Vio­len­cia en Valle de Án­ge­les

Diario El Heraldo - - Opinión -

Has­ta ha­ce po­co, Valle de Án­ge­les ha­bía es­ta­do al mar­gen de la vo­rá­gi­ne de vio­len­cia que golpea con fuer­za a nues­tro país.

En el pri­mer se­mes­tre de 2016 fue uno de los 80 mu­ni­ci­pios de Hon­du­ras con ce­ro ho­mi­ci­dios, mien­tras que en los 218 res­tan­tes se re­gis­tra­ron 2,568 muer­tes por esa cau­sa, se­gún el Ob­ser­va­to­rio de la Vio­len­cia de la UNAH.

Ese am­bien­te de se­gu­ri­dad, ade­más de su cli­ma, pai­sa­je y ar­te­sa­nía, ha si­do un imán pa­ra tu­ris­tas y vi­si­tan­tes que re­pre­sen­tan una de sus prin­ci­pa­les fuen­tes de in­gre­so. In­clu­so, de un tiem­po a es­ta par­te, en el an­ti­guo pue­blo mi­ne­ro se ha dis­pa­ra­do la cons­truc­ción de vi­vien­das y por en­de la po­bla­ción, un fac­tor a con­si­de­rar al ana­li­zar es­tos epi­so­dios de inusual vio­len­cia que se han re­por­ta­do en lo que va de 2017, con al me­nos sie­te ho­mi­ci­dios.

En­tre las víc­ti­mas es­tá un ado­les­cen­te de 16 años, un jo­ven de 20, un ex­mi­li­tar de­di­ca­do a la al­ba­ñi­le­ría (28) y un su­pues­to pan­di­lle­ro ex­con­vic­to (31), to­dos muer­tos a ba­la­zos. El úl­ti­mo he­cho san­grien­to que ha sa­cu­di­do a la otro­ra pa­cí­fi­ca co­mu­ni­dad ocu­rrió el lu­nes, cuan­do dos jó­ve­nes de 17 años fue­ron acri­bi­lla­dos den­tro de una pul­pe­ría ubi­ca­da en pleno cen­tro de la ciu­dad tu­rís­ti­ca.

Las au­to­ri­da­des no han da­do to­da­vía una ex­pli­ca­ción de lo que es­tá pa­san­do en es­te valle, en el que se pre­su­me ha co­men­za­do a sen­tir­se la pre­sen­cia del nar­co­trá­fi­co y el plei­to del te­rri­to­rio en­tre pan­di­llas, que tan­tas muer­tes de­jan en nues­tro país. Pe­ro lo que se ne­ce­si­ta, con ur­gen­cia, son res­pues­tas y so­lu­cio­nes de los en­tes de in­ves­ti­ga­ción, de la mu­ni­ci­pa­li­dad y de­más au­to­ri­da­des lo­ca­les, quie­nes de­ben tra­ba­jar de for­ma coor­di­na­da an­te es­ta cre­cien­te vio­len­cia que ame­na­za no so­lo la paz sino tam­bién el desa­rro­llo. Los ho­mi­ci­dios que se han ve­ni­do re­gis­tran­do en Valle de Án­ge­les, al es­ti­lo eje­cu­ción, de­ben ser es­cla­re­ci­dos, cap­tu­ra­dos los cul­pa­bles y pues­tos a la or­den de la jus­ti­cia.

La vio­len­cia que azo­ta a es­te mu­ni­ci­pio lleno de en­can­to, que tan­to enor­gu­lle­ce a sus po­bla­do­res, de­be de­te­ner­se con ac­cio­nes con­tun­den­tes de com­ba­te y pre­ven­ción, pa­ra tran­qui­li­dad de pro­pios y ex­tra­ños

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.