Acri­bi­llan a guar­daes­pal­das de la PGR de San Pe­dro Su­la

La víc­ti­ma fue per­se­gui­da por mal­he­cho­res que se con­du­cían en una mo­to­ci­cle­ta y una ca­mio­ne­ta. Tras al­can­zar­la, ba­ja­ron a una mu­jer que lo acom­pa­ña­ba y le per­do­na­ron la vida

Diario El Heraldo - - Portada - SAN PE­DRO SU­LA 2 1 3

Si­ca­rios mo­to­ri­za­dos si­guie­ron al hom­bre, dis­pa­rán­do­le con sus ar­mas au­to­má­ti­cas

Des­de una mo­to­ci­cle­ta y una ca­mio­ne­ta se sem­bró el te­rror ayer a eso de las 8:00 de la ma­ña­na.

Un guar­daes­pal­das que la­bo­ra­ba en las ofi­ci­nas re­gio­na­les de la Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de la Re­pú­bli­ca (PGR) fue ul­ti­ma­do a la al­tu­ra de la Ave­ni­da Nue­va Or­leans.

La víc­ti­ma res­pon­día al nom­bre de Mar­ce­lino Mu­ri­llo Hernández, de 62 años, quien vi­vía en Villanueva, Cor­tés, se­gún lo in­for­ma­do por sus pa­rien­tes.

Con el es­col­ta de la PGR via­ja­ba una com­pa­ñe­ra de tra­ba­jo, que es pro­cu­ra­do­ra y a quien los si­ca­rios le per­do­na­ron la vida.

Las au­to­ri­da­des po­li­cia­les in­for­ma­ron que al mo­men­to del aten­ta­do Mu­ri­llo cir­cu­la­ba por la ave­ni­da Nue­va Or­leans rum­bo al sur, en ru­ta a las ofi­ci­nas re­gio­na­les de la PGR, si­tua­das en el ba­rrio La Guar­dia, o sea a unas diez cua­dras de don­de ocu­rrió el cri­men.

Ata­ca­do

Cuan­do el tu­ris­mo co­lor azul de Mu­ri­llo iba fren­te a las ins­ta­la­cio­nes del ins­ti­tu­to Cen­tro Téc­ni­co Hon­du­re­ño Ale­mán fue ata­ca­do a ba­la­zos por los in­di­vi­duos que se trans­por­ta­ban en una ca­mio­ne­ta mar­ca Pon­tiac, co­lor ver­de, y por otros ti­pos que iban en una mo­to­ci­cle­ta negra.

Mu­ri­llo, ya he­ri­do, ace­le­ró la mar­cha de su ca­rro y los ho­mi­ci­das lo per­si­guie­ron sin de­jar de dis­pa­rar­le.

En la hui­da, el vehícu­lo del guar­daes­pal­das co­li­sio­nó, en pri­me­ra ins­tan­cia, con un tu­ris­mo gris y des­pués se es­tre­lló con­tra la par­te tra­se­ra de un bus que cu­bre la ru­ta de la al­dea El Ca­lán, de Villanueva a San Pe­dro Su­la.

Tras el cho­que, dos de los ho­mi­ci­das se ba­ja­ron de la ca­mio­ne­ta ver­de y le or­de­na­ron a la mu­jer que via­ja­ba con Mu­ri­llo que se ba­ja­ra y se fue­ra. Ac­to se­gui­do re­ma­ta­ron al es­col­ta.

Se­gun­dos des­pués y a ve­loz carrera, los mal­he­cho­res hu­ye­ron con rum­bo des­co­no­ci­do.

Los com­pa­ñe­ros de tra­ba­jo de Mu­ri­llo que lle­ga­ron a la es­ce­na del cri­men ma­ni­fes­ta­ron que te­nía seis años de tra­ba­jar en la PGR, don­de era guar­daes­pal­das de los pro­cu­ra­do­res.

Daniel Mu­ri­llo, her­mano del vic­ti­ma­do, di­jo que “lo úni­co que yo pi­do a las au­to­ri­da­des es que in­ves­ti­guen la muer­te de mi her­mano pa­ra que no que­de otro ca­so más im­pu­ne”.

In­di­có que su her­mano era un hom­bre de bien, muy co­no­ci­do y que­ri­do en Villanueva. Ex­pre­só que no cree que lo ma­ta­ron por su tra­ba­jo y di­jo que tam­po­co te­nía enemi­gos.

Ex­pre­só que Mar­ce­lino es víc­ti­ma de la in­se­gu­ri­dad que vi­ve el país “y hay que lla­mar la aten­ción ma­tan­do gen­te”. La Po­li­cía in­ves­ti­ga la par­ti­ci­pa­ción de pan­di­lle­ros en el ase­si­na­to.

Al lu­gar lle­ga­ron ele­men­tos de la Po­li­cía Na­cio­nal pa­ra res­guar­dar las es­ce­na del cri­men. Igual­men­te se hi­cie­ron pre­sen­tes miem­bros de la Di­rec­ción Po­li­cial de In­ves­ti­ga­cio­nes (DPI) pa­ra re­ca­bar los me­dios de prue­ba ne­ce­sa­rios pa­ra co­men­zar las in­da­ga­cio­nes del he­cho.

Tam­bién lle­ga­ron miem­bros del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co y de la Di­rec­ción de Me­di­ci­na Fo­ren­se pa­ra hacer el le­van­ta­mien­to de ley

FO­TOS: EL HERALDO

(1) Lue­go de ser ata­ca­do, Mu­ri­llo Hernández se fue a es­tre­llar con­tra la par­te tra­se­ra de un au­to­bús. (2) En me­dio del ti­ro­teo, la víc­ti­ma tam­bién cho­có con­tra un ca­rro gris. (3) Pa­rien­tes y ami­gos de la víc­ti­ma lle­ga­ron a la es­ce­na del cri­men.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.