La de­pu­ra­ción no so­lo de­be ser por fi­nes ad­mi­nis­tra­ti­vos

Silvia La­vag­no­li, re­pre­sen­tan­te re­si­den­te de la OACNUDH, se­ña­ló que des­de enero per­ma­ne­cen en el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co los ex­pe­dien­tes de 55 agen­tes po­li­cia­les que fue­ron de­pu­ra­dos

Diario El Heraldo - - Al Frente - El Heraldo dia­rio@el­he­ral­do.hn

La Ofi­ci­na del Al­to Co­mi­sio­na­do de las Naciones Uni­das para los De­re­chos Humanos en Hon­du­ras (OACNUDH) cues­tio­nó los po­cos re­sul­ta­dos ob­te­ni­dos por el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co en torno a la ju­di­cia­li­za­ción de ca­sos de po­li­cías vin­cu­la­dos en ac­tos de co­rrup­ción y cri­mi­na­li­dad or­ga­ni­za­da.

“Cin­cuen­ta y cin­co ex­pe­dien­tes que han si­do trans­mi­ti­dos por la Co­mi­sión de De­pu­ra­ción a una Uni­dad de la Fis­ca­lía es­ta­ble­ci­da para mi­rar­los, la in­for­ma­ción que no­so­tros te­ne­mos que tie­nen fe­cha de enero, es­tos es­ta­ban ba­jo in­ves­ti­ga­ción”, di­jo Silvia La­vag­no­li, re­pre­sen­tan­te re­si­den­te de la OACNUDH.

Ase­gu­ra que es­ta de­pen­den­cia es­tá in­tere­sa­da en es­tos ca­sos por­que con­si­de­ra que la re­for­ma de la Po­li­cía no pue­de ser sim­ple­men­te una rees­truc­tu­ra­ción por fi­nes ad­mi­nis­tra­ti­vos. “No­so­tros tam­bién con­si­de­ra­mos que la de­pu­ra­ción de la Po­li­cía se ha he­cho para res­pon­der a las de­nun­cias de co­rrup­ción y el in­vo­lu­cra­mien­to de la Po­li­cía en ac­tos cri­mi­na­les”, ma­ni­fes­tó.

Se­ña­ló que “la rees­truc­tu­ra­ción, que es he­cha esen­cial­men­te por fi­nes ad­mi­nis­tra­ti­vos de es­truc­tu­ra­ción, no sir­ve”.

En agosto del año an­te­rior, la Co­mi­sión Es­pe­cial para el Pro­ce­so de De­pu­ra­ción y Trans­for­ma­ción de la Po­li­cía entregó un le­ga­jo de ex­pe­dien­tes al Mi­nis­te­rio Pú­bli­co so­bre agen­tes vin­cu­la­dos en ac­tos ilí­ci­tos. Sin em­bar­go, el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co no ha emi­ti­do nin­gún re­que­ri­mien­to fis­cal contra los se­ña­la­dos.

Acu­sa­do

Los se­ña­la­mien­tos contra po­li­cías vin­cu­la­dos al cri­men or­ga­ni­za­do ya su­man sie­te. Ha si­do la fis­ca­lía de Es­ta­dos Uni­dos la que ha he­cho esas vin­cu­la­cio­nes.

El último ca­so fue el del ex­je­fe de la Uni­dad de Ho­mi­ci­dios de la des­apa­re­ci­da Di­rec­ción Na­cio­nal de In­ves­ti­ga­ción Cri­mi­nal (DNIC), Car­los Al­ber­to Va­lla­da­res Zú­ñi­ga.

Dos caminos ten­drá por en­fren­te el exin­ves­ti­ga­dor tras ser acu­sa­do por Es­ta­dos Uni­dos de cons­pi­rar para in­gre­sar va­rios ki­lo­gra­mos de co­caí­na a su te­rri­to­rio.

El pri­me­ro es el más di­fí­cil. El go­bierno de Es­ta­dos Uni­dos de­be­rá emi­tir una so­li­ci­tud de ex­tra­di­ción al mi­nis­te­rio de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res y es­ta re­mi­tir­la a la Cor­te Su­pre­ma de Jus­ti­cia.

Pos­te­rior­men­te, el Po­der Ju­di­cial en­vía el do­cu­men­to a las au­to­ri­da­des po­li­cia­les y mi­li­ta­res para que es­tas pro­ce­dan a la cap­tu­ra del su­je­to se­ña­la­do.

En­se­gui­da, se re­mi­te an­te un juez na­tu­ral, quien co­mien­za a eje­cu­tar el pro­ce­so de ex­tra­di­ción, que pue­de du­rar en­tre dos y cua­tro me­ses.

Mien­tras que el segundo pa­so es más rá­pi­do y ex­pe­di­to. Y es bus­car en­tre­gar­se vo­lun­ta­ria­men­te a las au­to­ri­da­des es­ta­dou­ni­den­ses.

En ju­nio del año an­te­rior, seis ofi­cia­les de la Po­li­cía Na­cio­nal fue­ron acu­sa­dos por la fis­ca­lía del Dis­tri­to Sur de Nue­va York.

Cin­co de ellos ne­go­cia­ron su en­tre­ga vo­lun­ta­ria. Se tra­ta de Ma­rio Gui­ller­mo Me­jía Var­gas, Juan Ma­nuel Ávi­la Me­za, Car­los Za­va­la Ve­lás­quez, Víc­tor Os­wal­do Ló­pez Flo­res y Jor­ge Al­fre­do Cruz Chá­vez.

Mien­tras que el sex­to, Lud­wig Criss Ze­la­ya Ro­me­ro, fue

cap­tu­ra­do me­ses des­pués por las au­to­ri­da­des hon­du­re­ñas. Es­te ofi­cial en­fren­tó un lar­go pro­ce­so de ex­tra­di­ción por­que te­nía pro­ce­sos ju­di­cia­les pen­dien­tes en el país.

Sin em­bar­go, fue en­tre­ga­do fi­nal­men­te a la jus­ti­cia en di­ciem­bre de 2016.

Es­tos seis po­li­cías se en­cuen­tran re­clui­dos en una cár­cel del Dis­tri­to Sur de Nue­va York, es­pe­ran­do el desa­rro­llo de su jui­cio.

Los sie­te po­li­cías tie­nen, su­pues­ta­men­te, víncu­los con Fa­bio Lobo, hi­jo del ex­pre­si­den­te Por­fi­rio Lobo, quien es acu­sa­do por de­li­tos li­ga­dos al nar­co­trá­fi­co .

Fa­bio Lobo fue cap­tu­ra­do en Hai­tí en ma­yo de 2015 y des­de en­ton­ces es­tá en­car­ce­la­do en Es­ta­dos Uni­dos. Se ha de­cla­ra­do cul­pa­ble de los car­gos en su contra, in­clui­do cons­pi­ra­ción para en­viar dro­ga a Es­ta­dos Uni­dos.

La Cor­te Fe­de­ral del Dis­tri­to Sur de Nue­va York anun­ció que la sen­ten­cia en contra de Fa­bio Lobo se­rá co­no­ci­da en el mes de ma­yo.

En es­te jui­cio com­pa­re­ció en ca­li­dad de tes­ti­go el ca­be­ci­lla de la ban­da de Los Ca­chi­ros, De­vis Leonel Ri­ve­ra Ma­ra­dia­ga, don­de sal­pi­có a va­rios fun­cio­na­rios y ex­fun­cio­na­rios del go­bierno li­ga­dos, su­pues­ta­men­te, a su or­ga­ni­za­ción cri­mi­nal.

En el ca­so de Va­lla­da­res Zú­ñi­ga, no tie­ne nin­gún pro­ce­so ju­di­cial pen­dien­te en Hon­du­ras, por lo tan­to no ten­dría in­con­ve­nien­te para ser ex­tra­di­ta­do.

El Mi­nis­te­rio Pú­bli­co in­for­mó que so­bre es­te exa­gen­te de la DNIC exis­te un so­bre­sei­mien­to de­fi­ni­ti­vo por el de­li­to de vio­la­ción.

Sin em­bar­go, has­ta aho­ra, en el Po­der Ju­di­cial no ha ingresado una so­li­ci­tud de ex­tra­di­ción contra él.

Car­los Va­lla­da­res fue acu­sa­do por el fis­cal ad­jun­to del dis­tri­to sur de Nue­va York, Joon Kim.

Va­lla­da­res Zú­ñi­ga, pre­sun­ta­men­te, cons­pi­ró para en­viar cin­co o más ki­los de dro­gas a Es­ta­dos Uni­dos en­tre 2005 y ju­nio de 2014. Tam­bién es acu­sa­do de trá­fi­co de ar­mas en per­jui­cio de la se­gu­ri­dad in­te­rior de Es­ta­dos Uni­dos.

Apa­ren­te­men­te, Va­lla­da­res fue uno de los po­li­cías que ayu­dó a or­ga­ni­zar la reunión de ju­nio de 2014 en la que Fa­bio Lobo pi­dió al ac­tual mi­nis­tro de Se­gu­ri­dad, el ge­ne­ral Ju­lián Pa­che­co Ti­no­co, pro­tec­ción para un car­ga­men­to de dro­ga.

La reunión, que fue gra­ba­da por un su­pues­to nar­co, que en reali­dad tra­ba­ja­ba para la agen­cia an­ti­dro­gas es­ta­do- uni­den­se (DEA), ter­mi­nó con Pa­che­co -en­ton­ces ase­sor de se­gu­ri­dad del go­bierno Lo­bo­di­cien­do “No, Fa­bio” y su abrup­ta sa­li­da del des­pa­cho.

El ca­so de es­te y los otros seis po­li­cías es­tá pen­dien­te an­te la jue­za fe­de­ral Lor­na Scho­field, an­te la cual ya tes­ti­fi­có el ca­be­ci­lla de la ban­da de Los Ca­chi­ros, De­vis Leonel Ri­ve­ra Ma­ra­dia­ga.

Va­lla­da­res y otros “in­ten­cio­nal­men­te y a sa­bien­das com­bi­na­ron, cons­pi­ra­ron y acor­da­ron jun­tos y unos con otros vio­lar la ley an­ti­dro­gas de Es­ta­dos Uni­dos”, di­ce la acu­sa­ción fir­ma­da por el fis­cal ad­jun­to.

Re­sal­ta que im­por­tó, ma­nu­fac­tu­ró y dis­tri­bu­yó una sus­tan­cia con­tro­la­da co­mo “par­te y ob­je­to de una cons­pi­ra­ción” para en­viar más de 5 kg de dro­ga con “una can­ti­dad de­tec­ta­ble de co­caí­na” a Es­ta­dos Uni­dos.

Fren­te a es­ta acu­sa­ción los pri­me­ros en reac­cio­nar fue­ron los miem­bros de la Co­mi­sión de De­pu­ra­ción de la Po­li­cía Na­cio­nal.

“Ya es­ta­ba de­pu­ra­do, es­to nos da la ra­zón. De­mues­tra que la Co­mi­sión Es­pe­cial can­ce­la a los que no son idó­neos, a los que an­dan en el ca­mino de lo ilí­ci­to, a los que se con­vier­ten en alia­dos de la cri­mi­na­li­dad”, ma­ni­fes­tó a EL HERALDO, Omar Ri­ve­ra, re­pre­sen­tan­te de la Co­mi­sión de De­pu­ra­ción.

De acuer­do a los de­ta­lles de la Co­mi­sión, el exa­gen­te Va­lla­da­res fue can­ce­la­do de­fi­ni­ti­va­men­te de la ins­ti­tu­ción el 22 de no­viem­bre de 2016

FO­TOS: EL HERALDO

Fa­bio Lobo, hi­jo del ex­pre­si­den­te Por­fi­rio Lobo, mon­tó to­da una estructura para ayu­dar a la ban­da de Los Ca­chi­ros en el trá­fi­co de dro­gas. De­vis Ri­ve­ra pre­sen­tó imá­ge­nes de reuniones con él.

LA Cor­te del Dis­tri­to Sur de Nue­vA York, Es­tA­dos Uni­dos, Co­no­Ce los CA­sos de los seis ouCiA­les de lA Po­li­CíA NA­Cio­nAl que hAn si­do se­ñA­lA­dos por vínCu­los Con el nA­rCo­trÁuCo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.