Ni­co­lás Guyot cam­bia la fo­to­gra­fía por la ima­gen

El fo­tó­gra­fo fran­cés de­ve­la la cruel­dad de la gue­rra en una mues­tra en el Cen­tro Cul­tu­ral El Ta­ller, de Te­gu­ci­gal­pa

Diario El Heraldo - - Siempre -

En ca­da ima­gen hay un de­seo de ex­pre­sión fí­si­ca y pic­tó­ri­ca, un de­seo de plas­mar las mo­les­tias y los dolores, que no son siem­pre los del au­tor, sino qui­zás los del es­pec­ta­dor, y el de­seo de re­fle­xio­nar so­bre el pa­sa­do y el fu­tu­ro...

Ni­co­lás Guyot in­vi­ta a re­fle­xio­nar so­bre las fron­te­ras entre la fo­to­gra­fía, la pin­tu­ra y la ima­gen.

El fo­tó­gra­fo fran­cés, na­ci­do en 1976, ex­hi­be sus vi­ven­cias co­mo corresponsal de gue­rra en “Imá­ge­nes de lo in­son­da­ble”, una ex­po­si­ción que de­ve­la la cruel­dad de los con­flic­tos bé­li­cos.

La mues­tra, que se es­ta­cio­na en Amé­ri­ca La­ti­na, exac­ta­men­te en el Cen­tro Cul­tu­ral El Ta­ller de Te­gu­ci­gal­pa, lue­go de una gi­ra por Eu­ro­pa y áfri­ca, es una co­lec­ción de imá­ge­nes so­bre las cru­das reali­da­des de Si­ria, Con­go y Ne­pal, cap­ta­das con una cá­ma­ra que se su­mer­ge en las an­ti­guas téc­ni­cas del ro­llo de pe­lí­cu­la y el re­ve­la­do con bro­mu­ro de pla­ta.

Guyot afron­ta un nue­vo re­to en su ca­rre­ra, de­jó de la­do la cá­ma­ra di­gi­tal y se in­ter­nó en mun­dos de bru­tal vio­len­cia pa­ra cap­tar los rostros y los pai­sa­jes del do­lor co­mo lo ha­cían los fo­tó­gra­fos an­tes de la era di­gi­tal.

Un ar­tícu­lo de la Agen­cia AFP de­ve­la có­mo par­te de esa aven­tu­ra es­tá ex­pues­ta en el Cen­tro Cul­tu­ral El Ta­ller, un con­jun­to de 60 obras im­pre­sas en pa­pel, ma­de­ra y te­la, re­to­ca­das con pin­cel y con las pro­pias ma­nos del ar­tis­ta.

La téc­ni­ca

Guyot afir­ma que su téc­ni­ca es sen­ci­lla: es so­lo ha­cer des­apa­re­cer la fo­to­gra­fía pa­ra que nazca la ima­gen.

“La téc­ni­ca del re­ve­la­do con bro­mu­ro de pla­ta re­gre­sa­rá. Re­gre­sa­rá tam­bién la fo­to­gra­fía analó­gi­ca, es­tas téc­ni­cas es­tán vi­vas por­que no he­mos ter­mi­na­do de ago­tar sus po­si­bi­li­da­des”, di­jo el ar­tis­ta a la AFP.

Pe­ro, ¿qué lo lle­vó a dis­tan­ciar­se de los cá­no­nes fo­to­grá­fi­cos con­tem­po­rá­neos? Re­cor­de­mos que sus imá­ge­nes ca­re­cen de la in­can­des­cen­cia de la fo­to­gra­fía di­gi­tal y de los re­to­ques con­se­gui­dos por pro­gra­mas.

La respuesta de Guyot es sim­ple: “Es­ta­ba can­sa- do de ha­cer las mis­mas fo­tos que me pe­dían” de los con­flic­tos ar­ma­dos. “Tra­té de ha­cer al­go di­fe­ren­te”, que pa­sa­ba ne­ce­sa­ria­men­te por re­sis­tir­se al re­cur­so fá­cil de la cá­ma­ra di­gi­tal, afir­ma.

“Te­ne­mos pie­zas de un va­lor his­tó­ri- co sin­gu­lar, co­mo por ejem­plo al­gu­nos re­tra­tos de Si­ria”, re­sal­tó Me­li­na To­rres, fun­da­do­ra del re­cin­to cul­tu­ral, ubi­ca­do en la co­lo­nia La Cam­pa­ña.

To­rres des­ta­có en par­ti­cu­lar una fo­to de rui­nas de la épo­ca del im­pe­rio ro­mano des­trui­das por el gru­po Es­ta­do Is­lá­mi­co en Pal­mi­ra, en el cen­tro de Si­ria, que bus­ca re­fle­jar, más allá del do­lor por el de­rra­ma­mien­to de san­gre hu­ma­na, la trá­gi­ca des­truc­ción del pa­tri­mo­nio cul­tu­ral de la hu­ma­ni­dad.

En su bio­gra­fía hay una des­crip­ción de su obra

Una de las obras es de Pal­mi­ra, las rui­nas ro­ma­nas des­trui­das por ISIS.

que afir­ma que es­ta asal­ta el ojo, el ol­fa­to (por­que si­gue des­pren­dien­do el olor a quí­mi­cos), el tac­to. “Al­go sor­pren­den­te es que po­de­mos ce­rrar los ojos y aban­do­nar­nos a la con­tem­pla­ción de las obras a tra­vés del in­flu­jo de otros sen­ti­dos”, de­ta­lla la pu­bli­ca­ción fir­ma­da por José Ma­nuel To­rres Funes.

De­ta­lla que el po­der de su tra­ba­jo tam­bién re­si­de en esa par­ti­cu­lar mues­tra de duc­ti­li­dad. “Imá­ge­nes de lo in­son­da­ble” es tam­bién una

Das más be 60 pie­ras be la mues­tra que es­tán por pri­me­ra ver en Amé­ri­ca.

pro­pues­ta poé­ti­ca, co­mo es sin pro­po­nér­se­lo, una pro­pues­ta his­to­rio­grá­fi­ca, an­tro­po­ló­gi­ca, et­no­grá­fi­ca u oní­ri­ca, con imá­ge­nes di­fu­mi­na­das y en­ti­da­des des­pren­dién­do­se de su pro­pia his­to­ria, co­mo som­bras in­de­pen­dien­tes que des­pués, con la ayu­da del es­pec­ta­dor, se con­vier­ten en fi­gu­ras”, con­ti­núa To­rres Funes.

En las imá­ge­nes fo­to­grá­fi­cas im­pre­sas so­bre so­por­tes di­fe­ren­tes co­mo la ma­de­ra, la te­la o el pa­pel de acua­re­la, fa­bri­ca­dos por el pro­pio ar­tis­ta, hay lo que el crí­ti­co de­fi­ne co­mo “la bús­que­da de la otre­dad, de una otre­dad cap­tu­ra­da pre­via­men­te a tra­vés de la cá­ma­ra, que co­mien­za a ad­qui­rir su nue­va for­ma en el pa­sa­je al ne­ga­ti­vo y que ter­mi­na de evo­lu­cio­nar du­ran­te el re­ve­la­do e im­pre­sión”

Ni­co­lás Guyot en el cuar­to os­cu­ro de re­ve­la­do.

NI­CO­LÁS GUYOT El ar­tis­ta po­sa en me­dio de dos obras de la ex­po­si­ción “Imá­ge­nes de lo in­son­da­ble”. La ex­po­si­ción es­tá abier­ta al pú­bli­co has­ta ma­yo en el Cen­tro Cul­tu­ral El Ta­ller, de Te­gu­ci­gal­pa.

El ar­tis­ta del len­te plas­ma la cruel­dad de la gue­rra en sus fo­to­gra­fías, to­ma­das con ro­llo e im­pre­sas con la vie­ja téc­ni­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.