Blin­dan las fron­te­ras con­tra la fie­bre ama­ri­lla

Aler­ta El re­pun­te de ca­sos en Bra­sil obli­ga a las au­to­ri­da­des a re­for­zar los con­tro­les en puer­tos, ae­ro­puer­tos y fron­te­ras te­rres­tres en Hon­du­ras. La OPS acom­pa­ña el plan de ac­ción.

Diario El Heraldo - - Portada - TE­GU­CI­GAL­PA RiCA­yDo SÁn­ChEz El He­ral­do ri­car­do.sanchez@el­he­ral­do.hn

Fuer­tes me­di­das de re­gu­la­ción sa­ni­ta­ria se im­ple­men­tan pa­ra evi­tar que per­so­nas in­fec­ta­das con el vi­rus de la fie­bre ama­ri­lla in­gre­sen a Hon­du­ras.

Las au­to­ri­da­des sa­ni­ta­rias en con­jun­to con la Or­ga­ni­za­ción Pa­na­me­ri­ca­na de la Sa­lud (OPS) ya eje­cu­tan me­di­das en el país orien­ta­das a blin­dar las fron­te­ras con­tra la en­fer­me­dad.

Las acciones van orien­ta­das a evi­tar que ex­tran­je­ros y hon­du­re­ños que via­jen a zo­nas en­dé­mi­cas se in­fec­ten y lue­go in­tro­duz­can el vi­rus al país.

El ries­go por la en­fer­me­dad sur­ge lue­go de que en Bra­sil los ca­sos de fie­bre ama­ri­lla han re­pun­ta­do y ya se re­gis­tran 225 fa­lle­ci­mien­tos a cau­sa de es­te pa­de­ci­mien­to.

“Es­ta­mos en ries­go por fie­bre ama­ri­lla, por eso se es­tán to­man­do acciones. Nues­tros es­pe­cia­lis­tas es­tán apo­yan­do en re­for­zar ae­ro­puer­tos y fron­te­ras”, de­cla­ró Ro­dol­fo Pe­ña, nue­vo re­pre­sen­tan­te de la OPS en Hon­du­ras.

La en­fer­me­dad vi­ral agu­da es trans­mi­ti­da por el mos­qui­to Ae­des aegy­pti, mis­mo cau­san­te del zi­ka, den­gue y la chi­kun­gun­ya.

El pa­de­ci­mien­to pue­de cau­sar he­mo­rra­gias y un co­lor ama­ri­llen­to en la piel.

“De­pen­dien­do de las con­di­cio­nes de las per­so­nas pue­de dar pro­ble­mas sis­té­mi­cos, al­te­rar el hí­ga­do, la si­tua­ción re­nal y has­ta pue­de lle­var­los a la muerte”, ad­vir­tió Pe­ña.

Agre­gó que si la en­fer­me­dad in­gre­sa al país ten­drá se­ve­ros im­pac­tos en la po­bla­ción más des­pro­te­gi­da de re­cur­sos, por lo que po­dría co­brar­se mu­chas víc­ti­mas mor­ta­les.

VA­Cu­nA­Ción

El Re­gla­men­to Sa­ni­ta­rio In­ter­na­cio­nal exi­ge a los ex­tran­je­ros que in­gre­san al país y a los hon­du­re­ños que van a via­jar apli­car­se la va­cu­na con­tra la en­fer­me­dad. La apli­ca­ción de la va­cu­na es de ma­yor exi­gen­cia cuan­do las per­so­nas vie­nen o van a paí­ses de Su­da-

mé­ri­ca, el Ca­ri­be y Áfri­ca.

El me­di­ca­men­to se apli­ca en los 18 de­par­ta­men­tos del país. En Te­gu­ci­gal­pa so­lo se apli­ca en el cen­tro de sa­lud Alon­so Sua­zo. La coor­di­na­do­ra del Pro­gra­ma Am­plia­do de In­mu­ni­za­ción (PAI), Ida Be­re­ni­ce Mo­li­na, ase­gu­ró que en es­te año se tie­ne pre­vis­to va­cu­nar a 12,000 per­so­nas con­tra la en­fer­me­dad.

En el cen­tro de sa­lud se apli­ca la va­cu­na de lu­nes a do­min­go de 7:00 de la ma­ña­na a 5:00 de la tar­de.

Pa­ra que una per­so­na pue­da ser va­cu­na­da de­be pre­sen­tar­se con su pa­sa­por­te y el

iti­ne­ra­rio de vue­lo, ya que la va­cu­na so­lo es pa­ra las per­so­nas que via­jan. La do­sis de la va­cu­na es úni­ca, es de­cir, quien la re­ci­be no la tie­ne que volver a re­ci­bir en su vi­da.

El di­rec­tor del Alon­so Sua­zo, Harry Book, in­for­mó que aho­ra se exi­ge la va­cu­na pa­ra las per­so­nas que via­jan a Pa­na­má, ya que exis­te una aler­ta sa­ni­ta­ria.

Una vez que la per­so­na es va­cu­na­da re­ci­be un car­né co­lor ama­ri­llo, quien no lo por­te per­de­rá su via­je. Des­de 1940 no se ha vuel­to a pre­sen­tar un ca­so de la en­fer­me­dad vi­ral en Hon­du­ras.

Vi­gi­lAn­CiA

“Se han re­for­za­do las me­di­das, se ha­ce un tra­ba­jo con­ti­nuo de co­mu­ni­ca­ción y or­ga­ni­za­ción con Mi­gra­ción, al igual que con las lí­neas aé­reas pa­ra es­tar vi­gi­lan­do es­ta si­tua­ción, cuan­do hay per­so­nas que por di­fe­ren­tes cir­cuns­tan­cias tie­nen la ne­ce­si­dad de ve­nir se ha­ce un aná­li­sis de la zo­na que vie­ne, se le va­cu­na y se le da se­gui­mien­to”, de­cla­ró Bredy La­ra, jefe de Vi­gi­lan­cia Epi­de­mio­ló­gi­ca de Sa­lud. Agre­gó que exis­te un te­mor por el via­je­ro in­do­cu­men­ta­do que in­gre­sa al país de ma­ne­ra irre­gu­lar. No obs­tan­te, ase­ve­ró que las per­so­nas que vie­nen del sur por vía te­rres­tre tar­dan bas­tan­tes días en lle­gar y el vi­rus re­quie­re al me­nos 10 días en desa­rro­llar­se, es de­cir, que una per­so­na in­fec­ta­da a los 10 días sen­ti­rá los sín­to­mas y no pue­de se­guir la ru­ta mi­gra­to­ria.

Los sín­to­mas de la en­fer­me­dad son fie­bre, do­lor de ca­be­za, dolores mus­cu­la­res. náu­seas, vó­mi­tos y can­san­cio. La en­fer­me­dad tie­ne un al­to ín­di­ce de mor­ta­li­dad

FO­TO: MAR­VIN SAL­GA­DO

To­DAs lAs tEy­so­nAs quE viA­jAn A zo­nAs DE yiEs­go DE­BEn yECiBiy lA vA­Cu­nA Cont­yA lA EnOEy­mEDAD.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.