de lo­grar me­dian­te una in­ves­ti­ga­ción en In­ter­net o un bus- ca­dor en re­des so­cia­les”.

Ade­más se de­be co­no­cer am­plia­men­te el ru­bro de la em­pre­sa y lo que ofre­ce, ya que es­to le va a dar se­gu­ri­dad al mo­men­to de te­ner una con­ver­sa­ción con la per­so­na que lo en­tre­vis­te.

Apar­te de co­no­cer la com­pa­ñía, es bá­si­co sa­ber cuá­les son las ex­pec­ta­ti­vas que se tie­nen so­bre el pues­to de tra­ba­jo, “si bien en la en­tre­vis­ta se em­pie­zan a con­ver­sar so­bre las fun­cio­nes y ta­reas que una per­so­na va a eje­cu­tar en el pues­to, sin em­bar­go, es im­por­tan­te ha­cer pre­gun­tas que le ase­gu­ren real­men­te qué ex­pec­ta­ti­vas pue­de te­ner el re­clu­ta­dor so­bre lo que yo co­mo can­di­da­to pue­do apor­tar; en­ton­ces se de­be plan­tear ese es­ce­na­rio de co­no­cer a pro­fun­di­dad esa ex­pec­ta­ti­va que tie­ne el re­clu­ta­dor”, co­men­tó el ex­per­to.

Otro ele­men­to de gran va­lor es ha­blar de sus me­tas al­can­za­das en sus an­te­rio­res tra­ba­jos, es­tas de­ben es­tar ba­sa­das en ci­fras y en cuán­to ha si­do su es­ta­bi­li­dad y apor­te a la em­pre­sa pa­ra la cual ha la­bo­ra­do. “Es ne­ce­sa­rio ha­blar de la ex­pe­rien­cia en tér­mi­nos nu­mé­ri­cos, ci­fras y de igual for­ma por­cen­ta­jes, ya que eso le da ma­yor va­lor a sus ca­pa­ci­da­des co­mo fu­tu­ro can­di­da­to pa­ra esa em­pre­sa.

Tam­bién se to­ma muy bien po­der men­cio­nar a per­so­nas que lo co­noz­can y que pue­dan pro­por­cio­nar bue­nas re­fe­ren­cias so­bre su em­pleo an­te­rior. Que ha­ble de sus co­no­ci­mien­tos y de su for­ma­ción, pe­ro que no lo ha­gan de una for­ma pre­ten­cio­sa, sino de ma­ne­ra que esos co­no­ci­mien­tos pue­dan apli­car­se al pues­to al que es­tá pos­tu­lán­do­se us­ted; por ejem­plo, si es­tá apli­can­do pa­ra un pues­to administrativo y tie­ne una for­ma­ción aca­dé­mi­ca en el área ad­mi­nis­tra­ti­va, pue­de ser que exis­ta esa co­ne­xión en­tre lo que la em­pre­sa bus­ca y lo que el can­di­da­to pue­de ofre­cer

Tó­me­se el tiem­po pa­ra in­ves­ti­gar so­bre el ru­bro de la em­pre­sa a la cual pos­tu­la.

FOTOS: EL HERALDO

Ac­ti­tud po­si­ti­va La ac­ti­tud y se­gu­ri­dad que mues­tre en la en­tre­vis­ta son de gran im­por­tan­cia.

ves­ti­men­ta En el ca­so de las mu­je­res de­ben lu­cir ro­pa re­ca­ta­da, sin ex­ce­so de ma­qui­lla­je; mien­tras que los hom­bres de­ben an­dar afei­ta­dos e hi­gié­ni­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.