Ti­ro­teo de­ja tres per­so­nas muer­tas

El san­grien­to he­cho se re­gis­tró en el ba­rrio Las Flo­res de Siguatepeque des­pués de un in­ter­cam­bio de dis­pa­ros en­tre de­lin­cuen­tes y una pa­re­ja que era pro­pie­ta­ria de un ne­go­cio de be­bi­das al­cohó­li­cas

Diario El Heraldo - - Sucesos - TE­GU­CI­GAL­PA El He­ral­do dia­rio@el­he­ral­do.hn

Tres per­so­nas per­die­ron la vi­da en un in­ter­cam­bio de dis­pa­ros en­tre de­lin­cuen­tes y una pa­re­ja que eran los pro­pie­ta­rios de un ne­go­cio ubi­ca­do en el ba­rrio Las Flo­res de Siguatepeque.

Los fa­lle­ci­dos fue­ron iden­ti­fi­ca­dos por las au­to­ri­da­des po­li­cia­les co­mo Fe­lí­ci­ta Aguilar Or­tiz, de 43 años, quien se desem­pe­ña­ba co­mo po­li­cía mu­ni­ci­pal en la al­cal­día de Siguatepeque.

Mien­tras que su es­po­so iden­ti­fi­ca­do co­mo Jo­sé de Jesús Flo­res, de 44 años, tam­bién fue aba­ti­do a ba­la­zos en el in­te­rior de la ha­bi­ta­ción.

En el mis­mo he­cho per­dió la vi­da uno de los su­pues­tos res­pon­sa­bles del aten­ta­do, de quien no se co­no­ció su iden­ti­dad de­bi­do a que no por­ta­ba documentos per­so­na­les cuan­do se reali­zó el le­van­ta­mien­to de los ca­dá­ve­res por par­te del per­so­nal del Mi­nis­te­rio Público.

El tri­ple ho­mi­ci­dio ocu­rrió a eso de las 3:30 de la ma­dru­ga­da de ayer en el ba­rrio Las Flo­res ubi­ca­do en la sa­li­da de Siguatepeque ha­cia el mu­ni­ci­pio de Meám­bar, Co­ma­ya­gua.

Se­gún in­for­mes pre­li­mi­na­res de la Po­li­cía Na­cio­nal, la pa­re­ja que­dó ti­ra­da bo­ca arri­ba en el in­te­rior del ne­go­cio, des­pués de que fue­ron

aba­ti­dos a ba­la­zos.

Uno de los de­lin­cuen­tes fa­lle­ció a con­se­cuen­cia de los dis­pa­ros que hi­zo Fe­lí­ci­ta Aguilar al ver que eran ata­ca­dos por va­rios hom­bres des­co­no­ci­dos que an­da­ban fuer­te­men­te ar­ma­dos.

Se­gún ve­ci­nos, el he­cho se re­gis­tró a las 3:30 de la ma­dru­ga­da cuan­do dos in­di­vi­duos lle­ga­ron a la ca­sa de ma­de­ra de la pa­re­ja don­de se en­con­tra­ban dur­mien­do. En la vi­vien­da fun­cio­na un ex­pen­dio de be­bi­das al­cohó­li­cas.

Tam­bién se dio a co­no­cer que an­tes de ul­ti­mar a la po­li­cía mu­ni­ci­pal y su com­pa­ñe­ro de ho­gar, los ho­mi­ci­das in­ten­ta­ron pren­der­le fue­go al in­mue­ble.

Abraham He­rre­ra, uno de los hi­jos de Fe­lí­ci­ta Aguilar, di­jo que su ma­dre era una mu­jer re­ser­va­da y que am­bos no se me­tían con na­die.

Ma­ni­fes­tó que des­co­no­cen los mo­ti­vos por los cua­les les qui­ta­ron la vi­da.

Los tres ca­dá­ve­res fue­ron tras­la­da­dos a la mor­gue de la ca­pi­tal, don­de se les prac­ti­ca­ron las au­top­sias y lue­go fue­ron en­tre­ga­dos a los fa­mi­lia­res.

Hi­pó­te­sis

Uno de los fa­mi­lia­res que re­cla­mó los cuer­pos y que no se iden­ti­fi­có para pre­ser­var su se­gu­ri­dad di­jo que la pa­re­ja ha­bía si­do amenazada con qui­tar­la la vi­da ya que le es­ta­ban co­bran­do ex­tor­sión. “Su­pon­go que por­que no pa­ga­ron el di­ne­ro que les pe­dían es que les qui­ta­ron la vi­da, pues eran per­so­nas tra­ba­ja­do­ras”, di­jo.

Re­cor­dó que Jo­sé de Jesús Flo­res rea­li­za­ba di­fe­ren­tes tra­ba­jos, ya que era al­ba­ñil, sol­da­dor y ár­bi­tro de fút­bol. Mien­tras que do­ña Fe­lí­ci­ta Aguilar des­de ha­ce cua­tro años tra­ba­ja­ba co­mo po­li­cía mu­ni­ci­pal y en ho­ras de la tar­de y no­che se de­di­ca­ban a aten­der a los clien­tes que lle­ga­ban al ne­go­cio que te­nían

FO­TO: EL HE­RAL­DO

En el in­te­rior del ne­go­cio don­de se ven­den go­lo­si­nas y be­bi­das al­cohó­li­cas fue acri­bi­lla­da la pa­re­ja.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.